Naciones Unidas: #ElMundoDiceNo

En el pleno de las Naciones Unidas, países de todo el mundo apoyaron una nueva resolución que exige el fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU contra Cuba. En este año 2021, este órgano multilateral adoptó, con el apoyo de 184 países miembros, la condena al aumento de las medidas coercitivas y unilaterales que Washington impulsa contra Cuba, en el contexto de la pandemia Covid-19.

Durante las votaciones se registraron 3 abstenciones, 2 votos en contra y 184 a favor. Según datos oficiales, expresados por la cancillería cubana, de abril de 2019 a diciembre de 2020, el bloqueo hacia Cuba ha causado pérdidas, a la Isla, por más de 9 mil 157 millones de dólares.

Una vez más, como ya es costumbre desde hace 29 años de votaciones en contra del Bloqueo hacia Cuba, la comunidad internacional dijo NO.

A propósito del tema, La Tablilla tuvo la oportunidad de conversar con Greysi Cordero Suárez, funcionaria de la Dirección General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional, del Ministerio de Relaciones Internacionales (MINREX) de Cuba.

Desde 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado en amplia mayoría la Resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, ¿qué significa para nuestro país que la comunidad internacional condene tal genocidio?

En 29 oportunidades, la comunidad internacional ha apoyado, abrumadoramente, el reclamo de Cuba a poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero, lo que constituye una muestra del respaldo mayoritario de los pueblos del mundo a nuestra justa causa. Ninguna otra resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas se adopta con tan aplastante margen. Los Estados miembros no solo se oponen al recrudecimiento del bloqueo y a los intentos de asfixiar la economía cubana, sino también al carácter extraterritorial del bloqueo, el cual persigue financieramente e impone sanciones a empresas de terceros países por mantener operaciones comerciales con Cuba. 
El mundo conoce que esta política es inhumana e ilegal y califica como un acto de genocidio a tenor de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948 y como un acto de guerra económica según la Conferencia Naval de Londres de 1909. El mundo conoce que aún en tiempos de pandemia, el gobierno de los EE.UU. ha redoblado sus esfuerzos para privar deliberadamente al pueblo cubano de los insumos necesarios para combatir la COVID-19, por lo que el resultado en Naciones Unidas representa una victoria de la verdad, la solidaridad, el respeto a la Carta de la ONU y a los principios del Derecho Internacional y el derecho a la independencia.

¿Cuáles son las medidas de recrudecimiento del bloqueo aplicadas por el gobierno de los EEUU, en los últimos tiempos?

En los últimos 4 años, se ha producido un incremento, progresivo y sistemático, de la agresividad de la política estadounidense contra nuestro pueblo; así mismo contra todos los Estados soberanos que mantienen o intentan establecer relaciones económicas, comerciales y financieras, con Cuba.
Las más de 240 medidas aplicadas durante el gobierno de Donald Trump, con más de 50 adoptadas solo en 2020, ilustran el particular ensañamiento de esta política contra el pueblo y el gobierno cubanos.
Desde la activación del Título III de la Ley Helms Burton, en mayo de 2019, hasta enero de 2021, se han establecido 28 demandas judiciales en cortes de los EE.UU. Dicha medida extraterritorial ha afectado a empresas estadounidenses y de terceros países, que han realizado o realizan negocios con Cuba. Asimismo, ha ocasionado daños notables a la economía de nuestro país, por su efecto intimidatorio sobre la comunidad empresarial internacional.

Entre 2020 e inicios de 2021, el Departamento de Estado de los EE.UU. amplió en varias ocasiones la “Lista de Entidades Cubanas Restringidas”. Ello ha tenido afectaciones considerables para el sistema empresarial y las operaciones comerciales de Cuba; en tanto ha disuadido, a algunas contrapartes extranjeras, a relacionarse o seguir operando con entidades cubanas incluidas en listas unilaterales. A lo anterior, se sumó la creación de la Lista de Alojamientos Prohibidos en Cuba, que incluyó 422 hoteles y casas de renta.

Estas medidas, junto a otras como la suspensión de los vuelos chárter a todo el país, excepto a La Habana, restringen severamente los viajes de los estadounidenses, contradicen el apoyo de amplios sectores del pueblo de EE.UU. para poner fin al bloqueo y atentan contra el emergente sector privado cubano.

La prohibición del envío de remesas a Cuba desde terceros países a través de la compañía Western Union, la constante persecución a las operaciones financieras cubanas en el exterior, la imposibilidad de tramitar remesas mediante las empresas Fincimex y American International Services (AIS), así como la intimidación a las compañías que transportan suministros de combustible a nuestro país, también constituyen ejemplos del recrudecimiento del bloqueo en este período.

Al régimen de medidas coercitivas que se desprenden de las regulaciones del bloqueo, se añaden los efectos disuasivos e intimidatorios asociados a la reciente inclusión de Cuba en la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo. Esta acción unilateral, carente de justificación moral y jurídica, tiene un impacto negativo en cada esfera de la sociedad cubana, toda vez que incrementa las dificultades del país para insertarse en el comercio internacional y realizar operaciones financieras.

¿Qué significa, en el actual contexto político internacional, que un país bloqueado lograra la cuarta vacuna más efectiva del mundo contra la Covid-19?

Significa una victoria de la ciencia cubana y de la medicina revolucionaria. Significa una victoria de Fidel y de su visión de futuro. Cuba demuestra una vez más, sus potencialidades médicas y la importancia de colocar al ser humano en el centro de la vida del país.
Las vacunas cubanas brindarán salud y seguridad al pueblo cubano y al mundo. No es casual que ningún otro país del Tercer Mundo haya podido desarrollar candidatos vacunales. Estos resultados solo son posibles gracias a los logros de la Revolución y al sistema socialista y justo, que hemos elegido y ratificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *