El derecho a ser libres

Hace mucho tiempo escuché que el respeto al derecho ajeno es la paz. Benito Juárez nos enseñó esta frase, no como una consigna sino como una filosofía de vida.

¿ Y hemos pensado si cumplimos, los seres humanos, con este importante precepto para sobrevivir?

Hay quienes prefieren olvidarse del respeto que se debe tener para vivir en una sociedad y olvidan muchos imprescindibles valores.

La declaración universal de los Derechos Humanos estableció pautas que cada país adquirió, de acuerdo con sus características.

Más allá de eso, los cubanos, tenemos la obligación de preservar los principios alcanzados por nosotros mismos. Durante seis décadas la Revolución Cubana logró que el pueblo alcanzara derechos elementales tales como la salud y la educación, entre otros.

Esas conquistas tenemos la obligación de defenderlas, sin temer enemigos superiores en fuerza militar, ni hegemonía alguna.

Es así que elegimos, indefectiblemente, seguir siendo partícipes de una lucha de ideas y de conciencia, para mantener ese inconmensurable derecho a ser libres.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es derechshumanos-2-500x314.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *