Alerta con nuestro Twitter

El pasado 12 de mayo se conoció la noticia de la suspensión de las cuentas, en Twitter, pertenecientes a la Unión de Jóvenes Comunistas (@UJCuba). Se procedió de forma similar con la de su recién electo Primer Secretario, Diosvany Acosta Abrahante (@AcostaDiosvany).

Durante el mes de marzo tambien fueron canceladas cuentas de la prestigiosa organización juvenil. Así sucedió con la perteneciente a la precedente Primera Secretaria, Susely Morfa González, y a la del 11no Congreso de esa organización.

Amén de estas suspensiones, se creó un perfil falso del actual Primer Secretario de la UJC, (@DiosvanyAcosta). Esto se materializó el primero de mayo, justo cuando se anunciaba su elección.

Es importante acotar que hemos conocido, recientemente, mediante el espacio televisivo Mesa Redonda, el sitio Cubadebate, así como por una buena parte de los medios de comunicación del país, que decenas de periodistas y personalidades, igualmente fueron víctimas del bloqueo arbitrario de sus respectivas cuentas.

Durante el monitoreo habitual de las redes, que realiza la Dirección de Comunicación Institucional de la Universidad de Oriente (UO), sus especialistas, se han percatado de la pérdida de seguidores de una manera abrupta y sintomática. En los últimos 30 días ya se extrañan un total de 238; cifra preocupante y exagerada. Sobre todo si lo comparamos con el comportamiento habitual de los seguidores, siempre en aumento, que ha mantenido el perfil de la Alma Mater, en los últimos tiempos.

El día 12 de mayo, la Universidad compartió 9 tuits sobre la conferencia de prensa del Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, relacionados con lo concerniente al ataque a la Embajada cubana, radicada en los Estados Unidos.

Como consecuencia, casi inmediata, de estas publicaciones, se perdieron en esa misma jornada, 87 seguidores. Muchos radican en EE.UU.; otros eran cuentas suspendidas.

Preocupados con el particular, establecimos contacto con algunos de nuestros seguidores; así pudimos constatar que continuaba su fidelidad a la cuenta (@UOCuba). Sin embargo, en la métrica de los datos, aparecían como seguidores perdidos.

Ante este complejo y preocupante escenario, la Dirección de Comunicación Institucional de la UO, continúa monitoreando esta anómala situación.

Hemos considerado pertinente y necesario, utilizando nuestros canales seguros, poner en conocimiento de la toda Comunidad Universitaria, los detalles de tan arbitraria situación.

1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *