Sapiencia en función de salvar vidas

Es necesario que se sepa: una planta para la producción de hipoclorito de sodio, ubicada en la Facultad de Ingeniería Informática, Telecomunicaciones y Biomédica, de la Universidad de Oriente, contribuye a la lucha contra la COVID-19.

Según nos comentó la Dra.C Miriam Marañón Cardone, Decana de esta Facultad, la Planta produjo, al inicio de que se conociera la evolución de esta Pandemia, 70L diarios. Luego incrementó la cifra a 90L.

Las producciones se entregaban, en un inicio, a las áreas de la Universidad de Oriente, y a la Dirección Provincial de Atención Técnico Material.

En estos momentos se mantiene la entrega a los sitios de la Institución universitaria que laboran en medio de la contingencia. También lo recibe el centro de aislamiento creado en esta Casa de Altos Estudios oriental, con motivo de la COVID-19. Actualmente se produce la considerable cifra de 540 litros de hipoclorito de sodio al 3%.

Esta Factoría surgió como consecuencia de una investigación realizada por el Dr.C. Francisco Monier. Se coordinó su montaje con la Empresa RETOMED. Fundamentado en la creación de esta Planta y de conjunto con varias facultades, así como también en coordinación con la Universidad, se pretende hacer una transferencia con el fin de montar una similar, aunque más pequeña.

La Planta de hipoclorito de la Universidad de Oriente está basada en la realización de una reacción electroquímica en una solución de cloruro de sodio; lo que significa que a una solución salina se le pasa corriente, para así producir el hipoclorito.

Esta es una muestra de la contribución de la Alma Mater oriental a la lucha contra la COVID-19. La ciencia se pone al servicio de la salud de las personas: sapiencia en función de salvar vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *