¡Bienvenidos a la fiesta del conocimiento!

Una fiesta académica inició este lunes, 15 de noviembre, en la Universidad de Oriente. El tiempo que estuvieron alejados de las aulas sembró, en los alumnos, la añoranza por regresar a ellas.

Muchos estudiantes de nuevo ingreso, llegaron desde varias provincias, el pasado fin de semana, y ya se instalaron en las residencias con adecuadas condiciones de vida. El júbilo evidenciado por la comunidad universitaria durante este reencuentro fue la respuesta a meses de ansiedad, de cambios de labor, de nostalgia y deseos de volver a las clases.

Varios estudiantes de primer año coincidieron en cuanto a que esperaban con ansiedad este momento, y hacerlo realidad los llena de mucha alegría. Manifestaron esa mezcla de emociones positivas por conocer a sus compañeros, profesores, y a la rica historia de la institución académica.

A nuestro juicio fue muy inteligente insertar a los alumnos de nuevo ingreso en tareas de impacto. Ellos confiesan que participaron en la realización de pesquisas, mensajería y en la zona roja, en diferentes sitios en la lucha contra la COVID-19. Estas necesarias acciones, cuando la provincia tuvo un alza importante de contagiados por coronavirus, contribuyeron a fomentar entre los estudiantes la solidaridad, la sensibilidad humana y el patriotismo.

Con esas lecciones aprendidas, los bisoños universitarios inician su tránsito por el Alma Máter oriental. Están listos para poner en práctica esos valores inoculados, en el aprovechamiento académico.

La mayoría de los entrevistados aseguraron haber alcanzado la carrera deseada en su primera opción. También destacaron el deseo de lograr resultados satisfactorios para que tanto tiempo de impasse merezca la pena.

Una merecida fiesta es este inicio de curso, especialmente para los estudiantes de primer año de la Universidad. Una fiesta en la que todos aprenden y son felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *