Santiago: una ciudad que no cesa de cantar

La 34ta edición del Festival Internacional de Coros “Electo Silva in memoriam” finalizó, en Santiago de Cuba, de manera virtual y presencial; contó con la presentación de los coros autóctonos en varios sitios de la urbe.


Uno de los espacios que acoge cada edición de este Festival es la Universidad de Oriente. A la histórica y emblemática Biblioteca Central “Francisco Martínez Anaya”, llegó Vocal Divas para regalarnos varios temas de relevancia nacional e internacional.


Dulce embeleso, de Miguel Matamoros; Quizás, quizás, quizás, de Osvaldo Farrés; y Aguas de Marzo, de Tom Jobim son temas que deleitaron a la comunidad universitaria allí presente.


Este Festival estuvo dedicado especialmente a la obra de los creadores Guido López Gavilán y Calixto Álvarez.


Varios sitios como la Plaza de la Revolución “Antonio Maceo”, el museo “Emilio Bacardí”, el Conservatorio “Esteban Salas”, entre otros espacios, demostraron la profunda tradición coral existente en esta tierra.


Más allá de las tradicionales presentaciones de los coros, en escenarios culturales de Santiago de Cuba, se puede afirmar que una de las virtudes que tiene este evento es su fuerte arraigo social.


Se recibió, con sobraso beneplácito, a las agrupaciones corales en sitios como el Laboratorio Farmacéutico Oriente, el Centro Provincial de Higiene y Epidemiología y la Universidad de Oriente; así como en comunidades como los repartos Altamira y  Abel Santamaría, por solo citar algunos, espacios en los que se estableció una hermosa complicidad entre los artistas y el pueblo, que tarareó animaso las canciones.


Aunque este encuentro tuvo jornadas presenciales, también a través de streaming hubo sesiones del programa teórico. Durante las mismas, y en varios momentos, la musicóloga Miriam Escudero y el destacado investigador santiaguero Jorge Catasús, analizaron, desde diferentes miradas, las esencias de la música coral en nuestro país.


Del 4 al 7 de noviembre en Santiago de Cuba, la 34ta edición del Festival de Coros “Electo Silva in memoriam” evidenció, de manera fehaciente, que la “tierra caliente” es, por derecho propio, una ciudad que no cesa de cantar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *