Fidel y la Universidad de Oriente: presente y futuro de una historia común

Por esta Universidad Fidel caminó varias veces. En diferentes momentos intercambió con estudiantes y profesores de diversos temas. La Casa de Altos Estudios Oriental fue uno de los escenarios, en los que se discutieron medidas importantes a inicios de la Revolución. Desde los primeros días de 1959, al constituirse el Gobierno Provisional en la Biblioteca Francisco Martínez Anaya, se dejó bien claro el papel de esta institución académica, como una abanderada de la Educación Superior en el país. Cuentan que muchas visitas acontecieron en esos años.

En un acto de confraternidad con estudiantes de Segunda Enseñanza de Santiago de Cuba, el Comandante en Jefe invitó a las Brigadas Estudiantiles Universitarias, a realizar un recorrido por la ciudad y dirigirse a la Gran Piedra. Aunque hay quienes recuerdan la de noviembre de 1970. Este encuentro no oficial se enfocó en solucionar una situación institucional existente en aquel momento, lo que propició un diálogo con alumnos en la cancha mambisa.

El Dr.C. Enrique Marañón rememoró aquellos pasajes. “Cuando Fidel necesitaba tener opiniones acerca de algún tema iba a la Universidad. Luego de la zafra del 70 hubo 3 estudiantes que se refirieron a Fidel y él vino a ver ese tema. Todo fue muy jovial y cada cual se expresó con bastante libertad hasta que todo se aclaró de manera amigable”. Continua relatando Marañón que participó en otros encuentros previos y una de esas ocasiones fue cuando hizo un pequeño esbozo de la Universalización de la Educación Superior. Luego planteó oficialmente este proceso que transformó las instituciones académicas en Cuba. “Fidel atendía mucho a la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y ya yo siendo rector él siempre participaba en los plenos que se hacían de la FEU”.   

Fidel en los profesores de la UO        

Para Frank Josué Solar Cabrales el Líder de la Revolución Cubana fue un padre. “Es un sentimiento reiterado de muchos cubanos que veían en Fidel una figura paterna, incluso no pocos le decían y le siguen diciendo papá”. La MS.c. Vivian Díaz López dijo que “una de las grandezas de Fidel fue demostrar que junto a su pueblo se podía perseguir un sueño de justicia social”. “Fidel era una figura entrañable por la que uno siente respeto, amor, admiración”.   

“Yo estuve muy cerca en los años 2003 y 2004 porque formé parte de los maestros valientes” confiesa Disney Montoya. “Fui de esa primera selección y tuvimos un acercamiento directo. Incluso llegamos a intercambiar con él y siempre nos dejaba esa sensación de estar sobre la marcha de lo correcto en la toma de decisiones, así como la certeza y la confianza en nosotros los jóvenes. Si miramos la Universidad de Oriente los más experimentados intercambiaron con Fidel, pero los estudiantes reconocen el valor de su figura. Rosemary Rodríguez Pérez dice que hablar del Comandante en Jefe “nos remite al término Revolución, a una Cuba forjada gracias a sus ideas. La figura de Fidel además de ser un pilar fundamental en la formación de nuestro país, también es un modelo a seguir para todo el mundo”.

El legado de un gigante  

“Decir Cuba es decir Fidel, él nos dejó todo. Desde su pensamiento y acción nos dejó su ejemplo”. Vivian Díaz López confiesa que la herencia que nos dio es continua, cotidiana. Enrique Marañón señala que “lo mejor que yo he visto en pensamiento dialéctico es el concepto de Revolución. Si tú te lo lees con calma y cada vez que hay que tomar una decisión grande te acuerdas de eso, ahí está el legado”. Luego de todo el homenaje merecido que los universitarios le brindaron a Fidel con vigilias, actos y otras acciones, surge una idea que posibilita perpetuar su legado. El 4 de octubre del 2017 se crea la Cátedra Honorífica para el Estudio de la obra y Pensamiento de Fidel Castro. Según confirma su director el Dr.C. Frank Josué Solar Cabrales, desde el principio ha tenido una gran aceptación entre la comunidad universitaria. “Hemos logrado que haya presencia del pensamiento de Fidel en la docencia, que surja de modo natural en los planes de estudios y aparte en cursos optativos presentados con un protagonismo muy fuerte de los jóvenes, de la FEU y la UJC”. Adelantó que “con ellos hemos hecho muchas actividades tales como caminatas al Pico Turquino, al Vara en tierra, etc.” Solar Cabrales comentó también que se han realizado actividades investigativas de carácter científico como paneles. “Aunque no nos sentimos completamente satisfechos del trabajo desarrollado, hemos hecho un aporte significativo a que sobre todo en las nuevas generaciones esté el legado de Fidel”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *