LA LIBERTAD Y LA RESPONSABILIDAD SON ALIADAS. VIVAMOS

Compartimos la siguiente reflexión del profesor Dr. Alberto E. Cobián Mena. Profesor Titular y Emérito  UCM-SC. Presidente de la Sociedad Cubana de Psicología de la Salud.

Amigo lector:

Son elevados los retos que tenemos como ciudadanos de este país en el enfrentamiento al COVID-19,  el que  se ha convertido en pandemia  a nivel mundial, cobrando miles de vida –y las sigue cobrando- y  se va extendiendo cada vez más a numerosas regiones  y gran cantidad de países, sin discriminar  si son ricos o pobres, europeos, asiáticos o africanos, si sajones, eslavos o latinos.

Cuba tiene una particularidad que al  mismo tiempo es una fortaleza indiscutible, que la prepara de mejor manera para tal enfrentamiento y es su Sistema Nacional de Salud, el que es accesible, gratuito y universal, teniendo como eje  de sus acciones a la PREVENCION.

Sin embargo, me vienen a la mente, al menos dos preguntas

¿Qué efectividad real puede tener un sistema de salud como el nuestro si no es acompañado en sus acciones por nuestra ciudadanía?

Sin el acompañamiento de los  hombres y mujeres de este pueblo, se hace inoperante y lo condenamos a arar en el mar.

¿Qué demandan de nosotros las autoridades políticas, gubernamentales, salubristas  y todo el país?

Demandan no dejarles solos en el elevado empeño de mitigar los efectos dañinos de esta enfermedad,  tales como las muertes, el pánico, y otros efectos devastadores. Demandan estar acompañados al máximo y solo lo estarán si nosotros somos disciplinados y organizados en nuestras conductas y acciones.

Las epidemias, las  pandemias se propagan más rápido si no hay aislamiento social. Para ello es necesario que asumamos responsablemente, que no hacerlo es expresión de tener una pobre percepción del riesgo de lo  que ello entraña y que entonces de manera indisciplinada andemos por las calles sin nasobuco, no observemos la distancia a mantener, que las personas que somos de alto riesgo no nos protejamos y seamos entonces capaces de afectar a otros y muchas otras cosas que harían interminable este párrafo.

Me vienen entonces  a la mente dos famosas dicotomías expresadas por Jean Paul Sartre y Erich Fromm respectivamente, dadas en las expresiones siguientes.

  1. Libertad-Responsabilidad
  2. El hombre se sabe mortal, pero se aferra a la vida

La libertad, incluida la de movimiento no puede ser libertinaje y menos de movimiento. La libertad está consagrada como un derecho universal, pero jamás puede ir en detrimento de la responsabilidad personal y colectiva, incluida la de protegernos y proteger a los demás.

La libertad es también conciencia de la necesidad. Ahora hablamos de una necesidad histórica, urgida en su satisfacción  y ello se impone

Seremos tan libres mientras más conscientes estemos de que nos protegemos a nosotros mismos, a nuestras familias, amigos, allegados, conocidos, en fin a nuestro país.

Charles Darwin  nos enseñó que el hombre nace, vive, crece, se desarrolla y muere como proceso natural

Hemos aprendido también que lo más importante que tenemos es nuestra propia vida, llena de hermosos e importantes proyectos.

No le impidamos, no le robemos a nadie, que pueda materializar tales anhelos y sueños

Hacerlo pasa por el prisma de ser justos, humanos, altruistas y responsables.

Seámoslo entonces. Vivamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *