La tierra también necesita de la ciencia

Por: Marinelis Lora Castro

Si el hombre sirve la tierra sirve”, sentenció nuestro José Martí. Hoy, en la Patria del Apóstol, hay muchos hombres de bien.

Lo estamos viendo, por ejemplo, en la activa participación de profesores y estudiantes de la Universidad de Oriente para el desarrollo de la Finca 1 La República, de Santiago de Cuba.

Una inyección de ayuda ha recibido el personal de esta Finca, con la presencia de hombres de bien; hombres que respondieron todos a la convocatoria del Consejo de Defensa Provincial para el aporte a la economía del país.

Profesores y estudiantes realizan trabajos productivos, como la limpieza de los canteros, la siembra de semillas y el acondicionamiento de la finca, para que la cosecha prospere lo más pronto posible. Con responsabilidad y ahínco, están contribuyendo en el surco, para propiciar los tan demandados alimentos.

Gracias a este apoyo la labor agrícola se concreta con prontitud; así lo reconocen los trabajadores del lugar, en especial el Jefe de la Finca 1 La República, Nivlado Maturrell Calzado:

«Estamos agradecidos por el personal de la Universidad de Oriente, destacar que trabajan rápido y con calidad. Se ve la juventud y el espíritu de trabajo logrando mayor unidad. Al contar con mayor apoyo el trabajo es más rápido, coherente y hay mayor producción». –

Durante esta semana, la facultad de Cultura Física de la Universidad de Oriente, es la encargada de la fuerza de trabajo con más de 40 participantes . La combinación de conocimiento ancestral y científico, para una mayor producción, es de vital importancia; por lo que se reconoce hoy, positivamente, el trabajo de ciencia y conciencia que realizan los integrantes de la Universidad de Oriente.

«Aquí batallamos buscando alternativas, a pesar de las limitaciones con los recursos, por ejemplo con los bactericidas producto en falta por el bloqueo económico que impone EE.UU a Cuba. Trabajamos duro para incrementar la oferta de alimentos». -También nos comentó Nivaldo, Jefe de Finca.

En el campo «se batalla», a pesar de las limitaciones con los recursos, para incrementar la oferta de alimentos sanos y nutritivos. Las decisiones adoptadas por el Consejo de Defensa Provincial, para garantizar la alimentación en medio del enfrentamiento al nuevo coronavirus, evidencia hoy la voluntad por un mayor desarrollo de la agricultura urbana.

El Consejo de Defensa insta al uso óptimo de la tierra; y a la búsqueda de alternativas y soluciones para los problemas que hoy enfrenta el sector.

Aportar al país, desde esta vital área, es la máxima que exige la situación actual. «En el campo se está decidiendo la suerte de Cuba», es una frase muy dicha pero muy cierta.

La tierra esta demandando de todo el conocimiento y apoyo de los cubanos. Y, quizás más que antes, la tierra también necesita de la ciencia y la conciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *