Un Código de las Familias que ofrece caminos al futuro

Una consulta especializada del anteproyecto del Código de las Familias, fue realizada en la Universidad de Oriente. Durante la misma los juristas santiagueros, debatieron acerca de los diferentes artículos que lo conforman.

Horas se precisaron para que, profesionales de los Bufetes Colectivos, de la Unión de Juristas, de los Tribunales Populares, así como de la Facultad de Derecho en la Universidad de Oriente, analizaran minuciosamente cada artículo del anteproyecto y añadieran sugerencias para su aplicación.

Esta consulta acerca de un Código, que reconoce los distintos tipos de familias, posibilita el esclarecimiento y socialización de tópicos decisivos para la sociedad cubana.

Según explicó el Dr.C Raúl Vega Cardona, Decano de la Facultad de Derecho en la Universidad de Oriente, estos debates permitirán la obtención de criterios de las diversas instituciones con que cuenta el sector jurídico, así como de la academia.

Comentó, además el directivo, acerca de la necesidad de un Código de las Familias que tome de las experiencias prácticas en el ámbito familiar, pero también de las investigaciones y de la producción científica, de manera tal que influya en la regulación jurídica su propio futuro. Esto, por consiguiente, hará posible que pueda tener un contenido adaptado a las condiciones actuales de nuestra sociedad.

La joven jurista Solanch Sanz Suárez, Presidenta de la Sección Civil y de Familia del Tribunal Municipal Popular de Santiago de Cuba, calificó esta consulta como un paso importante; porque los juristas, a lo largo de toda la etapa de actualización legislativa, han tenido un rol protagónico.

Creo que tenemos el compromiso y el deber desde nuestro conocimiento, además desde la humildad de la profesión, de aportar criterios técnicos, especializados que nacen también de investigaciones científicas desarrolladas en la academia y pueden aportar a la calidad y claridad de esta norma, así como a la existencia de una mayor comprensión por parte de nuestro pueblo,

señaló Sanz Suárez.

Dianelis Lora Romero, abogada del Bufete Colectivo 2 de Santiago de Cuba, sentenció que estamos necesitando de un nuevo código de las Familias. Sin embargo, es fundamental alcanzar la cultura jurídica para entender qué significan ese reconocimiento y esa aprobación del nuevo código.

Por la academia el jurista Daniel Reyna Parga, profesor de la Universidad de Oriente, calificó de muy positivo realizar esta consulta especializada, pues:

…más allá de divergencias que tenemos los cubanos acerca de algunos temas, lo que habrá que sacar es un cuerpo normativo que nos sirva más a todos, que reconozca la diversidad, la amplitud de criterios y podamos salir con un catálogo de derechos más amplio.

La consulta especializada del anteproyecto del Código de las Familias, realizada en la Universidad de Oriente, generó múltiples debates entre los juristas santiagueros. Pero lo que sí queda claro en la mayoría de los criterios es su pertinencia. Nuestro país necesita de una norma capaz de reconocer a todas las familias, que esté atemperada con el contexto real que vivimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *