El que rige y gobierna

“Aquel que rige o gobierna” es la definición, en función sustantiva, de la palabra rector; como adjetivo define a la persona a cuyo cargo está el gobierno de una institución, especialmente de una Universidad.

Haciendo justicia a su apelativo, el Edificio del Rectorado, se erige imponente, como indiscutible Gobernante de la Comunidad Universitaria.

Abrirse paso por su Marquesina, desandar sus rampas voladizas, disfrutar del paso del sol a través de su inmaculada cristalería, visitar sus extensos salones, sentarse en el Teatro Universitario, asistir a la exquisitez de sus paraninfos…es casi estar en el país de nunca jamás; es ser admitido por el andén 9 ¾ para tomar el expreso de Hogwarts; es como tomar la mano de Miguel Ángel para conocer la Capilla Sixtina o permitir que Da Vinci nos pasee en su recién inventado helicóptero. Toda una aventura hacia el conocimiento es regalarnos la bienvenida que nos ofrece el Edificio del Rectorado de la Universidad de Oriente.

A finales de la década del 50 la Universidad de Oriente no contaba con locales suficientes para el desempeño de sus actividades docentes y de servicios; estas se encontraban distribuidas entre las pocas áreas que existían para entonces, sin las condiciones adecuadas. Otras estaban ubicadas en áreas ajenas a la Universidad, que habían sido prestadas; sin contar las dependencias que no poseían locales en ningún lugar. Para darle solución a estas insuficiencias, se propone la construcción del edificio que se identifica como Rectorado. Los planos del proyecto fueron hechos en 1956, por los arquitectos Eduardo Cañas Abril y Nujím Nepomechie.

Edificación del subconjunto fundacional de la Universidad de Oriente, constituye exponente de la arquitectura del Movimiento Moderno; desarrollado en la década del cincuenta. El Edificio del Rectorado presenta rasgos del racionalismo, donde se aprecian las cubiertas planas, la planta libre, el uso de pilotes, estructura de esqueleto, grandes fenestraciones de cristal, fuerte relación interior – exterior, empleo de quiebrasoles y adaptación a la topografía.

Erigido con estructura de esqueleto de hormigón armado y con variadas texturas: paredes con repello fino, enchapes de mármol y celosías de barro. Consta de un sótano, planta baja, azotea y tres niveles a los que se accede a través de rampas; una marquesina resalta el acceso principal al mismo.

En 1959 todavía el edificio estaba en construcción; pero se fue utilizando para los propósitos principales del centro de altos estudios en la medida en que se iban terminando parcialmente sus instalaciones, hasta que se concluyó en 1960.

A lo largo de los años y hasta la actualidad, el edificio ha experimentado múltiples modificaciones funcionales internas, en lo que se refiere a la utilización de sus locales; resultado del traslado de algunas dependencias a otras edificaciones, la desaparición de algunas y la realización de adaptaciones para asimilar otras. En el mismo ha funcionado: el Rectorado, Dependencias Económicas y Administrativas, la Secretaría General, la Cafetería, la Librería, el Teatro Universitario, aulas, locales de la UJC, del PCC, del Comité Sindical Universitario, entre otras. Aunque actualmente sigue asimilando transformaciones de este tipo, esto no ha afectado su expresión exterior.

Una vez terminada su construcción fue embellecida con murales referentes al desarrollo de la cultura universal y nacional. La fachada principal, en su volumen menor cuenta con una pintura mural inaugurada el 13 de enero de 1994 realizada por artistas alemanes y cubanos y que responde al proyecto INTERNOS. Dicha pintura mural, se distingue desde muchos puntos de la ciudad de Santiago de Cuba, por su tamaño y por significar la universalidad de la cultura con relación al ser humano y la escala del saber en ascenso, lo que se adecua al quehacer universitario.

En la planta baja 10 frescos relativos al proceso histórico de la lucha por nuestra independencia. Todo el edificio está concebido por la línea de una arquitectura contemporánea con materiales tales como: mármoles de sigua, techos acústicos de aluminio y cristal, preparando para dotarlo de aire acondicionado y calibrando con los mejores equipos.

Por sus valores, este edificio fue propuesto por Cuba en 2008 para su inclusión en el Registro del Docomomo Internacional dentro de la arquitectura escolar.Ha sido reconocido como ejemplo paradigmático del racionalismo cubano en diversas publicaciones especializadas.

En la planta baja, a un lado de la caja de escalera se encuentra una tarja dedicada a Ernesto Guevara de la Serna, por haber visitado esta edificación en varias oportunidades.

Aunque este inmueble ha experimentado muchas modificaciones funcionales internas, y actualmente sigue asimilando transformaciones, no se ha afectado su expresión exterior.

El Edificio del Rectorado te invita, en reto perenne, a adentrarte en el alucinante mundo del conocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *