La formación doctoral en tiempos de Covid-19.

La Universidad de Oriente es Institución autorizada para la formación doctoral, en 15 programas. Varios son los retos que ha tenido que asumir este proceso por la incidencia de la pandemia de Covid-19; sin embargo, la tecnología ha sido una garantía para la continuidad de la formación doctoral.

A propósito conversamos con la Dr.C. Sonia Caridad Ruiz Quesada, miembro efectivo del Consejo Científico de la Universidad de Oriente.

¿Cómo han desarrollado la formación doctoral en este periodo de Covid -19?

La formación doctoral es una de las prioridades de trabajo de la institución, para lo cual dedica recursos materiales, financieros y lo más importante, el potencial científico de su claustro. Durante el año 2020 la formación académica de posgrado en general y específicamente la formación doctoral se vieron afectadas por la propagación de la Pandemia Covid-19. A pesar de ello y teniendo en cuenta el perfeccionamiento del sistema de grados científicos en Cuba, iniciado a partir del decreto ley 372/2019 y la R. 139/2019, los esfuerzos de la Institución se enfocaron hacia este perfeccionamiento. Se generaron debates, análisis de procedimientos, nuevas propuestas del cómo llevar adelante la formación en momentos de aislamiento social.

Al mismo tiempo se fueron evaluando las condiciones para la realización de actos de pre defensa y defensa virtual. La UO en el mes de septiembre de 2020 realiza su primera defensa del año, de manera presencial y en ese momento parecía un sueño lograr los indicadores, que ajustados por la Pandemia Covid-19, se habían pactado. Durante los meses de octubre y hasta enero se desarrollaron defensas de manera presencial en los Tribunales de Ciencias de la Educación, Ciencias Jurídicas, y Economía Aplicada, pues así lo permitían las condiciones epidemiológicas del país.

De todas formas, continuaba el fantasma del SarsCOV-2, amenazando con el cierre de territorios y del país. El Ministerio de Educación Superior, a través de la Comisión Nacional de Grados Científicos emite la Instrucción 2/2020. Dando las pautas, procedimientos y responsabilidades de los actores del sistema de grados científicos para la realización de defensas doctorales con elementos de telepresencialidad. Con dicha Instrucción las universidades cubanas, los programas con sus comités y claustros y los doctorandos, sintieron gran satisfacción porque significaba “Esperanza” en tiempos difíciles.

¿Cuántas defensas lograron de manera virtual?

A partir del establecimiento de la instrucción 2/2020, la UO comenzó a realizar las coordinaciones con los tribunales permanentes en los que tenía planificadas defensas y es así como podemos, con gran satisfacción, hoy exhibir seis defensas exitosas con elementos de telepresencialidad. De ellas 1 en C. Jurídicas, 2 en C. Sociológicas, 1 en Construcciones e Hidráulica, 1 en Ing. Mecánica y 1 en Electrónica y Comunicaciones. En ellas han participado doctores de las universidades de La Habana, Central de las Villas, Camagüey, Holguín, Moa, Granma, Guantánamo y Oriente. En todas estas instituciones se necesitó colaboración, apoyo tecnológico y compromiso de directivos, equipos de especialistas en informática y comunicación y por supuesto, los doctores miembros de los tribunales.

Además de las defensas propias, la UO abrió sus brazos de Alma Mater Oriental a dos doctorandos formados en programas de la UCLV y la UH para que sus defensas se realizarán desde aquí en los tribunales de Psicología y Termotecnia.

¿Qué significó asumir el reto del trabajo a distancia o teletrabajo? 

Desde lo científico este cambio constituyó un reto, se necesitó cambiar paradigmas, mentalidades y abrir paso a una realidad totalmente diferente a la vivida en décadas atrás.  Significó trabajo, dedicación, paciencia, coordinación de todos y unidad. Para poder mostrar resultados exitosos.  El 2021 se proyecta a partir de este nuevo escenario.  Por tanto, ya la UO está solicitando y coordinando con los Tribunales Permanentes las próximas defensas. Otro momento importante ha sido la autorización para que se organicen actos de pre defensa con elementos de teleprecencialidad siempre y cuando se justifique su necesidad y se dispongan de las condiciones para su realización. Ello constituye un paso vital para la continuidad de la formación doctoral y la posibilidad de avanzar en pre defensas y defensas.

¿Qué sucede en el caso de los doctorandos extranjeros?

Un punto importante, que aún requiere de análisis y aseguramiento, ya que pasa por cuestiones legales exteriores, es esta, la realización de actos de pre defensa y defensa de doctorandos extranjeros.  Para ello, se trabaja en la búsqueda de los aseguramientos y acompañamiento de instituciones extranjeras que garanticen solemnidad y condiciones para esos actos.

Los resultados alcanzados hasta la fecha muestran la vitalidad del proceso de formación doctoral en la Universidad de Oriente, aún en tiempos de Covid-19.

Los encargados de llevar a cabo esta dinámica, del ámbito universitario, muestran optimismo y trabajan por mejorar los indicadores de calidad y garantía, del rigor científico, que está formación requiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *