Formación Doctoral en la UO: pertinencia y eficacia

En la Universidad de Oriente, como institución científica, tecnológica y humanista, la formación doctoral constituye un proceso esencial para elevar la calidad del claustro y de los profesionales, nacionales y extranjeros.


En 70 años de historia la misión de la formación de capacidades al servicio de la sociedad, se ha cumplido. Decía Martí que a un mundo nuevo corresponde la Universidad nueva, por eso en los últimos años las formas de hacer se han ido renovando.


Para conocer detalles del avance de la Formación Doctoral en el Alma Mater oriental, conversamos con la Dr.C. Mayelin Cabezas Salmón, Jefa de Departamento de Formación Doctoral.
En la conversación nos explicó cómo funciona el Departamento:


Primero reconocer, que no podemos mencionar el Departamento de Formación Doctoral, sin mencionar el proyecto transversal del Proyecto VLIR, resultado de la unión de la Universidad de Oriente y Universidades de Bélgica, referido a la Escuela Doctoral (ED). El Proyecto VLIR, en su segunda fase, plantea un proyecto transversal que presenta a la Escuela Doctoral. Escuela con el objetivo de contribuir a la sostenibilidad de los programas de doctorado y los resultados de investigación científica de nuestra universidad; permitir una estructura que ofrece el desarrollo de habilidades científicas, capacidades en innovación y transferencias del conocimiento a la industria y a la sociedad en general. También refuerza la adquisición digital de la mayoría de los servicios de la universidad

El Departamento atiende 15 programas de doctorado:
Ciencias de la Educación
Ciencias Sociológicas
Ciencias Jurídicas
Automática
Ingeniería Biomédica
Ciencias Económicas y Contables-Financieras

Ciencias Ambientales
Ciencias Básicas
Biotecnología
Patrimonio.
Ciencias Históricas y Filosóficas.
Ciencias Lingüísticas y Literarias.
Construcciones e Hidráulica en zonas sísmicas.
Ingeniería Mecánica
Ingeniería Química

Acerca de los programas la Dr.C comentó:


La Universidad de Oriente actualmente desarrolla 15 programas de doctorado. Destacamos más de 400 doctorandos de toda la región oriental y de otros países, destacándose Ecuador, Colombia, Venezuela, Angola, entre otros, también contamos con colaborados y miembros de los tribunales de otros países, por ejemplo, de Bélgica, México, Colombia, por mencionar algunos.

Todo el proceso formativo se materializa a través de proyectos de investigación sectoriales, nacionales e internacionales, que son el sostén de las investigaciones y se insertan en las líneas de investigación aprobadas a nivel institucional. Todo este trabajo ha fomentado el desarrollo personal y científico de los docentes, investigadores y colaboradores; ha potenciado los recursos humanos dedicados a la investigación y la formación doctoral.


La Escuela Doctoral es un proyecto que generará un impacto positivo y necesario en el perfeccionamiento del trabajo que se ha realizado hasta la fecha. Así lo confirman las palabras de la Jefa del Departamento de Formación Doctoral:Tenemos la Escuela Doctoral (ED), de formación reciente, año 2019, y forma parte de los resultados del proyecto transversal perteneciente al VLIR. La ED se gestiona como dependencia universitaria, de carácter académico y administrativo, dirigida fundamentalmente a la actividad de formación posgraduada cuyo resultado final conduce a la formación doctoral. Es la estructura universitaria responsable, de conjunto con las facultades y ETI, desde el punto de vista académico y administrativo, de los estudios de Doctorado de la Universidad, es responsable de la formación de los investigadores que desarrollan su actividad investigadora para la obtención del título de doctor. La ED se desarrolla desde el Departamento de formación doctoral que se subordina a la Dirección de Posgrado de la Universidad de Oriente.


La ED se concibe con el siguiente principio de funcionamiento: Una infraestructura central mínima para la coordinación y el asesoramiento de actividades de trabajo doctoral grupal, descentralizada en su ejecución, haciendo uso de los diversos espacios que posee la Universidad para el desarrollo de la actividad de posgrado.

Entre sus funciones se encuentran: 1-Desarrollar un amplio conjunto de actividades formativas entre las que destacan cursos de alta especialización, conferencias de excelencia, programas de movilidad de estudiantes entre IES nacionales y extranjeras, jornadas de investigación, talleres de jóvenes investigadores, entre otras.

2-Posibilitar la colaboración con otros organismos, centros, instituciones y entidades con actividades de investigación, desarrollo o innovación, nacionales o extranjeras, que tiene por objeto fundamental la organización dentro de su ámbito de gestión del doctorado, en una o varias ramas de conocimiento o con carácter interdisciplinar.
Desempeña un papel importante todo el impulso desarrollado por el Diplomado de iniciación doctoral, logrando investigaciones en conjunto con los sectores estratégicos, relacionados con la producción de alimentos, la construcción, las redes hidráulicas y sanitarias, el turismo, las energías eléctricas, la industria ligera, la industria azucarera, la agroindustria, entre otros.


Está encaminada a propiciar además la posibilidad de potenciar: 1) la comunicación entre los aspirantes, con la comunidad académica en su conjunto y con la sociedad en general acerca de sus áreas de conocimiento; 2) la capacidad de fomentar, en contextos académicos y profesionales, el avance tecnológico, social o cultural dentro de una sociedad basada en el conocimiento, 3) la inserción en redes de conocimiento e investigación que desarrollen nuevas alternativas de generación de conocimientos, publicaciones conjuntas de alto impacto, programas de desarrollo entre instituciones de diferentes países, entre otras.


La calidad y el alcance de los procesos de formación doctoral en la Casa de Altos Estudios oriental, trasciende nuestros muros y es reconocida por los egresados y por las entidades acreditadoras. Con respecto a la repercusión alcanzada refirió, además, la titular, que:

La calidad de la formación doctoral es visible en nuestros graduados y en los resultados alcanzados. Contamos con un claustro de profesores y colaboradores de prestigio. Tenemos más de 400 egresados. Muchos de nuestros programas de doctorado están acreditados por la Junta Nacional de Acreditación de Cuba y evaluados por organizaciones internacionales. Actualmente, dos de nuestros programas se presentarán a convocatoria de evaluación: el Programa de Ciencia de la Educación y el Programa de Ciencias Sociológicas. Nuestros graduados reconocen la Pertinencia y eficiencia demostrada en los programas de formación doctoral.


La formación doctoral es un motivo de orgullo, pero sobre todo de compromiso y motivación. Un reto a seguir trabajando en la actualización, internacionalización y contextualización de un proceso que tiene todas para ser cada día más excelente.

En un artículo publicado en la revista Anales de la Academia de Ciencias de Cuba, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, argumenta:


Las metas que el país se ha propuesto plantean un conjunto de desafíos de alta complejidad que solo pueden ser asumidos movilizando todos los recursos disponibles en materia de capacidades de investigación-desarrollo, conocimiento avanzado, educación y potencial humano altamente calificado.
No se trata solo de hacer más y buena ciencia, sino de orientarla, conducirla socialmente del modo que sea más conveniente a los intereses de la nación.

1 comentario en “Formación Doctoral en la UO: pertinencia y eficacia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *