Anhelado encuentro en la UO

Este martes, 1 de septiembre, reinició el curso escolar 2019-2020, en Santiago de Cuba. El objetivo inmediato es culminar dicho período lectivo, que quedó trunco como consecuencia de la Pandemia. Consecuentemente, el suceso, trae consigo nuevas orientaciones y dinámicas, que incluyen el total cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias que exige la compleja actualidad.

Estudiantes en su llegada a las Becas. Foto: Rovier Mesa Rodriguez

Aunque la Ciudad Héroe ha logrado mantenerse, por más de 3 meses, sin transmisión autóctona de la Covid-19, cualquier cuidado es poco, teniendo en cuenta que todo el país está en riesgo. De ahí que los centros educacionales deberán aplicar un conjunto de regulaciones sanitarias de estricto cumplimiento.

Específicamente, hago un llamado a toda la comunidad de la Universidad de Oriente,  a la conciencia, a la disciplina, a la responsabilidad, al orden y al cumplimiento de las medidas sanitarias, para afrontar el riesgo que corremos todos: es una necesidad el  uso obligatorio del nasobuco; así como el lavado y desinfección de las manos, calzados y superficies. Es importante que las personas que presenten síntomas respiratorios no asistan a los centros educacionales.

Los imprescindibles bañós podálicos. Foto: Rovier Mesa Rodriguez

El Ministerio de Educación está haciendo un enorme esfuerzo, que es parte de las estrategias implementadas, para lograr el distanciamiento físico dentro de los locales; de manera que, por esta causa, se ha concebido el reajuste de horarios y el empleo de otras locaciones.

Mantengamos el distanciamiento; no seamos parte de la formación de conglomerados; y, es muy importante, que tengamos baños podálicos en la entrada de oficinas, albergues, edificios, aulas, comedores, en fin en cada uno de los espacios de la Alma Mater Oriental. Es imprescindible prevenir, antes que lamentar un rebrote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *