¿Perversión sexual o parafilia?: Un libro contra la discriminación y los prejuicios (+Audio +Foto +Video)

Por: Jeniffer Cebreco Cuenca (Estudiante de Periodismo)

La sexualidad es un elemento importante en la vida de las personas, sin embargo, sus connotaciones psicosociales hacen que sea un fenómeno complejo y difícil de enmarcar en criterios operativos.

La conducta social, al igual que el comportamiento humano, es plural y compleja, con lo que desafía los esquemas de clasificación demasiado sencillos.

El empleo del término parafilias como reemplazo de “aberraciones” y “perversiones” es un hallazgo de la sexología del siglo XX , según explica el libro ¿Perversión sexual o parafilia? de la Doctora en Ciencias Sociales Iliana Gorguet.

La incorporación de la palabra parafilia para denominar estas conductas sexuales, no se trata meramente de una denominación diagnóstica, sino que habla del reconocimiento de un enfoque humanístico – científico. Este integra, desde los descubrimientos del funcionamiento cerebral hasta las maniobras sistemáticas de los terapeutas, que tratan la conducta sexual humana, asevera la doctora Gorguet en su investigación.

Comprender  en qué consisten las parafilias permite descubrir por qué el ser humano es tan variable en su satisfacción sexual; por qué somos sensibles a unos procesos y a otros no; y cómo ocurre el proceso de selección del estímulo que produce placer.

¿Cuáles son los grados de las parafilias?

Se han planteado tres grados para clasificar las parafilias, según la Asociación Mundial de Psiquiatría:

  • Mínimo: Expresión erótica fantaseada o actuada, reconocida como placentera por el individuo y que aparece espontáneamente sin perturbar las actividades sexuales convencionales; puede aparecer en forma espontánea, reiterada o persistente. Es cuando la parafilia no le produce daño a terceras personas y no necesita tratamiento alguno. Ambas partes de la pareja lo disfrutan y están de acuerdo en llevarlo a cabo.
  • Acentuado: Expresión erótica fantaseada o actuada reconocida como placentera por el individuo. Se busca insistentemente la realización de la fantasía para alcanzar la satisfacción sexual.
  • Dependiente: Es cuando la fantasía erótica afecta e interfiere en la relación sexual, de tal forma que se desarrolla un carácter impulsivo, pues lo único que sacia la excitación es la ejecución de esa fantasía. La parafilia se convierte en una adicción, donde el individuo solo llega a la excitación a través de esta.

Otros autores utilizan los siguientes grados:

  • Leve: Cuando la parafilia se expresa ocasionalmente
  • Moderada: Cuando implica una manifestación conductual mayor.
  • Severa: Si lleva al sujeto a niveles de compulsión, que en ocasiones implica que el individuo parafilico cometa actos delictivos, según el tipo de parafilia que presenta.

Otros las clasifican en:

  • Benignas: Se caracterizan por el mutuo consentimiento de la pareja
  • Patológicas : Se practican sin dicho consentimiento

¿Cuáles son los factores inconscientes en el sujeto al momento de llevar a cabo un acto parafílico?

  • Voluntad de poder: A través de la práctica parafílica, el sujeto se demuestra a sí mismo que es superior a su víctima, o sea, quien la lleva a cabo disfruta de una sensación de poder sobre la persona con quien la realiza, se siente por encima de ella y con capacidad para hacer lo que desea.
  • Riesgo: El riesgo de llevar a cabo el acto parafílico genera una excitación en cada evento y además, se pone a prueba y trata de demostrar que es capaz de vencer a rivales de antaño.
  • Sentimiento de revancha: El parafílico presenta el sentimiento de revancha como una compensación del daño que sufrió durante su infancia y se acompaña de hostilidad y resentimiento.

La sexología es la ciencia encargada de estudiar las diversas formas en que cada ser humano puede ser sexual; sin embargo existen aún muchos prejuicios en nuestra sociedad en cuanto a este tema.

La tolerancia hacia otras conductas que no dañen la integridad moral ni física de un tercero, es la clave para ampliar el conocimiento de la sexualidad llamada normal; para volver más justa la sociedad cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *