Jóvenes al centro de la ciencia

La Facultad de Ciencias Naturales, de la Universidad de Oriente cuenta con jóvenes que, con sus investigaciones, contribuyen a ampliar el conocimiento de determinadas materias.

Los reconocimientos son muchas veces el prefacio de posteriores alegrías. El profesor Asiel Cabrera Guerrero, a propósito, obtuvo el premio nacional del CITMA, como joven investigador.

Mi serie de investigaciones consistía en trabajos referidos a la biología marina, es decir, la interacción entre las especies plantas- animales, cómo funcionan esas especies dentro del ecosistema marino, y la influencia del cambio climático en el ecosistema.

comentó Cabrera Guerrero.

Otro de los jóvenes investigadores agasajados por el CITMA fue el Lic. Ramón Salazar Quevedo. El Especialista explicó que los trabajos que ha presentado versan acerca de la biología vegetal; así como el efecto del cambio climático sobre algunas poblaciones vegetales.

Explicó, además, que esa influencia es generada por algunos organismos claves que desempeñan un papel fundamental dentro del flujo de energía del ecosistema; si desaparece una especie, todo lo que está alrededor de ella tiende a desaparecer. Indicó, además, que existen puntos calientes de biodiversidad en algunas zonas del Caribe, y son más sensibles al cambio climático a corto plazo.

Fue mi tesis de grado sobre el nicho probable de la magnolia cubenci cubenci en la Gran Piedra; el efecto del cambio climático sobre este nicho. Así obtuve Premio Provincial del CITMA y mención nacional como joven investigador

Las aplicaciones principales de esta investigación permiten conocer cómo influye el cambio climático sobre el área donde puede encontrarse una especie. Esto es de gran utilidad para gestionar la conservación de esa especie y las que están vinculadas a ellas

precisó Salazar Quevedo.

Por su parte, el Dr.C Jesús García Díaz, obtuvo premio del CITMA, por el conjunto de investigaciones en las que ha colaborado.

Más bien están relacionadas con el estudio científico en plantas medicinales, es decir, cómo a través de un conocimiento empírico que tiene la población, nosotros, desde la ciencia farmacéutica, hacemos investigaciones desde el punto de vista preclínico y clínico para validar esos usos medicinales, que luego se traducen en una tableta, un jarabe, etc.

Estos jóvenes investigadores, prestigian el eslogan ciencia y conciencia, gracias a su compromiso, dedicación y amor por brindar conocimiento aplicable en nuestra sociedad.

Este premio lo entrega el CITMA a los jóvenes investigadores considerando la existencia de un expediente, que contenga una serie de investigaciones realizadas durante un periodo de tiempo como estudiantes; los trabajos, posteriormente, se presentan a nivel provincial y nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *