Por un mundo sin Violencia

Pensar en violencia de género, específicamente contra la mujer, parecería algo del siglo XV; sin embargo, ni el desarrollo, ni el avanzado nivel de educación y conocimiento alcanzados en esta centuria, han podido erradicar ese mal. Las estadísticas actuales en el mundo, confirman el hecho de que las mujeres siguen siendo víctimas de la violencia.

La literatura especializada describe las formas que asume la violencia de género, que van desde el maltrato simbólico hasta la muerte, incluyendo en esa gama la violencia psicológica, sexual y física, el acoso sexual, las violaciones, la prostitución forzada, el tráfico de mujeres y niñas, el feminicidio, el incesto, la violencia sexual contra mujeres detenidas o presas, la violencia contra las mujeres desarraigadas, la mutilación genital femenina, el infanticidio femenino y el acceso diferencial a los alimentos; así como el control coercitivo sobre la reproducción, ejercido tanto por individuos como por el Estado, entre otras, que afectan a millones de millones de féminas en el mundo, solo por el hecho de ser mujeres.

En Cuba, según la encuesta sobre igualdad género realizada en 2018, el 26,7 % de las mujeres entre 15 y 74 años, fueron víctimas de alguna manifestación de violencia en su relación de pareja en los 12 meses previos. Un 22,6 por ciento lo fue además en algún otro momento de su vida. La variante que prevalece es la sicológica, y en segundo lugar la económica, dos elementos puestos a prueba en la actualidad.

Sin embargo, solo el 3,7 por ciento pidió ayuda a la Fiscalía, la policía o la FMC. Por ello, diversas instituciones se mantienen alertas para visibilizar, orientar y actuar sobre cualquier expresión de violencia en el difícil contexto actual; y el servicio de consejería del OAR mantiene el acompañamiento sicológico y jurídico por vía telefónica y por correo, tanto para los casos que ya recibían su atención como para otros nuevos; con una frecuencia adaptada a las condiciones y necesidades individuales.

Este servicio mantiene constante relación con la Fiscalía General de la República (FGR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) para consensuar acciones en cada caso.

Las Naciones Unidas definen la violencia contra la mujer como: “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. La violencia y el abuso afectan diariamente a las mujeres de todo tipo de orígenes y estratos, de ahí la necesidad de seguir trabajando en contra de estos hechos.

La violencia contra las mujeres es una violación de derechos humanos, y un problema de salud pública que afecta a todos los niveles de la sociedad en todas las partes del mundo. Desde niñas hasta mujeres mayores, una de cada tres mujeres es golpeada, forzada a tener relaciones sexuales, o abusada de otra manera en su vida. Estudios de la OMS muestran que la violencia por parte de una pareja íntima es la forma más común de violencia contra mujeres en el mundo.

En Santiago de Cuba las instituciones del estado toman partida en estas situaciones; se suma también desde noviembre del año 2000, la Universidad de Oriente, que cuenta con la Cátedra  Honorífica “Género y Sociedad”, especializada  en temas tan polémicos como la violencia contra la mujer, la igualdad de género  y cualquier proceso inclusivo de la sociedad contemporánea. Adscripta a la Facultad de Ciencias Sociales, en sus inicios se nombró “Mujer, universidad y desarrollo”, y contaba con la presencia de Vilma Espín como miembro de honor.

La colaboración con la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia, y los vínculos con otros organismos e instituciones, han permitido el desarrollo de acciones significativas de formación a través de disímiles proyectos. Esencial en 20 años de trabajo de la Cátedra han sido las capacitaciones realizadas y el proceso interdisciplinario que ha permitido la unión de carreras como Filosofía, Psicología y Sociología. La visibilidad alcanzada en las redes sociales y en medios de comunicación de la provincia son muestra del arduo trabajo de los integrantes de esta cátedra dirigida actualmente por la MSc Kirena  Chaveco.

En la historia   de “Género y Sociedad” de la Universidad de Oriente  se puede encontrar: actividades realizadas en el marco de la celebración de la jornada por la No Violencia hacia las mujeres y la niñas y promoción de la Campaña Evoluciona; el Taller de sensibilización “Rompiendo el Silencio” y presentación de la Campaña Evoluciona , en el IPU Elvira Cape del municipio Songo La Maya;el curso Mujeres Cubanas para estudiantes canadienses, de la Universidad de Augustana, Alberta; el VIII Seminario Internacional de la Red de estudios de género en Universidad Iberoamericanas; foro debates sobre el papel de la familia frente a la covid-19.

Otros temas abordados han estado relacionado con la campaña Evoluciona, la violencia de género y el embarazo en la adolescencia. Además, varias son las investigaciones y tesis con aportes a un tema que, hoy la ONU sostiene como tema crucial. Desde su fundación han llevado a la docencia de pregrado y postgrado la perspectiva de género.

Este noviembre celebrarán su 20 cumpleaños, concentrados en defender los derechos civiles, la condición jurídica y social de la mujer, la reproducción humana y la planificación familiar, así como, el reconociendo al papel que juega la sociedad y la tradición en la limitación del desarrollo pleno de la mujer. La Cátedra Honorífica “Género y Sociedad “, de la Universidad de Oriente, tiene como objetivo principal preparar a los estudiantes y a la sociedad en general para vivir en un mundo de igualdad, creando una cultura en torno al ejercicio de los derechos de la mujer; reconociendo que un mundo sin violencia es nuestra responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *