Documentos del Departamento

RESOLUCIONES......

INSTRUCCIÓN No.1 /09

INDICACIONES ACERCA DE LOS ERRORES ORTOGRÁFICOS Y DE REDACCIÓN A TENER EN CUENTA EN TODAS LAS EVALUACIONES ESCRITAS QUE SE REALICEN EN LOS CENTROS DE EDUCACION SUPERIOR

El uso correcto de la lengua materna es, entre otros aspectos, un elemento esencial en la calidad de la formación integral de los profesionales.

La Resolución ministerial No. 210 del 31 de julio de 2007 “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la Educación Superior”, vigente en la actualidad, norma aspectos que contribuyen a materializar el carácter instrumental de la lengua materna como medio de información, comunicación y expresión, como vía fundamental para el aprendizaje, y como elemento de la identidad nacional. No obstante, en controles realizados al proceso de formación de los profesionales en los centros de educación superior, se han detectado problemas en el dominio de la lengua que merecen ser atendidos.

Esta situación aconseja dictar normas complementarias a esta Resolución, que establezcan de manera uniforme el modo de tener en cuenta los errores ortográficos y de redacción en todas las evaluaciones escritas que se realicen en las carreras que se desarrollan en la educación superior del país; para ello se aplicarán, a partir del curso académico 2009-2010, las siguientes:

INDICACIONES

PRIMERO: Que en todos los trabajos escritos se identifiquen los errores referidos a los siguientes aspectos:

  1. Errores de adición, omisión o cambio de letras.
  2. Incorrecto uso de mayúsculas y minúsculas.
  3. Errores de acentuación (dos problemas de acentuación se cuentan como un error).
  4. Errores en el empleo de signos de puntuación (cuando afecten la claridad del enunciado).
  5. Errores sintácticos tales como: falta de concordancia; mal uso de pronombres, preposiciones, conjunciones, verbos, adverbios; errores en el orden oracional.
  6. Errores que afectan la unidad de sentido (secuencia lógica de las oraciones en el párrafo y de los párrafos que conforman el texto; pérdida, fragmentación o repetición innecesaria de la idea central).

SEGUNDO: Que esos errores tengan repercusión en la calificación otorgada al estudiante y puedan determinar incluso la categoría de aprobado.

TERCERO: Que se apliquen, en todas las evaluaciones escritas parciales y finales, y para todas las carreras y modalidades de estudio de la enseñanza superior, las siguientes normas para la calificación en función del año académico (o su equivalente en el caso de las SUM) que cursa cada estudiante:

Estudiantes de primer año:

  • Se admiten hasta 6 errores sin que ello afecte la calificación.
  • Entre 7 y 8 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 4 (BIEN).
  • Entre 9 y 10 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 3 (REGULAR).
  • De 11 errores en adelante: Se otorgará la calificación de 2 (MAL).

Estudiantes de segundo y tercer años:

  • Se admiten hasta 4 errores sin que ello afecte la calificación.
  • Entre 5 y 6 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 4 (BIEN).
  • Entre 7 y 8 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 3 (REGULAR).
  • De 9 errores en adelante: Se otorgará la calificación de 2 (MAL).

Estudiantes de cuarto año:

  • Se admiten hasta 3 errores sin que ello afecte la calificación.
  • Entre 4 y 5 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 4 (BIEN).
  • Entre 6 y 7 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 3 (REGULAR).
  • De 8 errores en adelante: Se otorgará la calificación de 2 (MAL).

Estudiantes de quinto y sexto años (incluidos los ejercicios de culminación de los estudios):

  • Se admiten hasta 2 errores sin que ello afecte la calificación.
  • Hasta 3 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 4 (BIEN).
  • Entre 4 y 5 errores: La calificación máxima a alcanzar será de 3 (REGULAR).
  • De 6 errores en adelante: Se otorgará la calificación de 2 (MAL).

CUARTO: Al margen de las normas anteriores, se deberá tener en cuenta que los estudiantes pueden incurrir en errores, cuya influencia en la calificación podrá exceder las indicaciones que han sido enunciadas.

QUINTO: Los profesores deberán atender, asimismo, la correcta expresión oral de los estudiantes en las actividades docentes, y en las defensas de los trabajos de curso y de diploma; señalar sus errores y considerarlos en sus evaluaciones.

SEXTO: La presente Instrucción es de obligatorio cumplimiento para todos los centros de educación superior del país, adscritos o no al Ministerio de Educación Superior, y será de aplicación a partir del curso 2009-2010.

Comuníquese a los Rectores de todos los centros de educación superior sin distinción y al Director de la Dirección de Formación del Profesional, a sus efectos.

DESE a conocer a los Ministros de los organismos de la administración central del Estado con centros de educación superior adscritos.

Archívese el original de la presente en el Departamento Jurídico de este Ministerio.

DADA en La Habana, a los 17 días del mes de junio de 2009, “Año del 50 Aniversario del Triunfo de la Revolución”.

(Fdo.) MSc. Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Ministro de Educación Superior.

Lic. Jorge Valdés Asán, Jefe del Departamento Jurídico. Ministerio de Educación Superior.

CERTIFICO: Que la presente es copia fiel y exacta del original de la instrucción No. 1, firmada a los 17 días del mes de junio del 2009 por el Ministro de Educación Superior

RESOLUCIÓN No. 240 /07

POR CUANTO: El que resuelve fue designado Ministro de Educación Superior mediante Acuerdo del Consejo de Estado de fecha 9 de junio del 2006.

POR CUANTO: El Acuerdo No. 4001 de 24 de abril del 2001, adoptado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, en su Apartado SEGUNDO, numeral 1 establece que el Ministerio de Educación Superior es el organismo encargado con la dirección metodológica de la formación integral de los estudiantes del país, dirigido a garantizar una sólida cultura política ideológica, y social humanística, con una elevada competencia profesional.

POR CUANTO: La creación de nuevos centros y tipos de cursos con un incremento sustancial de la matrícula en la educación superior, nunca antes visto, acorde con las nuevas transformaciones surgidas al calor del proceso de Universalización de la Educación Superior; así como la experiencia recogida en estos años, aconsejan dictar nuevas regulaciones de la disciplina estudiantil acorde con estos cambios.

POR CUANTO: El nuevo reglamento disciplinario estudiantil que se aprueba por la presente resolución, es el resultado de consultas, opiniones y análisis aportados por la Federación Estudiantil Universitaria y las instituciones e instancias vinculadas al quehacer universitario, y aprobado finalmente en Consejo de Dirección ampliado de este Ministerio.

POR CUANTO: El numeral 4 del Apartado TERCERO del Acuerdo No. 2817 de 21 de abril de 1994, adoptado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, faculta al que resuelve para dictar en el límite de su competencia, reglamentos y otras disposiciones jurídicas de obligatorio cumplimiento para el sistema del organismo;  y en su caso, para otros organismos de la Administración Central del Estado.

POR TANTO: En uso de las facultades que me están conferidas.

RESUELVO

PRIMERO: Aprobar el siguiente:

REGLAMENTO DISCIPLINARIO PARA LOS ESTUDIANTES DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

CAPITULO I. DISPOSICIONES GENERALES

ARTÍCULO  1: Las faltas disciplinarias que se cometen por los estudiantes de la educación superior matriculados en los Centros de carácter civil, serán conocidas  y sancionadas según las disposiciones del presente Reglamento.

ARTÍCULO  2: A los efectos de la aplicación de las normas disciplinarias que se establecen, se consideran estudiantes de la educación superior,  a los matriculados en todos los tipos de cursos existentes en la educación superior.

CAPITULO II. DE LAS AREAS DE APLICACIÓN DE LAS MEDIDAS DISCIPLINARIAS.

ARTÍCULO 3: Las normas disciplinarias del presente Reglamento se aplicarán a las faltas que se cometen en:

  • áreas docentes o de Investigación;
  • áreas dependienteso relacionadas con las anteriores, como son, bibliotecas, salas de estudios, comedores, cafeterías, paradas de ómnibus que prestan servicios al centro, barberías, peluquerías, tiendas y otros servicios a los estudiantes;
  • centros de producción o servicios donde realicen su práctica pre-profesional;

   ch)   residencia estudiantil y sus dependencias; y

  • en cualquier lugar que un estudiante cometa un hecho delictivo o no, que lo haga desmerecer en el concepto público y entre en contradicción con su condición de estudiante universitario.

CAPITULO III. DE LA CALIFICACION DE LAS FALTAS DISCIPLINARIAS.

ARTÍCULO 4: Las faltas disciplinarias a las que se aplica el presente Reglamento se califican en:

  • Muy Graves.
  • Menos Graves.

ARTÍCULO 5: Constituyen faltas Muy Graves:

  • mantener una actitudo cometer un acto manifiestamente contrario a nuestro proceso revolucionario;
  • no reverenciar los símbolos patrios, ni cumplir con los demás deberes establecidos en la Constitución;
  • cometer fraude docente en la realización de todas las formas de evaluación del sistema vigente para la educación superior que se realice enáreas docentes, tales como., trabajo decontrol en clases, prueba intrasemestral o examen final o extraordinario, apropiándose indebidamente de conocimientos no adquiridos por su propio esfuerzo. De igual forma se considera la tentativa de fraude, entendiéndose por tal, la disponibilidad por el estudiante de información o material no autorizados relacionados con la materia objeto de evaluación, sin que haya llegado a utilizarlos para cometer el fraude;

 ch)  apoderarse por cualquier medio de temarios y contenidos de las diferentes formas de evaluación vigentes, antes de la realización de las mismas, sea o no para utilizarlos en su provecho personal y sin perjuicio de la responsabilidad penal en que pueda incurrir;

  • divulgar a uno o más estudiantes los temarios o contenidos de las diferentes formas de evaluación vigentes a que se contrae el inciso anterior;
  • cooperar a la realización de un fraude docente aunque no tenga participación personal en la ejecución del mismo;
  • falsificar o alterar documentos docentes, entendiendo como tales los que son emitidos por las autoridades docentes, como son; certificaciones denotas, títulos, diplomas, carnets escolar, o cualquier otro documento académico emitido por las autoridades docentes;
  • dañar o destruir intencionalmente los bienes del Estado, tanto en las áreas docentes como en la Residencia Estudiantil o en el centro donde realice su práctica pre-profesional sin perjuicio de la responsabilidad penal que se derive del hecho;
  • realizar algún hecho denigrante que afecte el prestigio y la moral del estudiante y aconseje su no permanencia en la educación superior, sin perjuicio de la responsabilidad penal que pueda derivarse del hecho;
  • destruir o deteriorar intencionalmente informes, expedientes u otros documentos del centro docente o laboral, sin prejuicio de la responsabilidad penal en que pueda incurrir;
  • cometer dentro o fuera del Centro de estudio, robo con violencia o intimidación en las personas, sin perjuicio de la responsabilidad penal en que pueda incurrir.

ARTÍCULO 6: Las autoridades académicas o administrativas que, por razón de sus funciones, conozcan de un hecho que pueda ser constitutivo de delito, están obligadas a ponerlo en conocimiento de los órganos competentes, para que se depure la responsabilidad penal que se considere pertinente.

ARTÍCULO 7: Constituyen faltas Graves:

  • ser cómplices o encubrir faltas Muy Graves o Graves cometidas por otros estudiantes cuando se pruebe que tenía conocimiento del hecho y no lo denunció para encubrir a los culpables;
  • cometer, dentro o fuera del centro de estudio, un hecho que pueda ser constitutivo del delito de robo con fuerza en las cosas, sin perjuicio de la responsabilidad penal en que pueda incurrir;
  • maltratar de obra a profesores, personal dirigente, funcionarios, trabajadores, compañeros de estudio o a cualquier otra persona en el centro donde realice su práctica pre-profesional, o en cualquier otra área donde realicen actividades que formen parte del proceso docente educativo;

  ch) hacer falsas imputaciones a otras personas tratando de encubrir su responsabilidad o la de otro;

  • facilitar los servicios que sean exclusivos de alumnos becarios a personas que no tengan derecho a los mismos;
  • crear alteraciones del orden en cualquiera de las áreas del centro, así como en otras áreas donde se realicen actividades que formen parte del proceso docente-educativo o estén relacionadas con el mismo;
  • ingerir bebidas alcohólicas, sin la autorización correspondiente, en las áreas del Centro de Educación Superior, de la residencia Estudiantil o en el lugar donde realiza la práctica pre-profesional;
  • andar sin ropas exhibiéndose impúdicamente por áreas exteriores o comunes de la residencia Estudiantil dondeesté prohibido;
  • falsificar o alterardocumentos oficiales, modelos, citaciones, certificaciones facultativas o de otro orden siempre que no sean de los que se expiden por las autoridades docentes;
  • observar una conducta violatoria de las normas morales o de convivencia social establecidas en nuestra sociedad socialista.

ARTÍCULO 8: Constituyen faltas Menos Graves:

  • no observar la debida disciplina durante la realización de cualquier evaluación del proceso de aprendizaje;
  • incurrir en actos de complicidad o encubrimiento de faltas de carácter menos grave;
  • no observar en una práctica de laboratorio o en un trabajo extra-clase, realizado individual o colectivamente, las normas o requisitos establecidos para su ejecución, sirviéndose de consultas o materiales no autorizados que vicien la originalidad de su resultado;

ch)   cometer actos contrarios a la disciplina en los Centros de Educación Superior infringiendo las reglamentaciones establecidas al efecto;

  • faltar al respeto debido, de palabras, por gestos o impresos, a profesores, trabajadores o estudiantes en el Centro de estudios, la Residencia Estudiantil o donde se realice la práctica pre-profesional;
  • cometer, dentro o fuera del centro de estudio,hurto de bienes de escaso valor, sinperjuicio de la responsabilidad penal en que pueda incurrir;
  • dañar o destruir no intencionalmente los bienes del Estado, en las áreas docentes y de estudio, en la Residencia Estudiantil o en el centro laboral donde realice su práctica pre-profesional;
  • transgredir a sabiendas las normas o disposiciones internas dictadas por las autoridades docentes o lasórdenes y reglas que establezcan los responsables del centro en que se realice la práctica pre-profesional, siempre que por su trascendencia no constituya una falta de mayor entidad;
  • infringir las normas relativas a la educación formal;
  • introducir en la Residencia Estudiantil a personas ajenas a la misma sin que lleguen a disfrutar de sus servicios, no estando autorizadas;
  • cocinar en las habitaciones de la residencia Estudiantil, así como instalar equipos eléctricos tales como, calentadores o motores que puedan afectar el sistema eléctrico sin que exista una autorización previa para hacerlo;
  • andar en ropa interior por áreas exteriores o comunes de la residencia estudiantil donde esto esté prohibido.

CAPITULO IV. DE LA INFORMACION DE LAS FALTAS DISCIPLINARIAS.

ARTICULO 9: Las faltas disciplinarias deben ponerse en conocimiento de los Vicerrectores, Decanos, Vicedecanos, Directores de Filiales, o Sedes Universitarias Municipales, de Unidades Docentes, Jefes de Departamento o miembros del personal docente, tan pronto se produzcan o se conozcan por cualquier trabajador o estudiante del centro de educación superior. Cuando las faltas disciplinarias se informen verbalmente se levantará acta firmada por el o los denunciantes con el funcionario que designe el Decano de la Facultad  o autoridad competente del centro de estudios a que pertenezca el denunciado. Transcurridos 60 días hábiles después de denunciada una falta sin que se inicie el proceso, se procederá al archivo de la misma, sin más trámites debiendo depurarse las responsabilidades por tal motivo, si las hubiere.

ARTICULO 10: Cuando se trate de faltas Muy Graves o Graves no ocurridas en áreas docentes, el Decano de la Facultad, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal que le corresponda, recibirá la información por cualquier canal que la envíe al Centro de Educación Superior, sea una organización de masas, sindical, de vigilancia estatal o política; la enviará a una Comisión Disciplinaria  de la Facultad para su investigación y calificación, si se trata de una falta Muy Grave, oído el criterio de la Federación Estudiantil Universitaria del Centro, dispondrá la separación provisional del o de los presuntos infractores, los que quedaran a resultas del proceso que se inicie.

ARTICULO 11: Si se trata de un fraude y la información es recibida o advertida por cualquier miembro del personal docente o estudiante presente en el lugar de la evaluación, deberá ponerla de inmediato en conocimiento del profesor responsable del aula, el cual ocupará el documento evaluativo y las pruebas documentales del fraude, haciéndolo saber públicamente al aula, sin perjuicio de que posteriormente brinde información por escrito y que, al terminar el acto académico, dé cuenta al Decano o al Director de Unidad Docente o Filial  o Sede Universitaria Municipal, si en alguna de estas áreas hubiera ocurrido el hecho.

ARTÍCULO 12: Caso de que el fraude se advierta por similitud en dos o más exámenes, el docente al calificar, debe discutir la situación con el o los presuntos infractores en presencia de un representante de la Federación Estudiantil Universitaria o de los trabajadores del aula de que se trate. Si hubiere reconocimiento de su falta por los acusados o evidente demostración de la similitud, o de que los alumnos no dominan la materia objeto de evaluación, se elevará la denuncia al decano, suscrita por el docente.

Si con esta confrontación el docente no prueba que hubo fraude no elevará la denuncia correspondiente.

Si el docente que cuidó el acto evaluativo o el colectivo estudiantil no advirtieron ninguna actitud sospechosa de los presuntos infractores en el transcurso de la prueba, se considera como un antecedente favorable a los alumnos encartados.

No obstante, el docente que tuvo a su cargo las calificaciones, si estimare que está suficientemente probado el fraude por similitud, deberá elevar la denuncia al Decano o Director de Filial  o Sede Universitaria Municipal dentro de las 48 horas posteriores al término que le corresponda para entregar el resultado de la evaluación, incurriendo en responsabilidad administrativa si no lo hiciere.

ARTICULO 13: La Comisión Disciplinaria que, al investigar una denuncia que reciba, estime que no existen pruebas para dar el hecho por probado lo acordará así, por unanimidad o mayoría de sus miembros, elevando dicho acuerdo al Decano dentro de las 24 horas hábiles de haberlo adoptado.

El Decano podrá aceptar el acuerdo y ordenar el sobreseimiento del expediente sin más trámites o designar una nueva Comisión para que conozca del hecho, la cual, de convenir con la anterior en la falta de pruebas, hará obligatorio el sobreseimiento del expediente disciplinario que se archivará en la secretaría de la Facultad sin dejar constancia del mismo en los expedientes académicos de los alumnos. Si la nueva Comisión llegara a otra conclusión continuará su curso el procedimiento disciplinario.

ARTÍCULO 14: Las faltas disciplinarias que se sancionan por el presente Reglamento, prescribirán en los términos siguientes: las Muy Graves, al transcurrir cinco cursos académicos; las Graves, al transcurrir tres cursos académicos y las Menos Graves  al transcurrir dos curso académicos.

El término de prescripción se contará a partir de la fecha en que se cometió el hecho.

La denuncia interrumpe la prescripción y las autoridades académicas deben depurar las responsabilidades de los docentes u otros trabajadores que puedan ser causantes de una prescripción.

CAPITULO V. DEL PROCEDIMIENTO A SEGUIR.

ARTÍCULO 15: Para la tramitación de las denuncias por faltas disciplinarias se designará en cada Facultad, Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal no menos de dos Comisiones Disciplinarias al inicio de cada Curso Académico, las que ejercerán sus funciones hasta que sean designadas las Comisiones del siguiente curso. Cada una estará integrada por dos miembros del claustro de profesores, uno de los cuales la presidirá y el otro actuará como Secretario, las que serán designadas por el Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria que, en cada oportunidad en que reciba una denuncia de falta disciplinaria deberá coordinar la participación de la Federación Estudiantil Universitaria del nivel o de un representante o delegado de los trabajadores en su caso, los que actuarán de vocales.

ARTÍCULO 16: El Decano podrá disponer que una de las Comisiones Disciplinarias que designe, actúe siempre para conocer de las faltas disciplinarias que se originen en  la Residencia  Estudiantil.

ARTÍCULO 17: Si la indisciplina fuera cometida por alumnos becarios en la Residencia  Estudiantil, se procederá en la forma siguiente:

Cuando la  falta sea  cometida por un becario en el área de la Residencia Estudiantil, el  Director de Becas dará cuenta al Decano de la Facultad a que pertenezca el alumno, dentro de la 24 horas de haber sucedido el hecho, para que el alumno sea juzgado por la Comisión Disciplinaria constituida en la Residencia a instancia del Decano  de su Facultad, la cual para su mejor información sobre lo sucedido deberá ser ampliada con un representante de la Dirección de Becas y uno de la Federación Estudiantil Universitaria del edificio en que ocurrió el hecho.

ARTICULO 18: En caso de estar involucrados en faltas disciplinarias, estudiantes o becarios de más de una Facultad, corresponderá al Rector designar la Comisión Disciplinaria mixta que lo juzgará, cuidando en lo posible que todas las Facultades afectadas estén representadas, aún cuando fuera necesario aumentar sus miembros, coordinándose a nivel de Centro la participación de la Federación Estudiantil Universitaria  que actuará como vocal.

ARTÍCULO 19: En caso de dudas para la debida aplicación de los preceptos de este Reglamento, los miembros de las Comisiones Disciplinarias deberán solicitar el asesoramiento de los especialistas jurídicos de los centros.

ARTÍCULO 20: La Comisión Disciplinaria efectuará las diligencias siguientes:

  • ocupará las pruebas documentaleso materiales de la infracción, si existieren, y conocerá los resultados de las Asambleas Estudiantiles cuando se hayan realizado;
  • tomará declaración sobre los hechos por escrito y bajo firma a los informantes;
  • citará al estudiante para instruirlo de cargos, oyendo y dejando constancia por escrito de los descargos que formula. A tal efecto, actuará conforme a las siguientes normas:
  1. informará al presunto infractor cuáles son los cargos que se le imputan y quién es la persona que los formula y que derechos le asisten;
  2. si este deseare declarar, tomará por escrito todo cuanto manifestare, así como los nombres, apellidos y direcciones de los testigos que proponga con el objetivo de demostrar su inocencia;
  3. leída por el presunto infractor su declaración si estuviere conforme, procederá a firmarla o solicitará la modificación de aquellas partes que no concuerdan con lo por él expresado;
  4. si fuera interrogado, las preguntas que se le formulen no podrán ser capciosas, sugestivas ni impertinentes;
  5. en el caso de que fueren varios los presuntos infractores, se procederá de igual forma por cada uno, por separado.

ch)   Practicará cuantas pruebas testifícales se propongan a cuyo efecto observará las siguientes normas:

  1. los testigos serán interrogados por separado. Se les instruirá del deber que tienen de manifestar la verdad;
  2. las preguntas que se le formulen no podrán ser capciosas, sugestivas ni impertinentes;
  3. declararán sobre los hechos que hayan presenciado o sobre los aspectos que realmente conozcan y les consten;
  4. si la información fuere de referencia, precisarán el origen de la misma identificando debidamente la fuente de su declaración. Igualmente aclararán las respuestas ambiguas o imprecisas que brinden, así como las frases sugestivas o aquellas de las cuáles pueda inferirse alguna mala cualidad o la comisión de algún hecho que perjudique la moral o agrave la situación del presunto infractor;
  • oirá el criterio del profesor guía sobre el infractor, tomándole declaraciones por escrito;
  • examinará los expedientes académicos correspondientes;
  • practicará de oficio o a instancia de parte, cualquier otra diligencia de prueba que procediere;
  • asesorará a los estudiantes en cuanto a sus deberes y derechos y sobre el procedimiento a seguir en los casos de faltas disciplinarias.

ARTICULO 21: La Comisión Disciplinaria conocerá de la opinión de la Brigada Estudiantil a través de la Federación Estudiantil Universitaria y la Unión de jóvenes Comunistas, por escrito, lo que constituirá un respaldo de valor para la autoridad académica que tenga que adoptar determinada decisión, incluyendo la separación inmediata del estudiante de las actividades docentes.

ARTÍCULO 22: Citado el estudiante sujeto a proceso por la Comisión Disciplinaria para instruirlo de cargos o para realizar cualquier otra diligencia que se disponga, si no compareciere, sin causa justificada, se seguirá a su perjuicio la tramitación del expediente disciplinario hasta su terminación.

No obstante lo anterior, el estudiante sujeto a proceso podrá en cualquier momento, durante la etapa de instrucción del expediente disciplinario, personarse ante la Comisión  Disciplinaria, presentando sus descargos por escrito.

Si se proponen pruebas, la Comisión Disciplinaria deberá practicarlas dentro del término establecido para sus actuaciones. Si dicho término estuviese próximo a vencerse, el Decano o Director de Sede Universitaria Municipal, Unidad Docente o Filial concederá hasta diez días hábiles más, dentro de los cuales estará obligado a practicarlas. El término para las actuaciones en los expedientes disciplinarios será el de 30 días, por lo que, en ningún caso, el cómputo del término para la práctica de las actuaciones será mayor de 40 días hábiles, transcurridos los cuales se dará por terminada la labor de la comisión sin perjuicio de la responsabilidad administrativa en que puedan haber incurrido sus miembros.

ARTÍCULO 23: Las conclusiones de las comisiones disciplinarias deberán contener los aspectos siguientes:

  • Los hechos que se consideren probados, señalando las pruebas que, a su juicio, respaldan su criterio;
  • las circunstancias modificativas de la responsabilidad del estudiante, planteando las atenuantes que le reconozca y las agravantes que se le atribuyan;
  • el resultado del análisis realizado en el expediente académico y en los testimonios que expidan las organizaciones políticas, estudiantiles o sindicales si se presentan;

  ch)  la calificación  de las faltas cometidas. La comisión podrá proponer, si la aprueba la mayoría de sus integrantes, que se le aplique la suspensión condicional, total o parcial, de la sanción que se imponga, fundamentando en cada caso su propuesta.

ARTICULO 24: Terminadas sus actuaciones, la Comisión Disciplinaria  las elevará con sus conclusiones al Decano, o Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, el cual si está de acuerdo, dictará la resolución correspondiente.

ARTÍCULO 25: Cuando la autoridad discrepe de la calificación acordada por una Comisión Disciplinaria, esta deberá discutir su discrepancia con la comisión, para ello se solicitará la participación de la Asesoría Jurídica para un mejor asesoramiento.

CAPITULO VI. DEL DERECHO DE LOS PRESUNTOS INFRACTORES

ARTICULO 26: Los estudiantes expedientados por las Comisiones Disciplinarias continuarán en el ejercicio de todos sus derechos hasta tanto se dicte medida de separación firme, salvo que se trate de faltas Muy Graves en que la separación deberá ser inmediata.

No obstante lo antes expuesto, en los casos de faltas no calificadas de Muy Graves y cuando así fuera aconsejable, el Decano de Facultad, o el Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, oído el criterio de la Federación Estudiantil Universitaria y la Unión de Jóvenes Comunistas, o de un Representante o Delegado de los trabajadores decidirá  la separación inmediata del estudiante de las actividades académicas y la privación de todos sus derechos como tal, hasta que recaiga decisión firme en el expediente que se tramita. Contra lo dispuesto por el Decano o Director no cabe recurso alguno.

ARTICULO 27: Cuando la firmeza de una resolución que impone la sanción de separación de los estudios ocurre en el segundo semestre y ya el estudiante ha cursado y aprobado el primer semestre, no podrá continuar el segundo semestre y se le considerará como un curso completo, ya que su reingreso no se producirá hasta el segundo semestre del próximo curso. Si ya hubiera cursado y aprobado el segundo semestre la sanción comenzará a partir del siguiente curso académico. Si el alumno hubiera cursado y aprobado el segundo semestre y le quedare asignaturas pendientes del primer semestre, deberá examinar estas previamente a la matricula del año inmediato superior que le corresponda.

ARTICULO 28: Cuando la medida disciplinaria sea de limitación o supresión por un término determinado, de los derechos de un estudiante como becario, al cumplirse la misma, dichos derechos le serán reintegrados plenamente atendiendo a la actitud mantenida en el estudio y el trabajo durante el período en que les fueron suprimidos estos derechos.

ARTICULO 29:  Cuando la medida disciplinaria sea de separación de los estudios por uno o más cursos, una vez cumplida la misma el reingreso del estudiante quedará condicionado a la buena actitud mantenida durante el período de separación, acreditada ante el Decano de Facultad o Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, en que cursó sus últimos estudios, mediante certificaciones expedidas por la administración y las organizaciones políticas y sindicales del centro laboral a que se haya incorporado. Cuando se trate de alumnos que no hayan podido incorporarse al trabajo, dichas certificaciones podrán ser sustituidas por otras expedidas por las organizaciones de masas, correspondientes al lugar de su domicilio. En estos casos se oirá siempre el criterio de la Federación Estudiantil Universitaria  a nivel de centro.

Si el alumno tuviera que continuar sus estudios por Curso para Trabajadores y no hubiere en ellos la especialidad que cursaba, el Rector podrá aprobar el cambio de la especialidad de acuerdo a las regulaciones establecidas por el Ministerio de Educación Superior.

 CAPITULO VII.  DE LA COMPETENCIA PARA APLICAR MEDIDAS DISCIPLINARIAS

ARTÍCULO 30: Son competentes para sancionar las faltas disciplinarias que por este Reglamento se establecen, los funcionarios siguientes:

  • Los Rectores en primera instancia cuando se trate de faltas calificadas como Muy Graves;
  • los Decanos, Directores de Filiales, Unidades Docentes o Sedes Universitarias Municipales, cuando se trate de faltas calificadas como Graves y Menos Graves.

CAPITULO VIII. DEL PROCEDIMIENTO PARA SANCIONAR

ARTÍCULO 31: Recibidas por la autoridad a quien corresponda las  actuaciones de la Comisión Disciplinaria, se procederá en la forma siguiente;

el Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, dictará resolución dentro de los cinco días hábiles posteriores a la recepción de las actuaciones de la Comisión.

ARTICULO 32: El  Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, tendrá en cuenta el criterio de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Federación Estudiantil Universitaria al nivel correspondiente, expresados en la instrucción del expediente para la adopción de las medidas disciplinarias y en el caso de los trabajadores, la opinión del Delegado o Representante de los mismos.

Cuando se trate de becarios extranjeros que han cometido faltas por las que pueda sancionárseles a la separación de los estudios, el Decano elevará el caso en consulta al dispositivo que atiende becarios extranjeros en el centro, el que después de efectuadas las consultas pertinentes expresará su criterio, por escrito.

ARTÍCULO 33: Las personas competentes para sancionar, quedan obligadas a adecuar e imponer una medida disciplinaria justa mediante resolución fundada, dentro del término señalado en cada caso. A ese efecto se aplicará la medida a  imponer de entre las varias que para cada tipo de faltas se establecen y tomará en cuenta los aspectos siguientes:

  • la entidad de la falta cometida, así como las circunstancias y motivos para la realización de la infracción;
  • los antecedentes del infractor y la opinión de su colectivo estudiantil;
  • el resultado del análisis de su expediente académico y otros testimonios presentados;

    ch)   el tipo de curso en que estudia;

  • las circunstancias modificativas de la responsabilidad.

CAPITULO IX. CIRCUNSTANCIAS MODIFICATIVAS DE LA RESPONSABILIDAD

ARTÍCULO 34: Son circunstancias modificativas de la responsabilidad del infractor, las siguientes:

I - ATENUANTES

  • Haber, mantenido una buena actitud ante el estudio desde el inicio de su especialidad hasta el momento de cometer la falta. En este sentido se tomarán como criterios principales los que corresponden al colectivo estudiantil y al profesor guía;
  • haberse declarado autor del hecho cometido antes de que se produzca la denuncia correspondiente;
  • reconocer su responsabilidad en la primera comparecencia ante la Comisión Disciplinaria;

ch) adoptar una actitud autocrítica y consecuente ante la falta cometida;

  • contribuir al total esclarecimiento de los hechos por todos los medios a su alcance.

II - AGRAVANTES

  • Haber mantenido una mala actitud en relación con el estudio antes de la comisión de la falta. En este sentido se tomarán como criterios principales los que corresponden al colectivo estudiantil y al profesor guía;
  • ser reincidente.

CAPITULO  X. DE  LAS  MEDIDAS DISCIPLINARIAS IMPONIBLES

ARTÍCULO 35: Las medidas imponibles para las faltas disciplinarias señaladas en el presente Reglamento, son las siguientes:

  • Por faltas Muy Graves:

1- Expulsión de la Educación Superior

2- Separación indefinida de la Educación Superior.

3- Separación de 3 a 5 cursos de la Educación Superior.

La separación indefinida puede ser reconsiderada a partir de los dos cursos de haberse impuesto, pero solo para el ingreso en el Curso Regular para Trabajadores.

En los casos de medidas por fraude en los Institutos Superiores Pedagógicos  no se concederán reingreso en las carreras que en estos se estudian.

  • Por Faltas Graves:

1- Separación hasta tres cursos de la educación superior.

2- Pérdida de sus derechos como becario por un semestre y hasta dos cursos.

  • Por Faltas Menos Graves:

1- Separación por uno o dos cursos de la educación superior.

2- Amonestación pública  ante el colectivo estudiantil.

3- Pérdida de sus derechos como becario de uno a seis meses.

4- Ofrecer una satisfacción al estudiante, trabajador, persona o colectivo que haya ofendido.

5- Reparar cuando ello sea posible, en el plazo perentorio que se le fije, el daño ocasionado.

La pérdida de la beca no significa afectación docente.

ARTÍCULO 36: Tomando en consideración que el becario extranjero no tiene su residencia permanente en nuestro país, no se le impondrá las sanciones de supresión de derechos como becario.

ARTÍCULO 37: En todos los casos  se adjuntará la resolución sancionadora al expediente académico del estudiante.

CAPITULO XI. DE LAS APELACIONES

ARTÍCULO 38: Toda resolución que se dicte deberá expresar ante la autoridad que es apelable, así como por conducto de quien debe presentarse el recurso y el término señalado para su presentación.

ARTÍCULO 39: Las resoluciones deben ser notificadas con la entrega de copia literal de las mismas.

ARTÍCULO 40: Los estudiantes sancionados por faltas Graves y Menos Graves tendrán derecho a apelar ante el Rector por conducto de quien le impuso la  medida disciplinaria.

ARTÍCULO 41: El recurso de apelación, deberá presentarse en un término de diez días hábiles, contados a partir del día siguiente al de la notificación de la Resolución.

ARTICULO 42: Los recursos de apelación que se interpongan por faltas Muy Graves se admitirán en un solo efecto, por lo que la medida dictada en la primera instancia se ejecutará a reserva de lo que se disponga en la resolución que se dicte por el nivel superior. Los demás recursos de apelación se admitirán en ambos efectos, por lo cual la medida que se dicte en la primera instancia no se ejecutará hasta tanto sea ratificada por el nivel superior.

ARTICULO 43: La apelación se tramitará en un término de 20 días hábiles posteriores a su recepción;  salvo casos que por su masividad o complejidad requieran un tiempo superior, el  que será concedido por la autoridad  competente.

CAPITULO  XII  DE LA SUSPENSION DE LA MEDIDA DISCIPLINARIA

ARTICULO 44: En la Resolución que se dicte en primera instancia o en apelación, en la que se imponga una medida disciplinaria, el funcionario que resuelve podrá disponer la suspensión condicional de la medida o parte de la misma, oído el criterio de los factores de la Facultad, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal en que cursaba estudios el sancionado, la Unión de Jóvenes Comunistas y la Federación Estudiantil Universitaria del nivel correspondiente o el Delegado o Representante de los Trabajadores, y siempre que concurran los requisitos siguientes:

  • Que le hayan sido reconocidas atenuantes;
  • que no se le aprecien agravantes;

c) que haya mantenido una buena actitud docente y  moral  en su vida como estudiante de la educación superior y laboral cuando se trate de trabajadores estudiantes.

ARTÍCULO 45: El beneficio de la suspensión condicional otorgado queda sujeto al cumplimiento por el sancionado de los requisitos siguientes:

  • No ser sancionado en el período de suspensión por una nueva falta;
  • aprobar las asignaturas que curse en ese período, salvo que no pueda por enfermedad u otra causa debidamente justificada;
  • mantener una correcta actitud ante el trabajo y la sociedad;

    ch)   no ser sancionado por hecho delictivo.

ARTÍCULO 46: En el caso de probarse el incumplimiento, por parte del estudiante de cualquiera de los requisitos establecidos en el artículo anterior, el funcionario que concedió la suspensión condicional de la medida, podrá mediante resolución dejarla sin efectos y en consecuencia el  estudiante comenzará a cumplir la parte de la medida pendiente.

ARTICULO 47: Todo estudiante sancionado a dos o más cursos de separación, o a pérdida de sus derechos como becario por una falta que haya cumplido  no menos de la mitad de su sanción, podrá solicitar del Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal,  que revise su caso y le otorgue la Suspensión condicional del resto de la misma que le falte por cumplir. En los casos de Separación indefinida, y Expulsión en casos de fraude académico consumados tal solicitud podrá realizarse una vez trascurrido los dos primeros cursos de sanción, ante la autoridad que la impuso.

ARTICULO 48: El Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, oída la opinión de la Federación Estudiantil Universitaria y la Unión de Jóvenes Comunistas o del Delegado o Representante de los Trabajadores, según el caso, mediante resolución fundada accederá o no a lo solicitado, siendo su decisión inapelable. El estudiante podrá reiterar su solicitud una vez transcurrido un curso académico de haberla formulado. Caso de que fuera nuevamente denegada, el estudiante tendrá derecho a formular su solicitud ante el Rector del Centro, por conducto del Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal cuya decisión será inapelable.

CAPITULO XIII. DEL PROCEDIMIENTO DE REVISION

ARTICULO 49: En los casos de faltas Muy  Graves, el estudiante podrá solicitar procedimiento de revisión ante el Ministro o Jefe del Organismo al cual se encuentra adscrito el Centro de Educación Superior, a través del Rector, avalada tal solicitud por la Federación Estudiantil Universitaria del centro de estudio.

ARTÍCULO 50: La revisión procederá contra resoluciones firmes, cuando con posterioridad a su firmeza, se conozcan hechos de los que no se tuvo noticias antes, aparezcan nuevas pruebas o se demuestre la improcedencia, arbitrariedad o injusticia notoria de la misma.

La revisión puede ser promovida en cualquier momento por la parte afectada dentro del año siguiente a la firmeza de la resolución sancionadora.

ARTÍCULO 51: Presentada la solicitud a través de la instancia correspondiente, esta la elevará a quien corresponda junto con los expedientes académico y disciplinario además del aval de la FEU a que hace expresión el artículo anterior.

ARTICULO 52: Recibida la documentación, la autoridad facultada para conocer de la revisión contará con 30 días hábiles para resolverlo. Si se requiere la práctica de diligencias el término será de 30 días hábiles más. Si la revisión fuese declarada con lugar, se dictará resolución disponiendo lo que en Derecho corresponda. Si es desestimada se comunicará al solicitante mediante escrito las razones que asiste tal decisión.

Contra lo que se decida en revisión no cabe recurso alguno.

CAPITULO XIV. DE LA REHABILITACION DE LOS SANCIONADOS

ARTICULO 53: Los alumnos  sancionados a tenor con lo dispuesto  en los Reglamentos Disciplinarios que estuvieron o estén vigentes para los estudiantes de la educación superior, podrán pedir su rehabilitación estudiantil, bien en su etapa de pregrado o posgrado en escrito dirigido al Rector, Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, donde cursa o cursó estudios, si reúne los requisitos siguientes.

a) Por Faltas Menos Graves:

  1. al transcurrir dos cursos académicos posteriores al cumplimiento desu sanción, sin haber sido sancionado poruna indisciplina de igual o superior calificación;
  2. si se emite testimonio de su buen aprovechamiento docente, con posterioridad a su sanción.

b) Por las Faltas calificadas de Graves:

  1. al transcurrir tres cursos académicos posteriores a su sanción, sin haber sido sancionado por otra indisciplina;
  2. si se emite testimonio de su buen aprovechamiento docente con posterioridad a su sanción.

c) Por las Faltas Muy Graves:

  1. al transcurrir cinco cursos académicos posteriores al momento de haber obtenido reingreso a la educación superior;
  2. si se emite testimonio de su buen aprovechamiento docente con posterioridad a su sanción.

ARTICULO 54: Caso de que no transcurrieren los términos a que se refiere el articulo anterior antes de   su graduación, el alumno podrá formular su solicitud al graduarse, acompañando los avales a que anteriormente se hace referencia y la autoridad competente decidirá con vista a dichos testimonios, sobre la procedencia o no de acceder a su solicitud.

Si la respuesta fuere negativa deberá informarse al solicitante los requisitos que debe cumplir para obtener su rehabilitación estudiantil.

ARTICULO 55: Si el Rector, Decano, Director de Filial o Sede Universitaria Municipal, concediere la rehabilitación solicitada, la misma significará el retiro de la resolución sancionadora del expediente académico del interesado y su archivo en la Secretaría de la Facultad, sin que en el futuro se pueda dar informes sobre la misma sin una autorización expresa de la autoridad que la dispuso.

ARTICULO 56: Los graduados que hayan cumplido su servicio social o transcurrido su término si no estuvieren incluidos en el mismo, podrán solicitar al Rector del Centro que les expidió el título, su rehabilitación como estudiante, acreditando una positiva actuación en su vida laboral mediante testimonios expedidos por las organizaciones  sindicales y administrativas de su centro de trabajo.

Si el Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, concediere la rehabilitación estudiantil a un graduado, esta producirá los mismos efectos que la concedida a un alumno antes de graduarse a que se refiere el Artículo 55.

ARTÍCULO 57: Los alumnos sancionados por faltas Muy Graves no podrán pedir su rehabilitación estudiantil  como estudiantes aún cuando, por cualquier medio hayan obtenido su reingreso a la educación superior.

DISPOSICIONES ESPECIALES

PRIMERA: Si por causa no imputable a un estudiante al que se le siga un procedimiento disciplinario, no pudieran cumplirse los términos establecidos para la tramitación del mismo, el Rector, el Decano, o Director de Filial, Unidad Docente o  Sede Universitaria Municipal  está autorizado para interrumpir la tramitación del mismo declarando inhábil el tiempo que transcurra sujeto a estas causas y lo reanudará al terminar las mismas. Dejará constancia de esta interrupción en el expediente disciplinario a todos sus efectos. El periodo inhábil no podrá excederse de los 30 días.

SEGUNDA: El Secretario de Facultad cuando reciba una resolución firme por la cual se sanciona a uno o más estudiantes de cursos regulares diurnos a la separación de sus estudios por más de un curso, deberá comunicarlo dentro de los cinco días hábiles de tener

 conocimiento de dicha separación, a la Dirección de Trabajo del Poder Popular del Municipio donde reside el estudiante, así como al Comité Militar del propio Municipio. Cuando se trate de Cursos para Trabajadores u otros tipos de cursos la separación se comunicará a su Centro de Trabajo.

TERCERA: Cuando en los acuerdos de las Asambleas Estudiantiles se propongan sanciones disciplinarias a imponer a los estudiantes, el representante de la Federación Estudiantil Universitaria asistente a la misma, dará cuenta al Decano que corresponda, el cual, dentro de las 48 horas de recibida la comunicación, designará la Comisión Disciplinaria que deberá conocer del expediente a iniciar.

CUARTA: La Comisión Disciplinaria está autorizada a utilizar los términos fijados en este Reglamento si tuviere que investigar alguna de las imputaciones formuladas, aunque si considera que los cargos están debidamente probados, deberá reducir en 5 días el término de su actuación y elevar sus conclusiones al Decano o Director que corresponda.

QUINTA: El Decano, Director de Filial, Unidad Docente o Sede Universitaria Municipal, procederá  a emitir la resolución  que a su nivel corresponda.

SEXTA: Si la Asamblea acordase la separación inmediata de las aulas de un estudiante, el Decano o  Director de Filial consultará a la Federación Estudiantil Universitaria y la Unión de Jóvenes Comunistas a nivel de Centro antes de adoptar la decisión que sobre el asunto estime pertinente.

SÉPTIMA: En los casos de las Facultades independientes, las facultades conferidas al Rector en el presente reglamento serán asumidas por el Decano.  Y las correspondientes al Decano serán asumidas por el  Vicedecano que atiende la esfera de la docencia.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

UNICA: Las Comisiones Disciplinarias designadas para conocer de indisciplinas estudiantiles al amparo de lo establecido en las resoluciones 200 de 28 de septiembre de 1984 y 38 de 9 de marzo del 2000, dictadas por el que resuelve, continuarán la tramitación de dichos expedientes de acuerdo con lo regulado en esas disposiciones hasta la terminación de los mismos, pero aplicarán lo dispuesto en el presente Reglamento cuando sea más favorable al alumno procesado.

SEGUNDO: Dejar sin efectos las resoluciones ministeriales No. 200 de 28 de septiembre de 1984; 388 de 4 de diciembre de 1987; 38 de 9 de marzo del 2000 y cualquier otra disposición de igual o inferior jerarquía en todo lo que se opongan a lo dispuesto por la presente.

TERCERO: La presente resolución y su reglamento entrarán en vigor a partir del 3 de enero del 2008. DADA en La Habana, a 18 días del mes de octubre del 2007. “Año 49 de la Revolución”.Publíquese en la Gaceta Oficial  de la República de Cuba

(Fdo.) Dr. Juan Vela Valdés, Ministro de Educación Superior. Lic. Jorge Valdés Asán, Jefe del Departamento Jurídico. Ministerio de Educación Superior.

CERTIFICO: Que la presente es copia fiel y exacta del original de la Resolución No. 240, firmada a los 18 días del mes de Octubre del 2007 por el Ministro de Educación Superior.

RESOLUCIÓN Nº 128 / 2006.

POR CUANTO: Mediante el Acuerdo del Consejo de Estado de fecha 9 de junio del 2006 fue designado el que resuelve Ministro de Educación Superior.

POR CUANTO: El Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, de conformidad con la

Disposición Final Séptima del Decreto Ley No. 147, de la Reorganización de los Organismos de la Administración Central del Estado de 21 de abril de 1994 y como parte del perfeccionamiento continuo del sistema del Ministerio de Educación Superior, adoptó con fecha 24 de abril del 2001, el Acuerdo 4001 aprobando entre otros, las funciones y atribuciones específicas del MES, entre las que se encuentra: “Proponer la política general con relación a las categorías docentes en la educación superior y establecer las reglamentaciones para la aplicación de las mismas.”

POR CUANTO: La Ley No. 1296 de 8 de mayo de 1975, modificada por el Decreto Ley No. 38 de 7 de abril de 1980, posibilitó avanzar en el fortalecimiento de la integración docencia – investigación – producción; mejorar la preparación de los estudiantes, así como impulsar la educación de postgrado entre otros logros.

POR CUANTO: En 1993, después de consultar a las instancias correspondientes, se dictó mediante la resolución ministerial No. 25 de 10 de febrero de 1993, el vigente Reglamento para la Aplicación de las Categorías Docentes de la Educación Superior, el que sufrió algunas modificaciones durante estos años mediante la puesta en vigor de normas complementarias.

POR CUANTO: Las exigencias actuales de la educación superior requieren adecuar al personal docente, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial, a las nuevas necesidades.

Los cuerpos legales antes expresados permiten, a partir de su articulado, cumplir las nuevas encomiendas para regular convenientemente la organización del trabajo del personal docente en la educación superior.

POR TANTO: En uso de las facultades que me están conferidas, dicto el siguiente:

REGLAMENTO PARA LA APLICACIÓN DE LAS CATEGORÍAS DOCENTES DE LA EDUCACION SUPERIOR.

CAPITULO I. GENERALIDADES.

ARTÍCULO 1: Las categorías establecidas para la organización del trabajo del personal docente en los centros de educación superior son las siguientes:

  • Cuatro categorías principales: Profesor Titular, Profesor Auxiliar, Asistente e Instructor.
  • Dos categorías complementarias: Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia.
  • Dos categorías especiales: Profesor de Mérito y Profesor Invitado.

La categoría principal de Instructor es transitoria con un tiempo máximo de 5 años.

ARTICULO 2: El proceso para otorgar las categorías docentes principales y complementarias se convoca de acuerdo con la estructura de categorías docentes aprobadas por el Ministerio de Educación Superior para cada centro de educación superior y en las disciplinas existentes en el departamento docente, sede universitaria, centro de estudio u otra unidad organizativa que corresponda. En los centros de educación médica superior se convoca para las disciplinas y especialidades médicas dentro del departamento docente.

ARTÍCULO 3: El proceso de análisis para el otorgamiento de las categorías docentes principales y complementarias se lleva a cabo por tribunales nombrados al efecto, quienes evalúan a su vez el cumplimiento de los requisitos y los ejercicios establecidos según corresponda.

ARTICULO 4: Como tiempo de trabajo en la educación superior, a los efectos del análisis para el otorgamiento de las categorías docentes principales, se considera el dedicado a la docencia vinculada a un centro de educación superior, en Cuba o en el extranjero; también se consideran a esos efectos los años de trabajo docente o los cursos académicos en que se haya realizado alguna de las actividades siguientes: Trabajo docente-educativo, Trabajo metodológico, Trabajo de investigación científico-técnica y Superación.

CAPITULO II. DE LAS FUNCIONES DEL PERSONAL DOCENTE UNIVERSITARIO.

ARTÍCULO 5: Las funciones generales de los docentes universitarios son las siguientes:

  • Educar para la formación de valores éticos y morales, convicciones personales, hábitos de conducta y personalidades integralmente desarrolladas que piensen y actúen creadoramente, aptas para construir la nueva sociedad y defender las conquistas de la Revolución;
  • realizar la planificación, ejecución y control del proceso docente de pregrado y postgrado en todas sus formas, de acuerdo con su categoría docente,
  • desarrollar actividades metodológicas y de superación inherentes al proceso docente de pregrado y postgrado, hasta el nivel de actualización que requiera el desarrollo exitoso de las funciones correspondientes a su categoría;
  • elevar constantemente sus conocimientos pedagógicos, científico-técnicos y culturales;
  • realizar investigaciones, trabajos de desarrollo y de innovación tecnológica, así como servicios científico técnicos y de aplicación que contribuyan al desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad y al perfeccionamiento de la vida social en su conjunto; y
  • cumplir las regulaciones establecidas para el personal docente universitario.

ARTÍCULO 6: Además de las expresadas en el Artículo precedente, las funciones de los Profesores Titulares son:

  • dirigir procesos académicos y/o unidades organizativas universitarias.
  • desarrollar docencia de pregrado en asignaturas de la disciplina en que ejerce sus funciones, o en disciplinas afines, así como docencia de postgrado en el mayor nivel de complejidad e integridad en las mismas disciplinas;
  • dirigir y desarrollar trabajo metodológico en la formación del profesional y la educación de postgrado;
  • dirigir y desarrollar trabajo metodológico inherente a la docencia de pregrado y postgrado definida en la función anterior y en el campo de las funciones asignadas al departamento docente;
  • dirigir y participar en investigaciones científicas y trabajos de desarrollo y de innovación que contribuyan significativamente al desarrollo de su esfera de actuación; coadyuvar a que los resultados se introduzcan de manera eficiente;
  • dirigir y participar en la formación científico educativa del personal con categorías docentes precedentes.

ARTÍCULO 7: Además de las expresadas en el Artículo 5 del presente Reglamento, son funciones de los Profesores Auxiliares:

  • dirigir procesos académicos y/o unidades organizativas universitarias.
  • desarrollar docencia de pregrado y postgrado en los contenidos definidos en la disciplina en que ejerce sus funciones o en disciplinas afines;
  • dirigir y desarrollar trabajo metodológico en la formación del profesional y la educación de postgrado;
  • dirigir y participar en investigaciones científicas y trabajos de desarrollo e innovación y contribuir a que los resultados se introduzcan de manera eficiente;
  • dirigir y participar en la formación científico educativa del personal con categorías docentes precedentes.

ARTÍCULO 8: Además de las establecidas en el Artículo 5, son funciones de los Asistentes:

  • desarrollar docencia de pregrado, así como de postgrado en las asignaturas en que ejerce sus funciones;
  • dirigir y desarrollar trabajo metodológico de pre y postgrado en el campo de las asignaturas en que ejerce sus funciones,
  • participar en investigaciones científicas y trabajos de desarrollo e innovación y contribuir a que los resultados se introduzcan de manera eficiente; y
  • dirigir y participar en la formación científico-metodológica del personal con categorías docentes precedentes.

ARTÍCULO 9: Son funciones de los Instructores, además de las recogidas en el Artículo 5 del presente Reglamento, las siguientes:

  • desarrollar docencia de pregrado en los contenidos definidos en las asignaturas en que ejerce sus funciones;
  • Desarrollar trabajo metodológico inherente a la docencia de pregrado definida en el inciso anterior;
  • participar en investigaciones científicas y trabajos de desarrollo e innovación, así como contribuir a la introducción de sus resultados; y
  • participar en la formación científico – metodológica del personal con categoría docente complementaria y de estudiantes seleccionados.

ARTÍCULO 10: Cuando sea imprescindible para el desarrollo del trabajo en alguna instancia de un centro de educación superior, los docentes pueden cumplir funciones correspondientes a categorías superiores a la que ostentan. En estos casos, si la labor realizada cumple cabalmente los objetivos definidos para ésta, podrá ser considerada como aval para futuros procesos de categoría docente.

ARTÍCULO 11: Las funciones de las categorías docentes complementarias Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia son las siguientes:

  • participar en el desarrollo de docencia de pregrado, en prácticas de laboratorio y clases prácticas;
  • participar en tareas de aseguramiento docente e investigativo;
  • participar en tareas de investigación y de servicios científico-técnicos relacionados con su especialidad; y
  • cumplir la legislación vigente para los docentes universitarios, en las tareas relacionadas con sus funciones.

CAPITULO III. DE LOS REQUISITOS PARA LA OBTENCIÓN DE CATEGORIAS DOCENTES.

SECCIÓN PRIMERA. De las categorías Docentes Principales y Complementarias.

ARTÍCULO 12: Los requisitos correspondientes a la categoría docente principal Profesor Titular son los siguientes:

  • Poseer Grado Científico.
  • Cuando se trata de un aspirante que sea docente a tiempo completo en un centro de educación superior, haber desempeñado un relevante papel en las actividades académicasy profesionales y cumplido adecuadamente las funciones establecidas para la categoría docente principal que ostente, con un reconocido prestigio en las actividades que desarrolla en general.

Cuando se trate de un profesional procedente de un sector que no sea la educación superior, tener como mínimo quince años de experiencia profesional y haber desempeñado un relevante papel en su actividad profesional, vinculado a órganos, organismos o empresas estatales u otras organizaciones, con resultados satisfactorios en actividades relacionadas con la disciplina en que se desempeñará, acreditado mediante el criterio del jefe inmediato superior.

  • Tener una sobresaliente actividad científica, expresada en su desempeño profesional o en los resultados investigativos alcanzados en forma sostenida, en la dirección científica exitosa de investigaciones, en colectivos de profesores, investigadores u otros profesionales y técnicos, o en las soluciones dadas a problemas concretos que hayan sido aplicadas en la práctica social o estén en vías de introducción y que contribuyan significativamente al desarrollo de su esfera de actuación, o en investigaciones fundamentales con aportes al conocimiento científico.
  • Tener resultados científicos y que los mismos hayan sido publicados en revistas referenciadas en bases de datos de prestigio y visibilidad internacional o publicaciones especializadas, útiles a la producción y los servicios, la educación superior, u otros niveles de enseñanza, tales como libros, monografías, materiales didácticos, planes y programas de estudio, documentos normativos y metodológicos, temas de la disciplina para la actualización científica de profesionales, profesores, estudiantes u otros, editados en los últimos cinco años o que mantengan su vigencia científica.
  • Demostrar conocimientos sobre los Problemas Sociales de la Ciencia y la Tecnología.
  • Dominar un idioma extranjero y poder consultar la información científico- técnica en otro idioma extranjero.
  • Tener como mínimo diez años de experiencia en el trabajo docente en la educación superior y evaluaciones de Excelente o Bien en los resultados de su trabajo docente en los últimos tres cursos.
  • Mantener una conducta que corresponda con su condición de educador de las nuevas generaciones y demostrar que tiene posibilidades de cumplir las funciones de la categoría docente principal Profesor Titular.
  • Realizar satisfactoriamente el ejercicio de oposición.

ARTÍCULO 13: Los requisitos correspondientes a la categoría docente principal Profesor Auxiliar son los siguientes:

  • Cuando se trata de un aspirante que sea docente a tiempo completo en un centro de educación superior, haber tenido resultados satisfactorios en las actividades académicas en general y cumplido adecuadamente las funciones de la categoría docente principal que ostente, con un reconocido prestigio en las actividades que desarrolla en general.

Cuando se trate de un profesional procedente de un sector que no sea la educación superior, tener como mínimo diez años de experiencia profesional y una significativa actividad profesional, vinculado a órganos, organismos o empresas estatales u otras organizaciones, con resultados satisfactorios en actividades relacionadas con la disciplina en que se desempeñará, acreditado mediante el criterio del jefe inmediato superior.

  • Tener una notable actividad científica, expresada en los resultados alcanzados en su desempeño profesional, ya sea en soluciones dadas a problemas concretos que hayan sido aplicados en la práctica social o en investigaciones que estén en vías de introducción y que contribuyan al desarrollo de su esfera de actuación o del conocimiento científico; o aportes a problemas en la rama en que realiza su actividad como especialista de nivel superior, debidamente acreditados.
  • Tener resultados científicos y que los mismos hayan sido publicados en revistas referenciadas en bases de datos reconocidos a nivel internacional o publicaciones especializadas, útiles a la producción y los servicios, la educación superior, u otros niveles de enseñanza, tales como libros, monografías, materiales didácticos, planes y programas de estudio, documentos normativos y metodológicos, publicaciones seriadas en órganos de prensa local, temas de la disciplina para la actualización científica de profesionales, profesores, estudiantes u otros, editados en los últimos cinco años o que mantengan su vigencia científica en los últimos cinco años o aprobados con ese fin o que mantenga su vigencia científica.
  • Demostrar conocimientos sobre los Problemas Sociales de la Ciencia y la Tecnología.
  • Dominar un idioma extranjero.
  • Tener como mínimo seis años de experiencia en el trabajo docente y evaluaciones de Excelente o Bien en los resultados de su trabajo docente en los últimos tres cursos.
  • Mantener una conducta que corresponda con su condición de educador de las nuevas generaciones y demostrar que tiene posibilidades de cumplir las funciones de la categoría docente principal Profesor Auxiliar.
  • Realizar satisfactoriamente el ejercicio de oposición.

ARTÍCULO 14: Los requisitos correspondientes a la categoría docente principal Asistente son los siguientes:

  • Cuando se trata de un aspirante que sea docente a tiempo completo de un centro de educación superior, haber cumplido exitosamente durante su etapa como Instructor o adiestrado su plan de desarrollo técnico profesional y pedagógico, y cumplido los objetivos de la superación básica y especializada trazados por el departamento docente donde labora, de forma que se demuestre haber obtenido la formación que le permita el cumplimiento de las funciones correspondientes a esta categoría.

Cuando se trate de un profesional procedente de un sector que no sea la educación superior, tener como mínimo cinco años de experiencia profesional, vinculado a órganos, organismos o empresas estatales u otras organizaciones, con resultados satisfactorios en actividades relacionadas con la disciplina en que se desempeñará, acreditado mediante el criterio del jefe inmediato superior.

  • Mostrar participación en trabajos investigativos, de desarrollo y de innovación tecnológica, así como los resultados de su actividad profesional mediante el cumplimiento satisfactorio de las funciones encomendadas, la elaboración de materiales y publicaciones científicas útiles a la producción y los servicios, la educación superior u otros niveles de enseñanza, y haber elaborado al menos un artículo científico publicado o aprobado para publicar en revistas especializadas.
  • Demostrar conocimientos sobre los Problemas Sociales de la Ciencia y la Tecnología.
  • Conocer un idioma extranjero para poder consultar la información científico- técnica.
  • tener como mínimo tres años de experiencia en el trabajo docente en la educación superior con resultados de Excelente o Bien en las evaluaciones de su trabajo docente en los últimos dos cursos y mantener una conducta ejemplar, como corresponde a un educador de las nuevas generaciones.
  • Realizar satisfactoriamente el ejercicio de oposición.

ARTÍCULO 15: Para las especialidades y asignaturas de Arte, pueden ser consideradas como publicaciones las interpretaciones o creaciones. En estos casos los resultados científicos serán avalados por la constatación de su promoción sistemática a través de las instituciones correspondientes.

ARTÍCULO 16: El requisito sobre los conocimientos de Problemas Sociales de la Ciencia y la Tecnología, establecidos en los incisos e) del Artículo 12, d) del Artículo 13 y c) del Artículo 14, para las categorías docentes principales de PT, PA y As respectivamente, se consideran cumplidos a partir de:

  • Haber aprobado el examen establecido como requisito del grado científico; o
  • haber aprobado el examen establecido para la categoría docente correspondiente, el cual tendrá una vigencia de hasta 5 años.

ARTÍCULO 17: El requisito sobre los conocimientos de idiomas extranjeros, establecido en los incisos f) del Artículo 12, e) del Artículo 13 y d) del Artículo 14 para las categorías docentes principales de PT, PA y As respectivamente, se consideran cumplidos a partir de:

  • Haber aprobado el examen establecido como requisito del grado científico; o aprobado el examen establecido según la categoría docente a la que aspira. En el examen correspondiente a las categorías de PT y PA, el aspirante debe demostrar poder comunicarse, redactar y traducir en un idioma extranjero útil en su especialidad y para As, demostrar poder consultar información científica técnica de su especialidad en un idioma extranjero. El referido examen tendrá una vigencia de 5 años.
  • Para el segundo idioma extranjero establecido como requisito para la categoría de Profesor Titular, aprobar el examen donde demuestre poder consultar información científico técnica en un idioma extranjero. El referido examen tendrá una vigencia de 5 años.

El idioma extranjero válido como requisito debe ser de utilidad para el campo profesional y será limitado a la posibilidad de ser evaluado por un tribunal en ese idioma.

ARTÍCULO 18: Los requisitos correspondientes a la categoría docente Instructor son los siguientes:

  • Ser graduado de nivel superior.
  • Tener buenos antecedentes como Alumno Ayudante; buena evaluación integral e índice académico no menor de 4 puntos o su equivalente. Haber sido asignado a un centro de educación superior por el plan de distribución de la Fuerza de Trabajo Calificada, o con dos años o más de adiestramiento laboral con evaluaciones satisfactorias.
  • En el caso de profesionales vinculados a órganos, organismos o empresas estatales u otras organizaciones, acreditar el resultado satisfactorio de su trabajo mediante el criterio evaluativo del jefe inmediato superior.
  • Realizar satisfactoriamente el ejercicio de oposición.

ARTÍCULO 19: Los requisitos correspondientes a las categorías docentes complementarias de Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia son los siguientes:

  • Ser graduado de nivel medio superior, en una especialidad relacionada con la disciplina en que ejercerá su labor docente o una vez graduado, haber recibido cursos de capacitación o tener experiencia laboral vinculada con la misma.
  • Tener un expediente integral satisfactorio con un índice académico no menor de 4 puntos, o su equivalente.
  • En el caso de estar vinculado a un órgano, organismo o empresa estatal u otras organizaciones, acreditar el resultado satisfactorio de su trabajo mediante el criterio evaluativo del jefe inmediato superior.
  • Aprobar el ejercicio de oposición que se establezca.

ARTÍCULO 20: Como casos excepcionales y a solicitud expresa de los rectores de los centros de educación superior adscriptos al Ministerio de Educación Superior o de los jefes de organismos, organizaciones u órganos del Estado con centros de educación superior adscriptos, el Ministro de Educación Superior podrá eximir, a aspirantes de las categorías Profesor Titular y Profesor Auxiliar, del cumplimiento de los requisitos relacionados con los conocimientos sobre Problemas Sociales de la Ciencia y la Tecnología (PSCT) y/o de idioma extranjero, a profesionales y educadores de vasta experiencia que por la naturaleza de su actividad académica y profesional, se evidencia el nivel de actualización y utilización sistemática de estos conocimientos, convirtiéndose  en una formalidad la realización de los referidos ejercicios.

ARTICULO 21: A solicitud expresa y fundamentada de los Consejos de Dirección de las Facultades o Sedes Universitarias, el Rector puede aprobar el análisis por los tribunales correspondientes, de profesionales y técnicos que no cumplan los requisitos establecidos en el inciso b) del Artículo 18 ó 19, para la categoría docente principal de Instructor y categorías complementarias respectivamente.

SECCIÓN SEGUNDA. De las Categorías Docentes Especiales.

ARTÍCULO 22: Para otorgar la categoría docente especial Profesor de Mérito se requiere:

  • ser profesional nacional o extranjero y haberse distinguido por su dedicación ejemplar durante años en las actividades académicas en la educación superior;
  • tener prestigio reconocido en el claustro profesoral del centro de educación superior y a escala nacional o internacional; y
  • ser propuesto por el rector y contar con la aprobación del consejo de dirección del centro, oído el parecer del consejo científico u órgano equivalente en caso de que este no exista.

ARTÍCULO 23: Para otorgar la categoría docente especial Profesor Invitado se requiere:

  • ser profesional nacional o extranjero cuya experiencia en una rama específica del conocimiento permita considerarlo como un profesional de alta calificación; y
  • ser propuesto por el decano y contar con la aprobación de consejo de dirección del centro de educación superior de que se trate.

CAPITULO IV. DE LAS BASES PARA EL INICIO DEL PROCESO DE OTORGAMIENTO.

ARTÍCULO 24: Para aprobar la iniciación del proceso de otorgamiento de una categoría docente principal o complementaria a un aspirante, los tribunales creados al efecto se basan en los documentos siguientes:

  • expediente del docente actualizado o currículum vitae si el aspirante no es docente;
  • certificaciones que acrediten los requisitos establecidos de tiempo, nivel y conocimientos exigidos que correspondan de acuerdo a la categoría.
  • evaluaciones anuales de los resultados del trabajo del aspirante, tanto profesional como docente, durante los tres últimos años anteriores al proceso;
  • evaluación social y moral, cuando fuere necesario a juicio del tribunal, las que son expedidas según corresponda, por el decano de la facultad, director de sede universitaria del centro de educación superior, incluyendo la opinión de las organizaciones estudiantiles y/o del jefe del centro donde labora el aspirante.

ARTICULO 25: Los tribunales no iniciarán el proceso de otorgamiento de la categoría docente en los casos en que falte alguno de los documentos requeridos, establecidos en el Artículo precedente.

ARTICULO 26: El aspirante a una categoría docente principal o complementaria que no presente en el tiempo establecido la documentación requerida para la categoría docente a la que aspira, por causas que le sean imputables, no tendrá derecho a continuar en el proceso, en esa convocatoria.

Cuando la demora en la presentación de algunos de los documentos indicados no sea imputable al interesado, el tribunal puede conferir una prórroga especial dentro del término fijado por el centro de educación superior para el proceso de otorgamiento de categorías docentes.

ARTÍCULO 27: Los tribunales reciben del órgano de cuadros correspondiente los expedientes completos de los aspirantes a categorías docentes y determinan los casos que pueden iniciar el proceso, informando al respecto a los aspirantes, al órgano de cuadros y a los decanos de las facultades, centros de estudio o sedes universitarias correspondientes.

ARTICULO 28: Una vez que el tribunal haya culminado su análisis y determinado los aspirantes que pueden iniciar el proceso, convoca a la realización del ejercicio de oposición.

CAPITULO V. DEL EJERCICIO DE OPOSICIÓN.

ARTÍCULO 29: El ejercicio de oposición para la categoría docente principal Profesor Titular, consiste en:

  • Desarrollar una clase metodológica correspondiente al contenido de un tema de la disciplina de que se trate, en la que debe obtener como mínimo la calificación de Bien (4).
  • Realizar una exposición crítica sobre el plan de estudios de la carrera o del programa de la disciplina en la cual se realiza la oposición, sustentándola en uno de sus temas, debiendo demostrar un profundo conocimiento del contenido tratado, en la que debe obtener como mínimo la calificación de Bien (4).
  • Presentar los resultados de su labor científica, mediante la exposición de un tema específico escogido por el aspirante, donde demuestre un profundo dominio teórico y práctico en el campo del conocimiento de que se trate y los resultados alcanzados personalmente al respecto.
  • Mostrar los conocimientos y habilidades en la utilización de la computación y las tecnologías de la información y las comunicaciones, a través de las actividades establecidas en los incisos a), b) y c). El tribunal debe evaluar si el nivel alcanzado por el aspirante está acorde o superior con el existente en la carrera y disciplina de que se trate o está por debajo de las expectativas existentes de acuerdo a la categoría a la que aspira.

ARTÍCULO 30: El ejercicio de oposición para la categoría docente principal Profesor Auxiliar, consiste en:

  • Desarrollar una clase metodológica correspondiente al contenido de un tema de la disciplina de que se trate, en la que debe obtener como mínimo la calificación de Bien (4).
  • Disertar durante una hora aproximadamente, sobre el programa de la disciplina correspondiente a la categoría a que aspira, demostrando un profundo conocimiento del contenido tratado, debiendo obtener en este ejercicio como mínimo la calificación de Bien (4).
  • Realizar una exposición sobre un tema específico escogido por el aspirante y que contenga los resultados alcanzados personalmente en su especialidad, que podrá consistir en la solución de un problema teórico o práctico de ella, o en una contribución científica de otro tipo.
  • Mostrar los conocimientos y habilidades en la utilización de la computación y las tecnologías de la información y las comunicaciones, a través de las actividades establecidas en los incisos a), b) y c). El tribunal debe evaluar si el nivel alcanzado por el aspirante está acorde o superior con el existente en la carrera y disciplina de que se trate o está por debajo de las expectativas existentes de acuerdo a la categoría a la que aspira.

ARTÍCULO 31: El ejercicio de oposición para la categoría docente principal Asistente, consiste en:

  • Desarrollar una clase de comprobación, correspondiente al contenido de un tema de la asignatura de que se trate, en la que debe obtener como mínimo la calificación de Bien (4).
  • Realizar una exposición sobre su participación y resultados en trabajos investigativos, servicios científico técnicos y de innovación tecnológica, como parte de su actividad académica y profesional.
  • Mostrar los conocimientos y habilidades en la utilización de la computación y las tecnologías de la información y las comunicaciones, a través de las actividades establecidas en los incisos a) y b). El tribunal debe evaluar si el nivel alcanzado por el aspirante está acorde o superior con el existente en la carrera y disciplina de que se trate o está por debajo de las expectativas existentes de acuerdo a la categoría a la que aspira.

 

ARTÍCULO 32: Para la categoría docente principal Instructor, el ejercicio de oposición consiste en la realización de una clase de comprobación de una de las asignaturas de la disciplina en que desarrollará la docencia, en la que debe obtener como mínimo la calificación de Bien (4).

ARTÍCULO 33: Para las categorías docentes complementarias Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia, el ejercicio de oposición consiste en la realización de una clase práctica o de laboratorio correspondiente a la asignatura donde desarrollará su trabajo, en la que debe obtener como mínimo la calificación de Bien (4).

ARTICULO 34: En los Centros de Educación Superior de Ciencias Médicas, la clase a la que se hace referencia en los Artículos 32, 33, 34, 35, y 36 en las disciplinas y especialidades clínicas y paraclínicas, se desarrollará sobre algunas de las actividades de educación en el trabajo, prevista en el Reglamento para la Organización del Proceso Docente Educativo en los centros de educación médica superior.

ARTÍCULO 35: El tema para la clase metodológica de los que aspiran a las categorías docentes principales Profesor Titular o Profesor Auxiliar, se selecciona al azar con quince días naturales de antelación a la fecha fijada para su exposición, entre los temas de la asignatura propuesta por el aspirante, correspondiente a la disciplina convocada.

El tema de la clase de comprobación, para los que aspiran a las categorías docentes principales de Asistente o Instructor, se selecciona al azar entre los temas de la asignatura, con quince días naturales de antelación a la fecha fijada para su exposición y es el mismo para todos los aspirantes a la categoría de que se trate.

ARTÍCULO 36: Para efectuar la valoración cualitativa del trabajo o aportes científicos de un aspirante a categoría docente, los tribunales apreciarán directamente los resultados académicos obtenidos, las publicaciones efectuadas, las investigaciones en desarrollo, la opinión del consejo científico del centro de educación superior o de la facultad, sede universitaria, departamento docente y de los organismos estatales en que haya aplicado logros investigativos, o haya laborado o labore el aspirante, cuando éste proceda de la práctica profesional, así como cuantos otros elementos consideren necesarios.

ARTÍCULO 37: Los ejercicios de oposición son públicos, excepto para los otros aspirantes que opten por esa plaza.

ARTÍCULO 38: Los tribunales deben expedir las calificaciones de los ejercicios de oposición, como máximo tres días hábiles posteriores a su realización e informar a los aspirantes al respecto.

ARTÍCULO 39: Los tribunales presentan a la consideración del Rector la propuesta fundamentada de los aspirantes a los que considere deba otorgárseles las categorías docentes. La fundamentación se basa en primer lugar, en el análisis integral del expediente y en las valoraciones sobre el cumplimiento de los requisitos y de los resultados cualitativos de los ejercicios de oposición realizados.

ARTÍCULO 40: Los tribunales pueden declarar desierta una plaza cuando la totalidad de los aspirantes no satisfaga los requisitos establecidos para la categoría de que se trate o ninguno de ellos obtenga los resultados establecidos en los ejercicios de oposición.

ARTÍCULO 41: Los ejercicios de oposición, sólo tienen validez para el proceso en que se realizan y no para procesos posteriores.

CAPITULO VI. DE LOS TRIBUNALES PARA EL OTORGAMIENTO, RATIFICACIÓN O PÉRDIDA DE LAS CATEGORÍAS DOCENTES.

ARTÍCULO 42: El tribunal para el otorgamiento, ratificación o pérdida de las categorías docentes principales y complementarias se integra por cinco miembros y dos suplentes; uno de los cuales lo presidirá. En su integración deberán cumplirse los requisitos siguientes:

  • el tribunal para el análisis de las categorías docentes principales Profesor Titular y Profesor Auxiliar está integrado por Profesores Titulares; para el análisis de las categorías docentes principales Asistente e Instructor y las complementarias Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia está integrado por Profesores Titulares o Profesores Auxiliares,
  • al menos tres de los miembros del tribunal deben ser profesores de la misma disciplina o disciplinas afines a la que se convoca,
  • el Buró Sindical correspondiente, conocerá previamente la propuesta de miembros para integrar los tribunales y emitirá cualquier opinión que al respecto considere necesario; podrá seleccionar y apoyarse en alguno de los miembros para mantenerse informado sobre el proceso de análisis.

ARTÍCULO 43: Los tribunales que analizarán las categorías docentes de los rectores, directores, jefes de departamentos, asesores técnicos docentes, metodólogos y metodólogos – inspectores de los organismos, organizaciones u órganos del Estado que tienen centros de educación superior adscriptos y poseen estructura específica para atenderlos, estarán integrados por dos dirigentes o funcionarios docentes con categoría docente principal Profesor Titular que laboren en el Ministerio correspondiente y por tres Profesores Titulares del centro donde desarrolla docencia el que aspira.

ARTÍCULO 44: Para lograr la continuidad y agilidad del trabajo del tribunal en caso de ausencia de alguno de los miembros efectivos, siempre que sea posible, se designarán miembros suplentes, los cuales deben cumplir los requisitos exigidos, según la categoría docente que analizará el tribunal.

ARTÍCULO 45: El rector del centro de educación superior es quien designa, de acuerdo con lo establecido en el presente Reglamento, los tribunales para el análisis de las categorías docentes principales Asistente e Instructor y las complementarias Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia. Asimismo, propone los tribunales para evaluar las categorías docentes principales Profesor Titular y Profesor Auxiliar, para su aprobación por el Ministro de Educación Superior o el viceministro que atiende el área de recursos humanos.

ARTÍCULO 46: Los rectores de los centros de educación superior que no cuenten con el personal con los requisitos exigidos para integrar los tribunales, tramitarán solicitud en tal sentido al rector de otro centro de educación superior con estas posibilidades, quien designa o propone a los miembros del tribunal correspondiente, de acuerdo con lo establecido en el presente Reglamento.

ARTÍCULO 47: El personal designado para integrar los tribunales de análisis de las categorías docentes principales y complementarias elegirá de entre ellos, en la reunión de constitución un presidente y un secretario.

ARTÍCULO 48: Al personal designado para integrar los tribunales de análisis de las categorías docentes le será incluida esta tarea en su plan de trabajo.

ARTÍCULO 49: Los tribunales de análisis de las categorías docentes, en todos los ejercicios de oposición, deben integrarse completamente con cinco miembros.

Con ese objetivo los miembros suplentes pueden actuar en caso de imposibilidad, recusación o inhibición de alguno de los miembros en propiedad.

Para evaluar el ejercicio de oposición contemplado en los Artículos 29 y 30 sobre la presentación de un tema científico, el presidente del tribunal podrá invitar a cuantos especialistas en la materia estime necesarios.

ARTÍCULO 50: El presidente del tribunal tiene las obligaciones siguientes:

  • garantizar el cumplimiento estricto de este Reglamento;
  • planificar y dirigir el trabajo del tribunal
  • controlar la marcha del proceso de análisis de los casos asignados;
  • velar por la calidad del proceso de análisis; y
  • coordinar la actuación de los integrantes del tribunal.

ARTÍCULO 51: El secretario del tribunal tiene las obligaciones siguientes:

  • mantener en regla y actualizada la documentación referida al proceso de análisis, la que se integra en un expediente debidamente foliado;
  • custodiar los expedientes entregados al tribunal;
  • levantar acta de las reuniones de trabajo del tribunal;
  • citar a los miembros del tribunal a las reuniones programadas; y
  • auxiliar al presidente del tribunal en las tareas que éste le encomiende.

ARTÍCULO 52: Los miembros del tribunal tienen las obligaciones siguientes:

  • asistir a las reuniones programadas por el presidente del tribunal; y
  • ejecutar con calidad y en el tiempo programado las tareas que se le asignen.

Estas obligaciones rigen igualmente para los miembros suplentes del tribunal.

ARTÍCULO 53: Los tribunales para el otorgamiento de las categorías docentes principales y complementarias están facultados para:

  • obtener información del departamento docente y/o entidad donde labore, en colectivo o de algunos de sus miembros, así como del interesado, a los efectos de esclarecer algún elemento de juicio o precisar algunos de los aspectos que complementen la totalidad de los requisitos;
  • proa categorías docentes principales y complementarias en los casos en que proceda; y
  • proponer a los niveles que corresponda declarar el proceso desierto cuando los resultados del ejercicio de oposición determinen que los aspirantes no reúnen los requisitos exigidos para la categoría en cuestión.

ARTÍCULO 54: Los tribunales, una vez constituidos, reciben del órgano de cuadros en la fecha programada los expedientes de los aspirantes a categorías docentes debidamente actualizados.

CAPITULO VII. DEL PROCEDIMIENTO PARA CONVOCAR AL PROCESO DE CATEGORÍAS DOCENTES.

ARTÍCULO 55: A partir de la estructura de categorías docentes principales aprobada al centro de educación superior, el rector determina las plazas de categorías docentes a convocar por disciplinas y asignaturas según corresponda. Previa coordinación con el Sindicato, dispondrá la publicación de la convocatoria del proceso y su amplia divulgación, la que debe especificar las disciplinas para las plazas de Profesor Titular y Profesor Auxiliar y las asignaturas para Asistente e Instructor, así como el alcance de la misma en cada caso

ARTÍCULO 56: Los aspirantes que consideren reunir los requisitos para una de las categorías docentes principales a analizar, deben presentar su solicitud por escrito al decano u otro nivel que corresponda según convocatoria, en un término como máximo de treinta días naturales posteriores a la publicación de la convocatoria.

CAPITULO VIII. DEL OTORGAMIENTO DE LAS CATEGORIAS DOCENTE.

ARTÍCULO 57: El otorgamiento de las categorías docentes se realiza de acuerdo con las normas establecidas en el presente Reglamento y por los niveles siguientes:

  • el Ministro de Educación Superior otorga la categoría docente principal Profesor Titular y las especiales Profesor de Mérito y Profesor Invitado;
  • el viceministro que atiende el área de recursos humanos otorga la categoría docente principal Profesor Auxiliar;
  • los rectores otorgan las categorías docentes principales Asistente e Instructor y complementarias Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico Docente.

ARTÍCULO 58: La propuesta de Profesor de Mérito debe estar avalada por el consejo de dirección del centro y para Profesor Invitado del consejo de dirección de la facultad o nivel equivalente que corresponda, en ambos casos acompañado de la fundamentación, currículo vitae y foto del propuesto.

ARTÍCULO 59: El rector del centro de educación superior adscripto al Ministerio de Educación Superior, propone al Ministro el otorgamiento de las categorías docentes especiales Profesor de Mérito y Profesor Invitado.

El rector del centro de educación superior no adscripto al Ministerio de Educación propone al jefe del organismo, organización u órgano correspondiente y éste solicita al Ministro de Educación Superior, el otorgamiento de las categorías docentes especiales Profesor de Mérito y Profesor Invitado.

ARTÍCULO 60: Al concluir los ejercicios de oposición, en un término máximo de 30 días naturales, el tribunal dictamina sobre el otorgamiento de las categorías docentes principales que corresponda, entregando la documentación establecida al órgano de cuadros del centro de educación superior, el que se encarga de su presentación al rector para su aprobación o tramitación ante el Ministro de Educación Superior, cuando se trata de centros adscriptos al Ministerio de Educación Superior, en correspondencia con los niveles establecidos en el Artículo 57.

En el caso de un centro de educación superior no adscripto al Ministerio de Educación

Superior, el rector envía las propuestas de otorgamiento al jefe del organismo, organización u órgano correspondiente, el que con su aprobación la remite al Ministro de Educación Superior, para decidir al respecto.

ARTÍCULO 61: Las categorías docentes entran en vigor a partir de su otorgamiento por el nivel correspondiente.

CAPITULO IX. DE LA RATIFICACIÓN DE LAS CATEGORIAS DOCENTES.

ARTÍCULO 62: Todo docente universitario que posea alguna categoría docente principal o complementaria, está en la obligación de mantener la adecuada preparación y actualización científico – pedagógica que el ejercicio de sus funciones requiere.

ARTÍCULO 63: Cada cinco años el docente universitario es sometido a proceso de ratificación de su categoría docente. De no concurrir a dicho proceso la categoría docente que posea queda sin efecto.

Los docentes que ostenten la condición de Profesor Consultante están eximidos de la ratificación de su categoría docente

ARTÍCULO 64: El proceso de ratificación se realizará anualmente en el período de enero a abril, ambos inclusive, y al mismo concurrirán los docentes que hayan cumplido 5 años desde el otorgamiento o ratificación de la categoría docente o que los cumplan en el período habilitado para el proceso de ratificación.

ARTÍCULO 65: A los efectos de la ratificación, si fuera necesario, se crea un tribunal especial nombrado por el Ministro de Educación Superior para ratificar las categorías docentes de los miembros de los tribunales que participarán en el proceso.

ARTÍCULO 66: Los tribunales que realizan el proceso de ratificación basan su análisis en el expediente del docente universitario y las evaluaciones del resultado de su trabajo en los últimos cinco años. Los tribunales pueden solicitar criterios sobre el evaluado, al jefe de departamento, colectivo, las organizaciones estudiantiles y sindical del centro y a cuantos consideren necesario, masas del centro.

ARTÍCULO 67: Para su análisis, los tribunales tendrán en cuenta las evaluaciones de su desempeño en el período, valorando los resultados obtenidos en los aspectos trabajo docente educativo, metodológico, investigación, superación y otros, así como en funciones de dirección académicas asignadas, todo ello de acuerdo con los requisitos y funciones de la categoría docente que posee.

ARTÍCULO 68: Una vez concluido el análisis, el tribunal propone al rector, los docentes a los que considera debe ratificarse la categoría docente y aquellos a los que no se le debe ratificar.

En este último caso el rector indica el inicio del proceso de revocación correspondiente.

ARTÍCULO 69: En casos muy excepcionales, y a propuesta del consejo de dirección de la facultad o nivel equivalente, el rector puede posponer, por uno o dos cursos académicos, la propuesta de revocación. Cuando se trate de departamentos docentes que no pertenezcan a facultades o filiales, sus jefes se dirigen directamente al rector.

ARTÍCULO 70: Cumplido el tiempo establecido según el Artículo anterior, el tribunal analizará nuevamente el expediente del docente y las evaluaciones de los resultados de su trabajo en esos años, proponiendo a los niveles correspondientes, la revocación o ratificación de la categoría docente que posea según proceda.

ARTÍCULO 71: Cuando un docente haya tenido evaluaciones con resultados de Regular o Mal, el tribunal debe profundizar en el cumplimiento de los requisitos, pudiendo exigir la realización del ejercicio de oposición establecido para su categoría docente, o propondrá la revocación de la categoría que posee.

ARTÍCULO 72: En el caso de docentes que hayan estado desvinculados del centro de educación superior por más de tres cursos, el tribunal podrá proponer la revocación de la categoría que posee. En casos excepcionales o cuando sea por causas ajenas a su voluntad, el rector, oído el parecer del jefe de área donde desarrolla docencia, podrá ratificar la categoría de que se trate.

ARTÍCULO 73: Contra las decisiones de los tribunales de categorías docentes, adoptadas en los procesos de ratificación de categorías, proceden los mismos recursos de revisión y apelación que se establecen para el proceso de otorgamiento de dichas categorías.

CAPITULO X. DE LA REVOCACIÓN DE LAS CATEGORÍAS DOCENTES.

ARTÍCULO 74: Las categorías docentes principales, especiales y complementarias otorgadas al amparo de la Ley No 1296 de 8 de mayo de 1975 y de las modificaciones establecidas a la misma por el Decreto Ley No 38 de 7 de abril de 1980 pueden ser revocadas.

ARTÍCULO 75: La revocación de la categoría docente implica pasar a una categoría docente inferior o la pérdida de la misma y por tanto del derecho a continuar como docente universitario.

ARTÍCULO 76: Las categorías docentes pueden ser revocadas cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

  • cuando por los resultados obtenidos en las evaluaciones anuales como docente, se considere conveniente pasar a una categoría docente inferior o dar por terminada la relación laboral.
  • el incumplimiento reiterado de las funciones de la categoría docente por causas que le sean imputables, en uno o más cursos;
  • cuando como resultado del proceso de ratificación de categorías docentes, no logre obtener dicha ratificación; y
  • cuando por indisciplinas laborales o por hechos de índole moral o social o se vea dañado el prestigio del docente de manera tal que ello afecte sus condiciones de educador o se haga firme la aplicación de sanciones disciplinarias o judiciales, y dichas sanciones consistan en la separación del cargo o del centro de trabajo.

ARTÍCULO 77: Cuando concurran alguna de las circunstancias mencionadas en el Artículo precedente, el jefe del departamento correspondiente notificará al jefe inmediato superior la propuesta de revocación, o sea el otorgamiento de una categoría docente inferior o la pérdida de su condición de docente universitario, fundamentando debidamente dicha propuesta. En el caso de departamentos docentes no adscriptos a facultades, sedes o filiales, el jefe se dirige directamente al rector.

ARTÍCULO 78: En los casos a que se refiere el Articulo 76, inciso d) del presente Reglamento, se dispone la pérdida de la categoría docente que se posea y por tanto la pérdida de su condición de docente universitario de manera directa, mediante resolución del nivel correspondiente.

ARTÍCULO 79: El decano, director de filial o sede, oído el criterio del consejo de dirección a ese nivel, si está de acuerdo con la propuesta de revocación presentada por el jefe de departamento, la presenta al rector para su valoración, el cual si está de acuerdo lo tramita al tribunal y dispone el inicio del proceso de revocación.

En el caso en que el decano o nivel equivalente no esté de acuerdo con la propuesta de revocación recibida del jefe del departamento docente, le comunica su decisión con las indicaciones y recomendaciones que considere procedentes. Asimismo, envía informe detallado al rector, el cual en última instancia está facultado para decidir si se debe tramitar o no el expediente de revocación.

Una vez decidido por el rector el inicio del proceso de revocación, se procede a su remisión al tribunal correspondiente.

ARTÍCULO 80: El presidente del tribunal que tramita el expediente de revocación de un docente, comunica el inicio del proceso al decano, para que éste a su vez lo notifique al interesado, imponiéndole del derecho que le asiste a formular sus descargos y proponer las pruebas de que intente valerse, en él termino de siete días naturales contados a partir de la fecha de la notificación.

ARTÍCULO 81: El tribunal dispone para el análisis del caso de los documentos siguientes:

  • expediente actualizado del docente, con las evaluaciones de los resultados de su trabajo.
  • informe del jefe del departamento al decano en el que propone la revocación y sus causas.
  • acta del consejo de dirección de la facultad o filial donde se propone el inicio del expediente de revocación, y
  • otros documentos que se estimen necesarios.

ARTÍCULO 82: En él término de sesenta días naturales, contados a partir de la fecha de inicio del proceso, el tribunal eleva sus conclusiones al nivel correspondiente, a través del órgano de cuadros, con la propuesta que se mantenga la categoría, se le diminuya o se disponga la pérdida de su condición como docente.

El Ministro de Educación Superior o el rector del centro, de acuerdo con la categoría de que se trate, dicta su fallo en él término de diez días hábiles y notifica al interesado a través del rector o decano según corresponda.

ARTÍCULO 83: La resolución de revocación de la categoría docente que se dicte al efecto por el nivel correspondiente, se incorpora a los expedientes laboral y docente.

ARTÍCULO 84: La revocación de las categorías docentes Instructor, Instructor Auxiliar, Auxiliar Técnico de la Docencia implica que deja de ser docente universitario con categoría docente principal o complementaria.

CAPITULO XI. DE LAS RECLAMACIONES.

SECCIÓN PRIMERA.  Del procedimiento en los casos de denegación en proceso de otorgamiento y ratificación de categorías docentes.

ARTÍCULO 85: El recurso de apelación podrá interponerse solamente ante violaciones de procedimiento.

ARTÍCULO 86: El aspirante a una categoría docente cuya solicitud le sea denegada o que en un proceso de ratificación se le proponga la revocación de la misma, de estar inconforme con la decisión, en un término de diez días naturales posteriores a la notificación presenta solicitud expresa, por escrito, ante el tribunal, con copia al rector, para que se proceda a la revisión de su caso. Todo el trámite correspondiente debe realizarse en un término que no exceda de quince días naturales, contados a partir de la fecha de presentación.

Si se mantiene la inconformidad con la decisión tomada en la revisión, el interesado puede interponer en un plazo de diez días naturales contados a partir de la fecha de la notificación, apelación ante el rector en las categorías Asistente, Instructor, Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia o ante el Ministro de Educación Superior para las categorías Profesor Titular y Profesor Auxiliar, instando a través del rector.

ARTÍCULO 87: Para conocer de los recursos de apelación a que se refiere el Artículo anterior, se constituyen tribunales designados por el nivel que corresponda según la categoría, los que revisan el proceso y formulan sus conclusiones, las que envían al rector o al Ministerio de

Educación Superior según el caso, para su decisión y posterior notificación a los interesados.

La duración del proceso no excederá del término de sesenta días naturales.

Estos tribunales para su integración se ajustan a lo establecido en el presente Reglamento.

Cuando la instancia de apelación sea el Ministerio de Educación Superior, uno de los miembros es designado por el Sindicato Nacional correspondiente.

ARTÍCULO 88: Cuando el recurso de apelación se establezca por irregularidades durante la fase del ejercicio de oposición, sólo se declara con lugar cuando se presenten pruebas evidentes de dichas irregularidades, y en estos casos, el rector o el Ministro de Educación Superior, según corresponda, anula la fase del proceso en que se violó el procedimiento, la que se realiza de nuevo.

En ningún caso se da curso a reclamaciones en relación con la calificación otorgada por el tribunal a los ejercicios de oposición, los cuales, por su naturaleza y esencia, son absolutamente inapelables.

SECCIÓN SEGUNDA. Del procedimiento en los casos de revocación de categorías docentes.

ARTÍCULO 89: Para conocer de las reclamaciones ante procesos de revocación de las categorías docentes principales y complementarias, se actúa de acuerdo con lo siguiente:

  • en las categorías docente Asistente, Instructor, Instructor Auxiliar y Auxiliar Técnico de la Docencia, la autoridad facultada para conocer de la reclamación es el rector;
  • en las categorías docentes Profesor Titular y Profesor Auxiliar, la autoridad facultada para conocer la reclamación es el Ministro de Educación Superior.

El expedientado contará con diez días naturales para interponer el recurso de apelación ante la autoridad competente, por conducto del órgano de cuadros del centro de educación superior adscripto al Ministerio de Educación Superior.

En los casos de los centros de educación superior no adscriptos, la reclamación ante el Ministro de Educación Superior, se realiza por conducto del jefe del organismo, organización u órgano correspondiente.

ARTÍCULO 90: El Ministro de Educación Superior remite al tribunal que conoce de las apelaciones, los casos de expedientes de revocación, con el fin de que éste, previo el análisis correspondiente, formule sus consideraciones.

Conocido el criterio del tribunal de apelaciones, el Ministro de Educación Superior dicta el fallo que corresponda, el que tendrá carácter definitivo en la vía administrativa. El proceso de apelación en el Ministerio tendrá un término máximo de duración de sesenta días naturales.

DISPOSICIONES ESPECIALES.

PRIMERA: Los procesos de otorgamiento de las categorías docentes de los rectores, directores, jefes de departamentos, asesores técnicos docentes, metodólogos y metodólogos – inspectores de los Organismos, Organizaciones u Órganos del Estado que tienen centros de educación superior adscriptos y poseen estructura específica para atenderlos, se realizan por los tribunales creados al efecto.

SEGUNDA: La convocatoria para los procesos de categorías docentes de los cuadros de dirección docente es un proceso específico para los cuadros y de acuerdo a la política que al respecto se apruebe por el Consejo de Dirección del centro de educación superior correspondiente.

El proceso se desarrollará según el cumplimiento de los requisitos y ejercicios de oposición establecidos de acuerdo a la categoría por la que opta, en la disciplina correspondiente y con el mismo rigor que para el resto de los docentes

TERCERA: El Ministerio de Educación Superior define la manera de acreditar los conocimientos sobre los Problemas Sociales de la Ciencia y la Tecnología y del idioma extranjero, requeridos para optar por cada una de las categorías docentes principales.

CUARTA: Cualquiera de los miembros de los tribunales de categorías docentes puede inhibirse de conocer en el caso en que exista manifiesta amistad, enemistad o parentesco con el interesado. Asimismo, dichos interesados pueden solicitar la recusación de algún miembro del tribunal de categorías docentes cuando exista manifiesta amistad, enemistad o parentesco con éste. En esos casos, el tribunal resuelve la solicitud de excusa o recusación como cuestión de previo y especial pronunciamiento.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS.

PRIMERA: Los docentes adjuntos que hayan trabajado como tales en la educación superior en al menos uno de los tres últimos cursos académicos, serán considerados como activos y a partir de entrar en vigor el presente reglamento, pasarán directamente a una categoría docente principal de la forma siguiente:

Categoría docente especial Categoría docente principal

Instructor Adjunto  Instructor

Asistente Adjunto  Asistente

Profesor Auxiliar Adjunto  Profesor Auxiliar

Profesor Titular Adjunto (sin Grado)  Profesor Auxiliar

Profesor Titular Adjunto (con Grado)  Profesor Titular

SEGUNDA: Los Rectores de los centros de educación superior adscriptos al MES y los Ministros de los Organismos con centros de educación superior adscriptos, con la aprobación  de los Consejos de Dirección de los centros correspondientes, podrán solicitar excepcionalmente al Ministro de Educación Superior por una sola vez, otorgar la categoría docente principal de Profesor Titular a Profesores Titulares Adjuntos que no cumplan el requisito del grado científico y que tengan una trayectoria profesional relevante que lo hagan merecedor de tal excepcionalidad.

TERCERA: Para los casos abarcados en la Disposición Primera, el proceso de ratificación de la categoría docente principal corresponderá realizarlo al cumplir los cinco años de otorgada la categoría docente especial de adjunto, y de acuerdo al procedimiento establecido en el presente reglamento.

CUARTA: Los procesos que se hayan iniciado y aún no hayan terminado al momento de entrar en vigor el presente reglamento, concluirán por el procedimiento anterior. No obstante, el presente Reglamento se podrá aplicar en los procesos en ejecución, en todo lo que favorezca al aspirante.

DISPOSICIONES FINALES.

PRIMERA: Los rectores de los centros de educación superior analizan aquellos casos de docentes universitarios que se encuentren cumpliendo misión internacionalista o realizando otras funciones en el exterior, para que de acuerdo con el Sindicato del centro, no realizar convocatorias que le impidan al que esté en esos casos y reúna todos los requisitos, presentarse a los ejercicios de oposición, o si la estructura de categorías docentes lo permite, no realizar todas las convocatorias para que al regreso, ese docente tenga la oportunidad de presentarse al ejercicio de oposición, o tomar otra medida que en el centro se acuerde en este sentido y que no viole lo establecido legalmente.

SEGUNDA: El que resuelve podrá delegar en el Viceministro que atiende la esfera de los Recursos Humanos, las facultades siguientes:

  • Aprobar los tribunales para el otorgamiento y revocación de las categorías principales de Profesor Titular y Profesor Auxiliar.
  • Otorgar las categorías docentes principales de Profesor Titular de los centros adscriptos.
  • Aprobar los tribunales especiales para la ratificación de las categorías docentes de los tribunales de ratificación.

TERCERA: Se deroga la Resolución N0. 25 de 10 de febrero de 1993 y cuantas normas jurídicas de igual o inferior jerarquía se opongan a lo dispuesto en el presente Reglamento.

CUARTA: Este Reglamento entra en vigor a partir del 1ro de Septiembre del 2006.

QUINTA: Publíquese en la Gaceta Oficial de la República para conocimiento general.

DADA en Ciudad de La Habana, a los doce días del mes de julio de dos mil seis, “Año de la Revolución Energética en Cuba”. (Fdo.) Dr. Juan Vela Valdés, Ministro de Educación Superior.

Lic. Jorge Valdés Asán, Asesor del Ministro de Educación Superior. Asuntos Jurídicos.

CERTIFICO: Que la presente es copia fiel y exacta del original de la Resolución 128/2006, firmada a los 12 días del mes de Julio del 2006 por el Ministro de Educación Superior.

 

RESOLUCIÓN No. 144/11

POR CUANTO: Mediante acuerdo de fecha 7 de mayo de 2009, adoptado por el Consejo de Estado, fue designado el que resuelve Ministro de Educación Superior.

 POR CUANTO: El acuerdo No.4001 de 24 de abril de 2001, adoptado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, en su Apartado SEGUNDO establece que el Ministerio de Educación Superior es el organismo encargado de dirigir, proponer, ejecutar en lo que le corresponde y controlar la política del Estado y el Gobierno en cuanto a la educación superior y, además de las funciones comunes a todos los organismos de la Administración Central del Estado, tiene funciones y atribuciones específicas de carácter normativo y metodológico.

POR CUANTO: Se están produciendo cambios en la esfera económica, que requieren que los trabajadores del sector estatal interesados en cursar estudios superiores, realicen estos utilizando su tiempo libre sin afectar su jornada laboral, y que también puedan tener esta oportunidad los trabajadores del sector no estatal e incluso los que no posean vínculo laboral alguno, se hace necesario realizar modificaciones a la Resolución No. 120 del 13 de julio de 2010, que regula la organización docente, fundamentalmente en aquellos artículos en que aparece el término “curso para trabajadores”.

POR TANTO: En uso de las facultades que me están conferidas en el Apartado TERCERO, numeral 4 del acuerdo No. 2817, del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, de fecha 25 de noviembre de 1994.

RESUELVO

PRIMERO: Cambiar la denominación del tipo de curso “curso para trabajadores” por “curso por encuentros”.

SEGUNDO: Sustituir el término “curso para trabajadores” por el término “curso por encuentros” en los artículos 3, 16, 20, 23, 37, 39, 48, 49, 53, 56, 58, 61, 66, 69, 71 y 78; y modificar los artículos 5, 27, 42, 70, 74, 75, 87 y 97, todos de la  Resolución No. 120 del 13 de julio de 2010, quedando estos últimos redactados de la forma que se expresa a continuación:

CAPÍTULO I

GENERALIDADES

ARTÍCULO 5: El curso por encuentros se concibe para las personas con nivel medio superior vencido.

El plan de ingreso para las carreras que se desarrollan en este tipo de curso se elabora por el Ministerio de Economía y Planificación en coordinación con los organismos formadores, a partir de la demanda de fuerza de trabajo calificada solicitada por los Consejos de Administración Municipales y Provinciales, y otros organismos de la administración central del estado, conforme a las necesidades de la sociedad.

El proceso docente educativo se desarrolla en la modalidad semipresencial.

CAPÍTULO IV

DEL EXPEDIENTE ACADÉMICO Y CARNÉ ESTUDIANTIL

ARTÍCULO 27: En el expediente académico del estudiante se registran:

  • Todos los documentos que acreditan la legalización de la matrícula.
  • Declaración jurada de que no está matriculado en otra carrera ni es graduado universitario.
  • Constancia de haber cumplido con el Servicio Militar General o la tarea socialmente útil en el caso de los no aptos (para varones del curso diurno).
  • El plan de organización del proceso docente educativo.
  • Las calificaciones obtenidas en las evaluaciones finales ordinarias y extraordinarias.
  • Los resultados de convalidaciones, exámenes de suficiencia o premio.
  • Los documentos que aprueban las licencias, bajas, traslados y reingresos.
  • Acta del ejercicio de culminación de estudios.
  • La evaluación integral de la participación en el proyecto educativo de cada año, para el curso diurno.
  • Las bonificaciones al índice académico.
  • Las distinciones que le han sido otorgadas.
  • Las sanciones disciplinarias.
  • Otros documentos que permitan valorar el progreso del estudiante en su preparación.

El expediente académico debe ser conservado en el Centro de Educación Superior por tiempo indefinido.

El decano de la Facultad, en coordinación con las organizaciones estudiantiles, es el responsable de entregar en tiempo y forma en la secretaría las evaluaciones anuales derivadas del proyecto educativo de cada año para los estudiantes del curso diurno; y para los estudiantes del curso por encuentros, siempre que las condiciones lo requieran.

CAPÍTULO V

DE LA  ASISTENCIA

ARTÍCULO 42: Para acreditar las excepciones a que se refiere el artículo 40 del presente Reglamento, es imprescindible presentar al decano de la Facultad o al directivo designado en los municipios los documentos siguientes:

  • Constancia escrita del Jefe de la Unidad Militar, en la que se especifique la fecha y período de la movilización, en el caso de movilización militar.
  • Certificado médico expedido por una unidad del Ministerio de Salud Pública, en el que se señale la fecha y período de impedimento, en los casos de enfermedad o accidente, de maternidad o embarazo.
  • Constancia escrita de las direcciones provinciales del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, o del Ministerio de Cultura, en la que conste la fecha y el período de ausencia, en el caso de atletas de alto rendimiento, de miembros de grupos nacionales de cultura, de otros grupos artísticos y de artistas de excelencia matriculados en las carreras de arte. El documento debe presentarse por lo menos con una semana de antelación a la fecha en que se producirán las ausencias.
  • Opiniones del tutor, del coordinador de año o de carrera, de las organizaciones estudiantiles o de la sección sindical, en el caso de fallecimiento o enfermedad de familiar:
  • El documento acreditativo correspondiente, en el caso de asistencia a eventos nacionales o internacionales.
  • Una carta firmada por el director de la empresa o nivel equivalente, en el caso de necesidad impostergable de la producción o los servicios.
  • Un hago constar del organismo u organización correspondiente, en el caso de cumplimiento de misiones oficiales asignadas.

En todos los casos el referido documento deberá estar acuñado y firmado por la autoridad administrativa competente.

CAPÍTULO VII

DE LAS BAJAS

ARTÍCULO 70: Se considera que un estudiante causa baja por pérdida de requisitos cuando:

  • Matriculado en cualquier tipo de curso, pierda aptitudes físicas o mentales de tal envergadura que no le permitan continuar sus estudios universitarios. Esta situación debe estar avalada por una institución de salud.
  • Matriculado en cualquier tipo de curso, muestre una conducta social inconsecuente con los principios éticos y morales que propugna nuestra sociedad. Esta decisión debe aprobarse en el consejo de dirección de la Facultad en que esté matriculado el estudiante.

CAPÍTULO VIII

DE LOS REINGRESOS

ARTÍCULO 74: Al estudiante que cause baja en cualquier tipo de curso de la educación superior, se le autorizará a reingresar en el curso por encuentros siempre que cumpla los requisitos que se exigen para matricular en este tipo de curso.

Este reingreso siempre será a la misma carrera que cursaba el estudiante. En caso de no existir en curso por encuentros la carrera que estudiaba, podrá reingresar a otra carrera en el mismo tipo de curso, siempre que sea autorizado por el rector del centro donde se aspire a reingresar.

Podrán reingresar también al curso por encuentros los estudiantes que, provenientes de este tipo de curso:

  • Fueron sancionados disciplinariamente a separación temporal y hayan cumplido el plazo de la sanción.
  • Fueron sancionados disciplinariamente a separación indefinida y hayan trascurrido al menos dos años académicos posteriores a la sanción.

ARTÍCULO 75: A los estudiantes que causaron baja en cualquier tipo de curso de la educación superior, se les autorizará a reingresar en el curso diurno, solo en los casos siguientes:

  • Si obtienen plaza por la vía de examen de concurso.
  • Provenientes de este tipo de curso y sancionados disciplinariamente a separación temporal, hayan cumplido el plazo de la sanción.
  • Provenientes de este tipo de curso y sancionados disciplinariamente a separación indefinida, una vez eliminadas las causas que motivaron la sanción.
  • Si son beneficiados con la orden 18 del Ministro de las FAR, los cadetes del MINFAR y del MININT y los estudiantes del plan Turquino.

Los casos relacionados anteriormente no tendrán que esperar el tiempo señalado en el Artículo 73, o sea, que podrán reingresar en el curso académico siguiente.

CAPÍTULO IX

DE LOS TRASLADOS

ARTÍCULO 87: Los estudiantes del curso por encuentros que soliciten traslado de carrera dentro del mismo tipo de curso, deben haber aprobado dos años completos en la carrera matriculada.

De manera excepcional, se podrá considerar la solicitud de traslado de estudiantes que, sin haber aprobado dos años completos en la carrera matriculada, pierdan los requisitos adicionales o de capacidad física por enfermedad, accidentes u otras que le impidan continuar estudios en esa carrera. En todos los casos deben cumplir, además, el requisito (b) del Artículo 86.

CAPÍTULO X

DEL OTORGAMIENTO DEL “TÍTULO DE ORO”

SECCIÓN PRIMERA:

De los requisitos para la obtención del “Título de Oro”

ARTÍCULO 97: Los requisitos para obtener “Título de Oro” son:

  • Tener una destacada trayectoria integral avalada por la institución y por las organizaciones estudiantiles o el sindicato, en los casos que corresponda.
  • Poseer un índice académico igual o mayor que 4,75.
  • Haber obtenido calificación de 5 (Excelente) en el ejercicio de culminación de los estudios.

En los casos que se considere necesario, la trayectoria integral deberá ser avalada también por las organizaciones de masas del lugar de residencia.

CUARTO: La presente Resolución entra en vigor a partir del inicio del curso académico 2011-2012.

 PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

ARCHÍVESE el original de la presente en el Departamento Jurídico  de este Ministerio.

Dada, en La Habana, a los  22  días del mes de julio  del 2011. ¨Año 53 de la Revolución¨.

(Fdo.) Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Ministro de Educación Superior.

Lic. Jorge Valdés Asán. Asesor Jurídico del Ministerio de Educación Superior

Certifico: Que la presente es copia fiel y exacta del original de la Resolución No. 144 de fecha 22 de julio de 2011 dictada por el Ministro de Educación Superior.

 

 

 

 

RESOLUCIÓN No. 145 /11

POR CUANTO: Mediante acuerdo de fecha 7 de mayo de 2009, adoptado por el Consejo de Estado, fue designado el que resuelve Ministro de Educación Superior.

POR CUANTO: El acuerdo No.4001 de 24 de abril de 2001, adoptado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, en su Apartado SEGUNDO establece que el Ministerio de Educación Superior es el organismo encargado de dirigir, proponer, ejecutar en lo que le corresponde y controlar la política del Estado y el Gobierno en cuanto a la educación superior y, además de las funciones comunes a todos los organismos de la Administración Central del Estado, tiene funciones y atribuciones específicas de carácter normativo y metodológico.

POR CUANTO: Se están produciendo cambios en la esfera económica, que requieren que los trabajadores del sector estatal interesados en cursar estudios superiores, realicen estos utilizando su tiempo libre sin afectar su jornada laboral, y que también puedan tener esta oportunidad los trabajadores del sector no estatal e incluso los que no posean vínculo laboral alguno, se hace necesario realizar modificaciones a la Resolución No. 210 de fecha 31 de julio de 2007, que aprobó el “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico” en la educación superior, fundamentalmente en aquellos artículos en que aparecen los términos “curso regular para trabajadores” y “sede universitaria”.

POR CUANTO: Todo lo anterior implica realizar modificaciones a la Resolución No. 210 del 31 de julio de 2007 por la que se aprobó el “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior”, para adecuarlo a las nuevas condiciones en que debe desarrollarse el proceso docente educativo.

 POR TANTO: En uso de las facultades que me están conferidas en el Apartado TERCERO, numeral 4 del acuerdo No. 2817, del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, de fecha 25 de noviembre de 1994.

RESUELVO:

PRIMERO: Sustituir el término “curso regular para trabajadores” por el término “curso por encuentros” en  la Resolución Ministerial No. 210 de fecha 31 de julio de 2007, por la que se aprobó el “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior.”

SEGUNDO: Sustituir la denominación genérica “sede universitaria” utilizada en la Resolución Ministerial No. 210 de fecha 31 de julio de 2007, por la que se aprobó el “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior”, por el término genérico “filial universitaria”. Esta última incluye a la filial universitaria municipal o a la filial universitaria según corresponda.

TERCERO: Modificar los artículos 6, 8, 9, 19, 50, 57, 168, 171, 175 y 179 del “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior”, aprobado por la Resolución Ministerial No. 210 de fecha 31 de julio de 2007, los que quedan redactados de la forma que se expresa a continuación:

Capítulo I

Generalidades

ARTÍCULO 6: La vinculación del estudio con el trabajo expresa la necesidad de formar al estudiante en contacto directo con su profesión, que puede desarrollarse a través de un vínculo laboral durante toda la carrera, a partir de un modelo de formación desarrollado desde el trabajo, o modelando la actividad laboral a partir del desarrollo de diferentes actividades docentes durante la carrera.

DE LA SEDE CENTRAL Y LAS FILIALES UNIVERSITARIAS:

ARTÍCULO 8: La sede central es la instalación principal del centro de educación superior en la que radican, fundamentalmente, las facultades, las entidades de ciencia e innovación tecnológica y otras dependencias, cuya labor de formación se extiende a las filiales universitarias, a las que dirige metodológicamente. Las facultades independientes se consideran también sedes centrales a los efectos de este reglamento, por lo que el decano de la facultad tiene las mismas atribuciones que el Rector.

ARTÍCULO 9: Las filiales universitarias están reconocidas como instituciones subordinadas a las universidades para desarrollar el proceso de formación en las carreras y lugares en que sean necesarias, con el propósito de garantizar el acceso a los estudios universitarios de las personas que allí residen y/o trabajan. Las carreras que se ofrecen en las filiales universitarias se definen en correspondencia con las necesidades sociales de los territorios.

DE LAS MODALIDADES DE ESTUDIO:

ARTÍCULO 19: La modalidad semipresencial se ofrece para la continuación de los estudios de todas las personas que tengan el nivel medio superior vencido, sin límites de edad o de otro tipo. Pueden o no tener un vínculo laboral.

Capítulo II

TRABAJO METODOLÓGICO

DE LAS FORMAS Y TIPOS DEL TRABAJO METODOLÓGICO:

ARTÍCULO 50: La reunión metodológica es el tipo de trabajo docente–metodológico que viabiliza el análisis, debate y toma de decisiones acerca de temas vinculados al proceso docente educativo para su mejor desarrollo.

Las reuniones metodológicas se desarrollarán en los centros de educación superior, facultades, filiales universitarias, unidades docentes, departamentos docentes y colectivos metodológicos en general.

Las reuniones metodológicas estarán dirigidas por los jefes de cada nivel de dirección o colectivo metodológico o por  profesores de vasta experiencia y elevada maestría pedagógica.

La planificación de las reuniones metodológicas aparecerá en el plan de trabajo metodológico elaborado al principio de cada curso en cada uno de los niveles correspondientes.

ARTÍCULO 57: El seminario científico metodológico es una sesión de trabajo científico que se desarrolla en la facultad, filial universitaria, unidad docente o departamento docente, cuyo contenido responderá, en lo fundamental, a las líneas y temas de investigación pedagógica que se desarrollan en esas instancias.

Los colectivos de carreras y años podrán organizar y desarrollar también, de ser necesario, este tipo de actividad, de acuerdo con las líneas y temas de investigación que se desarrollan en las facultades correspondientes.

La planificación de los seminarios científico metodológicos aparecerá en el plan de trabajo metodológico elaborado al principio de cada curso en cada una de las instancias correspondientes.

CAPÍTULO IV

EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

DEL EXAMEN FINAL:

ARTÍCULO 168: En el caso de los estudiantes matriculados en la modalidad presencial, es requisito indispensable para asistir al examen final de una asignatura, haber matriculado el año académico en que está ubicada la asignatura en el plan de estudio, así como haber obtenido un aprovechamiento docente satisfactorio durante el desarrollo de la misma, cumpliendo con los requisitos de asistencia establecidos.

Esta valoración del aprovechamiento docente de cada estudiante es cualitativa, no implica una calificación y se dará  por el profesor sobre la base de los resultados obtenidos en todas las evaluaciones frecuentes y parciales realizadas, teniendo en cuenta además su conducta, dedicación al estudio y cumplimiento de las tareas asignadas.

Para los estudiantes matriculados en la modalidad semipresencial, son también válidos estos requisitos, según se establece en el artículo 49 de la Resolución No. 120 del 13 de julio de 2010.

ARTÍCULO 171: Los estudiantes matriculados en la modalidad presencial tienen derecho a presentar en la convocatoria extraordinaria del período todas las asignaturas desaprobadas en la convocatoria ordinaria. Tienen derecho además a presentar en la convocatoria extraordinaria de fin de curso hasta tres de las asignaturas desaprobadas en el curso, ya sea por haber obtenido calificación de Mal (2) en la convocatoria ordinaria o extraordinaria de cualquiera de los períodos, tanto en el examen final, como en aquellas asignaturas que no tienen previsto acto de evaluación final.

Para los estudiantes matriculados en la modalidad semipresencial, es también válido lo planteado anteriormente, según se establece en el artículo 49 de la Resolución No. 120 del 13 de julio de 2010.

ARTÍCULO 175: Para los estudiantes matriculados en la modalidad presencial, los rectores de los centros de educación superior podrán conceder un término de seis meses adicionales después de concluido el curso, a los estudiantes del último año de la carrera que tengan asignaturas pendientes de aprobar o que no hayan aprobado ese año, como última oportunidad para que, luego de aprobarlas, puedan realizar la evaluación de culminación de los estudios.

Para los estudiantes matriculados en la modalidad semipresencial, es también válido lo planteado anteriormente, según se establece en el artículo 49 de la Resolución No. 120 del 13 de julio de 2010.

DE LA DEFENSA DEL TRABAJO DE CURSO:

ARTÍCULO 179: El decano de la facultad responderá por la planificación de la defensa de los trabajos de curso, tanto en las sedes centrales como en las filiales universitarias y puede delegar en los directores de las filiales para todos los aspectos organizativos y de procedimiento relacionados con el acto de defensa.

Para que el estudiante tenga derecho a realizar la defensa del trabajo de curso, es requisito indispensable que haya obtenido un aprovechamiento docente satisfactorio durante el desarrollo de la asignatura.

El trabajo de curso se defenderá ante un tribunal nombrado por el jefe del departamento responsabilizado con esa actividad evaluativa y puede estar formado por profesores a tiempo completo, profesores a tiempo parcial y por especialistas de las entidades laborales del territorio, según sea necesario en cada uno de los casos. 

CUARTO: Quedan sin efectos los artículos 10, 13, 165 y 170 del “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior” aprobado por  la Resolución Ministerial No. 210 de fecha 31 de julio de 2007,  

QUINTO: La presente Resolución surte efectos a partir del inicio del curso académico 2011-2012.

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

ARCHÍVESE el original de la presente en el Departamento Jurídico  de este Ministerio.

Dada, en La Habana, a los  22  días del mes de julio  del 2011. ¨Año 53 de la Revolución¨.

(Fdo.) Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Ministro de Educación Superior.

Lic. Jorge Valdés Asán. Asesor Jurídico del Ministerio de Educación Superior

Certifico: Que la presente es copia fiel y exacta del original de la Resolución No. 145 de fecha 22 de julio de 2011 dictada por el Ministro de Educación Superior.

 

RESOLUCIÓN No. 146 /11

POR CUANTO: Mediante acuerdo de fecha 7 de mayo de 2009, adoptado por el Consejo de Estado, fue designado el que resuelve Ministro de Educación Superior.

POR CUANTO: El acuerdo No.4001 de 24 de abril de 2001, adoptado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, en su Apartado SEGUNDO establece que el Ministerio de Educación Superior es el organismo encargado de dirigir, proponer, ejecutar en lo que le corresponde y controlar la política del Estado y el Gobierno en cuanto a la educación superior y, además de las funciones comunes a todos los organismos de la Administración Central del Estado, tiene funciones y atribuciones específicas de carácter normativo y metodológico.

POR CUANTO: Según se establece en el Artículo 90 de la Resolución No. 210 de fecha 31 de julio de 2007, por la que se aprobó el “Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior”, el control al proceso docente educativo es el medio fundamental para conocer la calidad de dicho proceso, evaluar sus resultados y dirigirlo hacia el cumplimiento de sus objetivos.

POR CUANTO: Como parte del proceso de perfeccionamiento que se lleva a cabo en la educación superior en el país, se define como un objetivo primordial el incremento de los niveles de calidad del proceso de formación, considerándose el control al proceso docente educativo un elemento fundamental.

POR CUANTO: Resulta entonces procedente la elaboración de un sistema que norme el control de la marcha del proceso docente educativo de manera homogénea en todos los centros de educación superior adscritos al Ministerio de Educación Superior, para continuar elevando los niveles de exigencia institucional, con independencia de los que cada centro tenga establecido en virtud del Artículo 91 de la mencionada Resolución No. 210 de fecha 31 de julio de 2007.

POR TANTO: En uso de las facultades que me están conferidas en el Apartado TERCERO, numeral 4 del acuerdo No. 2817, del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, de fecha 25 de noviembre de 1994.

RESUELVO

PRIMERO: Establecer un sistema de control de la marcha del proceso docente educativo para el curso diurno y el curso por encuentros, que se implemente en todos los centros adscritos al Ministerio de Educación Superior.

SEGUNDO: En ambos tipos de curso se realizarán al menos tres cortes evaluativos para analizar la marcha del proceso docente educativo en cada semestre.

TERCERO: El primer corte evaluativo se realiza a mitad del semestre. Cada profesor informa a la secretaría docente de la facultad la situación docente de cada estudiante, mediante una valoración cualitativa en una escala de Bien, Regular, Mal o No Evaluado; así como la cantidad de horas de ausencias a las actividades docentes presenciales de la asignatura. Se debe hacer especial énfasis en la situación que presentan los estudiantes con asignaturas de arrastre. El análisis de los resultados de este corte evaluativo debe llegar, como mínimo, hasta el nivel de facultad.

CUARTO: El segundo corte evaluativo se realiza al finalizar el período lectivo del semestre. Cada profesor informa a la secretaría docente de la facultad la situación docente de cada estudiante, mediante una valoración cualitativa en una escala de Bien, Regular y Mal; así como la cantidad de horas de ausencias a las actividades docentes presenciales de la asignatura. Define los estudiantes que en la convocatoria ordinaria del período, no tienen derecho a asistir al acto de evaluación final de la asignatura o se consideran desaprobados en aquellas que no tienen previsto un acto de evaluación final, ya sea por insuficiencia docente, por problemas de asistencia, o por ambas causas. El análisis de los resultados de este corte evaluativo debe llegar hasta el nivel de centro.

QUINTO: En la valoración cualitativa que realice el profesor en los dos primeros cortes evaluativos sobre la situación docente de cada estudiante, deberá considerar los resultados alcanzados en las evaluaciones frecuentes y parciales realizadas, así como su conducta y el cumplimiento de sus deberes como estudiante durante el período que se analiza.

SEXTO: El tercer corte evaluativo correspondiente al primer semestre se realiza una vez concluido el período de exámenes extraordinarios; y el correspondiente al segundo semestre, una vez concluido el período de exámenes extraordinarios de fin de curso. En este corte evaluativo se realiza un análisis integral de los resultados del proceso de formación que orienta la Dirección de Formación de Profesionales, y cuyos resultados deben llegar hasta el organismo central en las fechas que se establezcan, para su posterior presentación y debate en el consejo de dirección del Ministerio de Educación Superior.

SÉPTIMO: Adicionalmente, en el primer año se realiza un corte evaluativo parcial al finalizar la semana cuatro (4) del curso académico, con el propósito de identificar los estudiantes que presentan mayores dificultades en el aprendizaje de las asignaturas y establecer un sistema de trabajo educativo diferenciado con los mismos que los ayude a mejorar su situación docente. El análisis de los resultados de este corte evaluativo debe llegar, como mínimo, hasta el nivel de facultad.

OCTAVO: Cada centro de educación superior establece el procedimiento para instrumentar estos cortes evaluativos.

NOVENO: Los colectivos de año realizarán reuniones metodológicas para valorar integralmente la marcha y los resultados del proceso docente educativo en cada corte evaluativo. En estas reuniones se precisarán los logros y las dificultades presentadas en el cumplimiento de los objetivos del año, con vistas a su perfeccionamiento continuo. Se identificarán también los estudiantes que presenten mayores dificultades en su desarrollo integral y se propondrán alternativas para revertir esta situación.

DÉCIMO: En los departamentos docentes se realizarán reuniones metodológicas para valorar integralmente los resultados alcanzados por los estudiantes en las asignaturas que son de su competencia. Se analizará el cumplimiento de los objetivos generales de la asignatura, precisando los logros y las dificultades detectadas en la labor educativa desde la instrucción, con énfasis en el comportamiento de la dedicación al estudio lograda por los estudiantes. Se tomará en consideración también el resultado de los controles realizados a los profesores en las actividades docentes de las asignaturas.

UNDÉCIMO: La presente Resolución surte efectos a partir del inicio del curso académico 2011-2012.

Comuníquese la presente a los rectores de los centros de educación superior adscritos, a los viceministros, directores y jefes de departamentos independientes del organismo central.

ARCHÍVESE el original de la presente en el Departamento Jurídico de este Ministerio.

Dada, en La Habana, a los  22  días del mes de julio  del 2011. ¨Año 53 de la Revolución¨.

(Fdo.) Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Ministro de Educación Superior.

Lic. Jorge Valdés Asán. Asesor Jurídico del Ministerio de Educación Superior

Certifico: Que la presente es copia fiel y exacta del original de la Resolución No. 146 de fecha 22 de julio de 2011 dictada por el Ministro de Educación Superior.

 

 

 RESOLUCIÓN No. 210/07

POR CUANTO: El que resuelve fue designado Ministro de Educación Superior por Acuerdo del Consejo de Estado con fecha 9 de junio de 2006.

POR CUANTO: Corresponde al Ministerio de Educación Superior dirigir normativa y metodológicamente en lo que le corresponde, la política del Estado y el Gobierno en cuanto a la Educación Superior, según lo establecido en el Apartado Segundo del Acuerdo No. 4001 de 24 de abril de 2001 dictado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

POR CUANTO: El Apartado Tercero, numeral 4 del Acuerdo 2817 del 21 de abril de 1994 dictado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, faculta al que resuelve para dictar en el límite de sus facultades y competencias, reglamentos, resoluciones y otras disposiciones para el sistema del organismo.

POR CUANTO: La universalización de la educación superior caracteriza el sistemático proceso de transformaciones que ha tenido lugar en este nivel de enseñanza, dando lugar al surgimiento de distintas modalidades de estudio: los cursos regulares diurnos, los cursos regulares para trabajadores y la educación a distancia. A estas modalidades de estudio se une a partir del curso 2001-2002, la denominada Continuidad de Estudio, en respuesta a los diferentes programas sociales que en esta última etapa se desarrollan en el país como parte de la Batalla de Ideas. Esta modalidad ofrece nuevas y mayores perspectivas de ampliación del acceso a la educación superior.

POR CUANTO: Para cada una de las modalidades de estudio mencionadas  se elaboraron resoluciones  que norman el régimen del trabajo docente y metodológico, y que están vigentes en la actualidad.

POR CUANTO: Este proceso, en su desarrollo, ha estado dirigido a la ampliación de posibilidades y oportunidades de acceso a la universidad a estudiantes provenientes de diferentes niveles de enseñanza, a los trabajadores en activo; así como, a cualquier otro ciudadano que aspira a estudiar una carrera universitaria, con lo cual se contribuye a la formación de una cultura general integral de la población, y a un incremento paulatino de los niveles de equidad y de justicia social.

POR CUANTO: Las transformaciones que tienen lugar en la educación superior cubana, como resultado del proceso de universalización en el que está inmersa, han motivado también que se realicen cambios sustanciales en la dirección del proceso docente educativo, que imponen modificaciones a las reglamentaciones vigentes.

POR CUANTO: La experiencia de la práctica docente y de la aplicación de estos Reglamentos en la etapa actual, aconseja encontrar un enfoque integrador que tienda a reducir las modalidades de estudio a dos (presencial y semipresencial), buscando una respuesta más coherente al nuevo modelo de universidad cubana que actualmente se desarrolla en todo el país.

POR CUANTO: Resulta entonces procedente la elaboración de un Reglamento único, que norme el Trabajo Docente y Metodológico que caracterizan a dichas modalidades de estudio, y que responda de forma más pertinente a los requerimientos y exigencias que demanda nuestra sociedad de la educación superior, en las actuales condiciones del desarrollo de la ciencia, la tecnología y la pedagogía.

POR TANTO: En uso de las facultades que me están conferidas,

RESUELVO:

PRIMERO: Aprobar el siguiente Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior.

Capítulo I

Generalidades

ARTÍCULO 1:  La formación de los profesionales de nivel superior es el proceso que, de modo consciente y sobre bases científicas, se desarrolla en las instituciones de educación superior para garantizar la preparación integral de los estudiantes universitarios, que se concreta en una sólida formación científico técnica, humanística y de altos valores ideológicos, políticos, éticos y estéticos, con el fin  de lograr profesionales revolucionarios, cultos, competentes, independientes y creadores, para que puedan desempeñarse exitosamente en los diversos sectores de la economía y de la sociedad en general.

ARTÍCULO 2: La formación de los profesionales se desarrolla de forma curricular (el proceso docente educativo) y extracurricular. 

La investigación científica extracurricular y la extensión universitaria, así como la participación en tareas de alto impacto social, se integran a esta labor de formación, constituyendo elementos de vital importancia para la formación integral de los estudiantes.

ARTÍCULO 3: El modelo de formación de la educación superior cubana es de perfil amplio y se sustenta en dos ideas rectoras fundamentales:

  • La unidad entre la educación y la instrucción, que expresa la necesidad de educar al hombre a la vez que se instruye.
  • El vínculo del estudio con el trabajo, que consiste en asegurar desde el currículo el dominio de los modos de actuación del profesional, en vínculo directo con su actividad profesional.

Este  modelo presenta particularidades para cada modalidad de estudio.

ARTÍCULO 4: El profesional de perfil amplio es aquel que posee una profunda formación básica que le permite resolver, con independencia y creatividad, los problemas más generales y frecuentes que se presentan en su objeto de trabajo.

Esta formación le servirá de base para la adquisición de nuevos conocimientos y le permitirá su adaptación a nuevas condiciones de su objeto de trabajo.

ARTÍCULO 5: La labor educativa en los centros de educación superior constituye la principal prioridad en el proceso de formación y se desarrolla utilizando un enfoque integral, que involucre a toda la comunidad universitaria con la participación activa de estudiantes, profesores y trabajadores en general.

Para el desarrollo de la labor educativa se deben utilizar la vía curricular y la extracurricular; y estructurar esta labor en los diferentes niveles organizativos en que tiene lugar el proceso de formación.

ARTÍCULO 6: La vinculación del estudio con el trabajo expresa la necesidad de formar al estudiante en contacto directo con su profesión, bien a través de un vínculo laboral estable durante toda la carrera, o a partir de un modelo de formación desarrollado desde el trabajo.

DE LA SEDE CENTRAL Y LAS SEDES UNIVERSITARIAS:

ARTÍCULO 7: El proceso de formación de los profesionales se desarrolla en los centros de educación superior del país. Estos centros cuentan para esta labor con una infraestructura integrada por sedes centrales y sedes universitarias enclavadas en los municipios; así como, con un claustro único integrado por profesores a tiempo completo, profesores a tiempo parcial, recién graduados en adiestramiento y alumnos ayudantes.

En cada centro de educación superior se cursan carreras que responden, en lo fundamental, a las exigencias económicas y sociales del país, y del territorio.

ARTÍCULO 8: La sede central es la instalación principal del centro de educación superior en la que radican, fundamentalmente, las facultades, las entidades de ciencia e innovación tecnológica y otras dependencias, cuya labor de formación se extiende a las sedes universitarias. Las facultades independientes se consideran también sedes centrales a los efectos de este reglamento, por lo que el decano de la facultad tiene las mismas atribuciones que el Rector.

ARTÍCULO 9: Las sedes universitarias municipales son parte de la infraestructura de los centros de educación superior y se crean en los municipios del país, con el propósito de garantizar el acceso a los estudios universitarios de las personas que allí residen y/o trabajan. Cuando las condiciones así lo requieran se constituirán en el municipio otras sedes universitarias subordinadas a las sedes universitarias municipales.

Cada organismo de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos, adecuará la denominación anterior y las atribuciones que corresponden a cada sede universitaria en sus reglamentaciones complementarias.

En los artículos posteriores solamente se utilizará la denominación genérica “sede universitaria”.

ARTÍCULO 10: Los Rectores de los centros de educación superior y los decanos de facultades independientes están autorizados para constituir sedes universitarias en correspondencia con las condiciones que existan en cada municipio, previa anuencia de la instancia superior. La estructura de las sedes universitarias se aprueba por los correspondientes organismos de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos.

ARTÍCULO 11: Las sedes universitarias se constituyen bajo el principio de utilizar todos los recursos disponibles en el territorio para desarrollar los procesos sustantivos de la educación superior. Los centros de educación superior deben trabajar estrechamente con las autoridades del territorio en la creación de las sedes universitarias; así como, en la búsqueda de las mejores soluciones para su materialización.

Los directores de las sedes universitarias tienen entre sus responsabilidades principales el desarrollo con calidad de los procesos sustantivos, así como la preparación de los docentes y de los tutores.

ARTÍCULO 12: Se pueden utilizar como sedes universitarias, las instalaciones de los centros docentes de las diferentes enseñanzas, preferiblemente, secundarías, preuniversitarios y politécnicos de nivel medio; las propias sedes centrales, en los municipios que corresponda; así como las restantes instituciones educativas del territorio. También pueden utilizarse los policlínicos y consultorios del médico de la familia y otras instituciones de salud; las bibliotecas municipales; las instituciones culturales y deportivas y otras entidades laborales.

ARTÍCULO 13: Las carreras que se ofrecen en las sedes universitarias se definen en correspondencia con las necesidades sociales de los territorios, y con los intereses que se establezcan para los estudiantes procedentes de los Programas de la Revolución y de otras fuentes de ingreso que así se determinen.

ARTÍCULO 14: Los profesores de las sedes universitarias serán, fundamentalmente, los propios profesionales con que cuenta el territorio. Será responsabilidad de los centros de educación superior su categorización como profesores, antes de que inicien su labor docente educativa. Con este fin, se organizarán y se ejecutarán en las sedes centrales los procesos de obtención, cambio y ratificación de categorías docentes, según lo establecido al efecto. También podrán participar como docentes, los profesores universitarios de las sedes centrales, los recién graduados en adiestramiento y los alumnos ayudantes seleccionados.

ARTÍCULO 15: Los Rectores de los centros de educación superior, o los decanos de las facultades independientes en los casos que corresponda, tienen la responsabilidad de asegurar la adecuada preparación científica y pedagógica de los profesionales del territorio que desarrollan las actividades docentes en dichas sedes, como profesores.

DE LAS MODALIDADES DE ESTUDIO:

ARTÍCULO  16: El proceso de formación de los profesionales se realiza mediante dos modalidades de estudio:

  • Presencial
  • Semipresencial

También se podrán implementar modelos pedagógicos que combinen ambas modalidades de estudio.

ARTÍCULO 17: La modalidad presencial es propia para estudiantes que no trabajan y que pueden dedicar todo su tiempo a los estudios. La matrícula en esta modalidad responde a un plan de ingreso aprobado por el gobierno, que da respuesta a las demandas de fuerza laboral calificada. El plan de estudio se concibe con plazos de tiempo fijos para la culminación de los estudios, lo que presupone un ritmo de progreso común para todos los estudiantes matriculados.

ARTÍCULO 18: La modalidad presencial se caracteriza por tener una carga docente semanal, que implica la concurrencia frecuente de los estudiantes en las actividades lectivas previstas bajo la dirección del profesor. Esto no impide que algunas disciplinas, asignaturas o actividades docentes se puedan desarrollar con características propias de la modalidad semipresencial.

Esta modalidad se desarrolla, generalmente, en las sedes centrales y unidades docentes, aunque algunas actividades lectivas se pueden ofrecer en las sedes universitarias.

ARTÍCULO 19: La modalidad semipresencial se ofrece para la continuidad de estudios de todas las personas que tengan el nivel medio superior vencido, sin límites de edad o de otro tipo. Pueden o no tener un vínculo laboral estable.

ARTÍCULO 20: La modalidad semipresencial se caracteriza por una carga docente menor que en la modalidad presencial, por lo que se reduce la presencia de los estudiantes con sus profesores en las actividades lectivas previstas.

Esta modalidad se desarrolla, generalmente, en las sedes universitarias, aunque algunas actividades previstas en el plan de estudio pueden ofrecerse en las sedes centrales u otras instalaciones habilitadas al efecto. 

En dependencia del modelo pedagógico implementado, una carrera puede impartirse de forma semipresencial en algunos de sus periodos lectivos y de forma presencial en otros. De igual modo, cuando las características del modelo así lo exijan, podrá fijarse un límite de tiempo para la culminación de los estudios.                                                                                                  

DEL PLAN DE ESTUDIO:

ARTÍCULO  21: El plan de estudio es el documento fundamental de carácter estatal que establece la dirección general y el contenido principal de la preparación del profesional. Está integrado por: el Modelo del Profesional, el Plan del Proceso Docente y los Programas de Disciplina, definidos en los artículos  66, 67 y 68 del presente Reglamento.

El plan de estudio se elabora para cada carrera en correspondencia con las necesidades sociales existentes en el país, los avances científicos y tecnológicos de la época actual y las particularidades de la profesión en cuestión.

ARTÍCULO 22: El plan de estudio se estructura con un enfoque en sistema. La carrera se organiza horizontalmente en años académicos y verticalmente en disciplinas y estas, a su vez, en asignaturas. Los años se organizan en períodos lectivos, en cada uno de los cuales se planifica un grupo de asignaturas, permitiendo así dosificar los contenidos.

ARTÍCULO 23: Para culminar la carrera, el estudiante deberá aprobar todas las asignaturas del plan, así como trabajos o proyectos de curso previstos y no asociados a asignaturas. En todos los casos se realizará un ejercicio de culminación de los estudios, de acuerdo con lo establecido para cada plan de estudio.

Capítulo II

TRABAJO METODOLÓGICO

ARTÍCULO 24: El trabajo metodológico es la labor que, apoyados en la Didáctica, realizan los sujetos que intervienen en el proceso docente educativo, con el propósito de alcanzar óptimos resultados en dicho proceso, jerarquizando la labor educativa desde la instrucción, para satisfacer plenamente los objetivos formulados en los planes de estudio.

ARTICULO 25: El  contenido del trabajo metodológico está dado,  en primer lugar, por los objetivos y el contenido. Interrelacionados con los anteriores están las formas organizativas, los métodos, los medios y la evaluación del aprendizaje.

ARTICULO 26: El trabajo metodológico se concreta, fundamentalmente, en el desarrollo con calidad del proceso docente educativo, logrando una adecuada integración de las clases con la actividad investigativa y laboral, así como con las tareas de alto impacto social y demás tareas de carácter extracurricular que cumplen los estudiantes.

Las funciones principales del trabajo metodológico son la planificación, la organización, la regulación y el control del proceso docente educativo. El adecuado desempeño de estas funciones, que tienen como sustento esencial lo didáctico,  garantiza el eficiente desarrollo del proceso docente educativo.

ARTÍCULO 27: El profesor es el responsable fundamental de que la asignatura que imparte posea la calidad requerida, desarrollando una labor educativa desde la instrucción. Para ello debe poseer una adecuada preparación pedagógica y dominar los contenidos de la asignatura; así como orientar, controlar y evaluar a los estudiantes para lograr un adecuado dominio de dichos contenidos, en correspondencia con los objetivos generales de la asignatura, contribuyendo así a su formación integral.

ARTÍCULO 28: El tutor desempeña un papel esencial en la formación integral del estudiante y tiene la responsabilidad de integrar el sistema de influencias educativas presentes en los distintos ámbitos de su desarrollo personal. Para ello, debe poseer una preparación pedagógica que le permita identificar las necesidades educativas de los estudiantes, realizar las acciones personalizadas que correspondan y valorar la efectividad de las mismas.

DE LA REALIZACIÓN DEL TRABAJO METODOLÓGICO:

Artículo 29: El trabajo metodológico se realiza tanto de forma individual como colectiva y se desarrolla tanto en las sedes centrales como en las sedes universitarias. La preparación de los profesores y tutores que laboran en las sedes universitarias es una prioridad de esta labor metodológica.

Artículo 30: El trabajo metodológico individual es la labor de autopreparación que realiza el profesor en los aspectos científico técnico, didáctico, filosófico, político ideológico e informáticos requeridos para el desarrollo de su labor docente. Esta autopreparación es premisa fundamental para que resulte efectivo el trabajo metodológico que realiza el profesor de forma colectiva.

ARTÍCULO 31: En los centros de educación superior, el trabajo metodológico que se realiza de forma colectiva, tendrá como rasgo esencial el enfoque en sistema y se llevará a cabo en cada uno de los niveles organizativos del proceso docente educativo, como vía para su perfeccionamiento en cada nivel.

Se identifican como subsistemas o niveles organizativos principales para el trabajo metodológico los siguientes:

  • Colectivo de carrera.
  • Colectivo de año.
  • Colectivo de disciplina e interdisciplinarios, en los casos necesarios.
  • Colectivo de asignatura.

Para conducir estos colectivos metodológicos se designarán a los profesores de mayor experiencia.

ARTÍCULO 32: El colectivo de carrera es el encargado de llevar a cabo el trabajo metodológico en este nivel organizativo. Agrupa a los profesores que dirigen los colectivos de disciplina y de año que integran la carrera en la sede central, a los coordinadores de carrera de las sedes universitarias y a la representación estudiantil. Tiene como propósito lograr el cumplimiento con calidad del modelo del profesional, dirigiendo así el trabajo de las disciplinas y los años.

La conducción de este colectivo metodológico está a cargo del jefe de colectivo de carrera, quien responde ante el decano de la facultad por esta labor, tanto en la sede central como en las sedes universitarias.

ARTÍCULO 33: El colectivo de carrera tendrá como principales funciones:

  • Asegurar el cumplimiento de los objetivos del plan de estudio y, en particular, de los objetivos generales de la carrera, proponiendo al decano las acciones necesarias para lograr el mejoramiento continuo de la calidad del proceso docente educativo de la carrera.
  • Garantizar el adecuado diseño y aplicación de la estrategia educativa de la carrera, tomando como punto de partida el modelo del profesional.
  • Lograr un adecuado balance de las tareas curriculares y extracurriculares que cumplen los estudiantes como parte de su formación integral.
  • Participar en el diseño del plan de estudio y adecuarlo a las particularidades del centro y del territorio.
  • Evaluar el desempeño del colectivo en el desarrollo del trabajo metodológico de la carrera.

ARTÍCULO 34: El colectivo de disciplina responde por el trabajo metodológico en este nivel organizativo. Agrupa a los jefes de colectivo de las asignaturas de la sede central y a los coordinadores de esa disciplina de las sedes universitarias. El propósito fundamental de este colectivo es lograr el cumplimiento con calidad de los objetivos generales de la disciplina.

La conducción de este colectivo metodológico está a cargo del jefe de colectivo de disciplina, quien responde por esa labor, tanto en la sede central como en las sedes universitarias, ante el jefe del departamento al cual está subordinada esa disciplina.

ARTÍCULO 35: El colectivo de disciplina tendrá como principales funciones:

  • El logro del mejor desarrollo del proceso docente educativo de la rama del saber a cuyo objeto de estudio responde, garantizando el cumplimiento del programa de estudio.
  • La actualización permanente de los contenidos de la disciplina y su orientación político ideológica.
  • Un enfoque metodológico adecuado para su desarrollo, teniendo en cuenta el papel que desempeñan las estrategias curriculares, los vínculos con otras disciplinas y entre sus asignaturas.
  • La eliminación de las deficiencias detectadas en el cumplimiento de los objetivos generales de la disciplina y la ejecución de acciones para lograr el mejoramiento continuo de la calidad del proceso docente educativo.
  • La participación en el diseño de los planes de estudios.

ARTÍCULO 36: Los colectivos interdisciplinarios en una carrera se podrán constituir, tanto en la sede central como en las sedes universitarias, con el propósito de lograr enfoques coherentes en la integración y sistematización de contenidos de diferentes disciplinas o a partir de otras necesidades que surjan en el desarrollo del proceso de formación.

Este colectivo agrupará a profesores de diferentes disciplinas, dirigidos por un jefe de colectivo interdisciplinario, y no tienen, necesariamente, carácter permanente.

ARTÍCULO 37: El colectivo de asignatura responde por el trabajo metodológico en este nivel organizativo. Agrupa a los profesores que desarrollan la asignatura. El propósito fundamental de este colectivo es lograr el cumplimiento con calidad de los objetivos generales de la asignatura, en estrecho vínculo con los de la disciplina y del año en el cual se imparte. Pueden constituirse tanto en la sede central como en las sedes universitarias, según sea necesario y su conducción corresponde al jefe del colectivo de asignatura.

La conducción de este colectivo metodológico está a cargo del jefe de colectivo de asignatura, quien responde por esa labor, tanto en la sede central como en las sedes universitarias, ante el jefe del departamento al cual está subordinada esa asignatura.

ARTÍCULO 38: El colectivo de asignatura tiene como principales funciones:

  • La preparación de la asignatura y el mejor desarrollo del proceso docente educativo de la misma, garantizando el cumplimiento de sus objetivos generales.
  • La actualización permanente de sus contenidos y su orientación político ideológica.
  • Un enfoque metodológico adecuado para su desarrollo, teniendo en cuenta el papel que desempeñan las estrategias curriculares, así como los vínculos con otras asignaturas de la propia disciplina y con las restantes asignaturas de la carrera.
  • El análisis sistemático de los resultados docentes que alcanzan los estudiantes.
  • La eliminación de las deficiencias detectadas en el cumplimiento de los objetivos generales de la asignatura y la ejecución de acciones para lograr el mejoramiento continuo de la calidad de dicho proceso.

ARTÍCULO 39: El colectivo de año es el encargado de llevar a cabo el trabajo metodológico en este nivel organizativo. Agrupa a los profesores que desarrollan las asignaturas del año, a los profesores guías de cada grupo, a los tutores y a los representantes de las organizaciones estudiantiles. Este colectivo tiene como propósito lograr el cumplimiento con calidad de los objetivos del año, propiciando la integración de los aspectos educativos e instructivos con un enfoque interdisciplinario. La conducción de este colectivo metodológico corresponde al jefe de colectivo de año.

En las sedes universitarias podrán constituirse colectivos de grupo, adecuándolos a las características del proceso docente educativo que allí se desarrolla.

ARTÍCULO 40: El colectivo de año tendrá como principales funciones:

  • La concreción de la estrategia educativa de la carrera en ese año, propiciando la integración de las clases, el trabajo científico estudiantil y las prácticas laborales con las diferentes tareas de impacto social, deportivas, y culturales, entre otras, que cumplen los estudiantes; en correspondencia con los objetivos educativos e instructivos de ese año. Esta estrategia se plasmará en el proyecto educativo para cada uno de los grupos que conforman el año.
  • La participación en el proceso de diagnóstico integral y evaluación de los integrantes de la brigada o grupo estudiantil.
  • La conducción y el control sistemático de la marcha del proceso docente educativo y del cumplimiento de los proyectos educativos de los grupos que conforman el año, desarrollando acciones para eliminar las deficiencias detectadas y proponiendo las medidas que permitan el mejoramiento continuo de la calidad de dicho proceso.

El colectivo de grupo en las sedes universitarias realizará funciones similares a las antes expresadas, adecuándolas a las características del modelo de formación.

ARTÍCULO 41: El trabajo metodológico se realiza también en los diferentes niveles de dirección:

  • Departamento docente.
  • Facultad, filial o unidad docente.
  • Sede universitaria.
  • Centro de educación superior.

Estos niveles son los encargados de dirigir esta labor en los colectivos de carrera, de año, de disciplina y de asignatura, según corresponda. Trazarán estrategias pedagógicas comunes, en correspondencia con su papel y lugar en la estructura del centro de educación superior, dirigidas al perfeccionamiento del proceso docente educativo y divulgarán las mejores experiencias de los colectivos metodológicos en los claustros para su generalización.

En particular, el departamento docente es el nivel de dirección que rige el trabajo de los profesores y se ocupa directamente de proyectar un trabajo metodológico que priorice la formación y desarrollo de valores en los estudiantes, desde el contenido de las asignaturas y disciplinas que son de su competencia.

ARTÍCULO 42: La lógica del trabajo metodológico, en todos los colectivos y niveles de dirección, se desarrolla atendiendo a los objetivos generales previstos en el modelo del profesional.

Los problemas detectados durante el proceso docente educativo se toman como punto de partida para establecer los objetivos a alcanzar con el trabajo metodológico. Estos objetivos se concretan en acciones específicas a desarrollar, utilizando las formas y tipos que se establecen en este reglamento u otras que surjan en la dinámica de este trabajo. Las acciones a realizar se plasman en un plan de trabajo metodológico para cada curso académico.

Los planes de trabajo metodológico de cada uno de los colectivos y niveles de dirección deben estar elaborados al inicio de cada curso académico y podrán adecuarse para cada período lectivo, en correspondencia con el diagnóstico y los resultados que se vayan alcanzando.

DE LAS FORMAS Y TIPOS DEL TRABAJO METODOLÓGICO:

ARTÍCULO 43: Las formas fundamentales del trabajo metodológico son:

  • Docente Metodológico
  • Científico Metodológico

Estas dos formas están estrechamente vinculadas entre si y en la gestión del trabajo metodológico deben integrarse como sistema en respuesta a los objetivos propuestos.

ARTÍCULO 44: El trabajo docente-metodológico es la actividad que se realiza con el fin de mejorar de forma continua el proceso docente-educativo; basándose fundamentalmente en la preparación didáctica que poseen los profesores de las diferentes disciplinas y asignaturas, así como en la  experiencia acumulada.

ARTÍCULO 45: El trabajo científico-metodológico es la actividad que realizan los profesores en el campo de la didáctica, con el fin de perfeccionar el proceso docente educativo, desarrollando investigaciones, o utilizando los resultados de investigaciones realizadas, que tributen a la formación integral de los futuros profesionales. Los resultados del trabajo científico-metodológico constituyen una de las fuentes principales que le permite al profesor el mejor desarrollo del trabajo docente-metodológico.

ARTÍCULO 46: Los tipos fundamentales del trabajo docente-metodológico son:

  • Preparación de la carrera.
  • Preparación de la disciplina.
  • Preparación de la asignatura.
  • Reunión metodológica.
  • Clase metodológica.
  • Clase abierta.
  • Clase de comprobación.
  • Taller metodológico.

ARTÍCULO 47: La preparación de  la carrera es la labor que realizan los profesores que integran ese colectivo para asegurar un trabajo coordinado y sistemático que oriente, desde el punto de vista didáctico, el desarrollo de las disciplinas y los años en que se estructura la carrera, para cumplir con el modelo del profesional, tomando como elemento fundamental el enfoque integral para la labor educativa y político ideológica de los estudiantes.

Debe propiciar una adecuada orientación metodológica a los colectivos de las disciplinas que se imparten y a los colectivos de año, a fin de  garantizar, entre otros aspectos:

  • La elaboración de la estrategia educativa de la carrera tomando como punto de partida el modelo del profesional.
  • La determinación del papel que desempeña cada disciplina en el plan de estudio para identificar sus vínculos, jerarquizando el carácter rector de la disciplina principal integradora para asegurar la formación de los modos de actuación del futuro egresado.
  • La materialización de las indicaciones metodológicas y de organización para que se asegure el cumplimiento de los objetivos generales de la carrera.
  • La concepción de procesos de evaluación integradores y basados en el desempeño del estudiante, tomando en cuenta los objetivos de cada año académico.
  • El desarrollo de las acciones necesarias para lograr el mejoramiento continuo de la calidad del proceso docente educativo de la carrera.

Esta preparación metodológica debe enfatizar en el modo de concretar cada uno de estos aspectos en la modalidad semipresencial.

ARTÍCULO 48: La preparación de  la disciplina es la labor que realiza el colectivo de profesores para asegurar un trabajo coordinado y sistemático que oriente desde el punto de vista didáctico la preparación de las asignaturas que la forman. Se crean así las condiciones adecuadas para el cumplimiento de los objetivos de la disciplina, en general y, en particular, los de las asignaturas; en vínculo estrecho con el modelo del profesional y con el papel y el lugar de esa disciplina en la carrera.

Debe propiciar una adecuada orientación metodológica a los colectivos de las asignaturas que se imparten, a fin de  garantizar, entre otros aspectos:

  • La determinación de las potencialidades educativas de la disciplina, y su estrecha vinculación con los contenidos objeto de aprendizaje.
  • La adecuada utilización de los métodos y medios de enseñanza para asegurar el cumplimiento de los objetivos.
  • El uso de las estrategias curriculares integradas a los contenidos de las asignaturas.
  • Las vías para lograr la sistematización y enfoque de los contenidos de las asignaturas de la disciplina, que preparen a los estudiantes para resolver problemas con un enfoque integral, vinculando también contenidos de otras disciplinas.
  • La selección de una lógica del proceso docente educativo que propicie el desarrollo de la independencia cognoscitiva de los estudiantes y la creación de hábitos de superación permanente.
  • La concepción de sistemas de evaluación del aprendizaje cualitativos e integradores y basados en el desempeño del estudiante.

Esta preparación metodológica debe enfatizar en el modo de concretar cada uno de estos aspectos en la modalidad semipresencial.

ARTÍCULO 49: La preparación de la asignatura es el tipo de trabajo docente-metodológico que garantiza, previo a la realización del trabajo docente, la planificación y organización de los elementos principales que aseguran su desarrollo eficiente, teniendo en cuenta las orientaciones metodológicas del colectivo de la disciplina a la que pertenece y los objetivos del año, según corresponda.

ARTÍCULO 50: La reunión metodológica es el tipo de trabajo docente–metodológico que viabiliza el análisis, debate y toma de decisiones acerca de temas vinculados al proceso docente educativo para su mejor desarrollo.

Las reuniones metodológicas se desarrollarán en los centros de educación superior, facultades, sedes universitarias, filiales, unidades docentes, departamentos docentes y colectivos metodológicos en general.

Las reuniones metodológicas estarán dirigidas por los jefes de cada nivel de dirección o colectivo metodológico o por  profesores de vasta experiencia y elevada maestría pedagógica.

La planificación de las reuniones metodológicas aparecerá en el plan de trabajo metodológico elaborado al principio de cada curso en cada uno de los niveles correspondientes.

ARTÍCULO 51: La clase metodológica es el tipo de trabajo docente-metodológico que, mediante la demostración, la argumentación y el análisis, orienta a los profesores sobre algunos aspectos de carácter metodológico que contribuyen a su preparación para la ejecución del proceso docente educativo. La clase puede tener carácter demostrativo o instructivo, y responderá a los objetivos metodológicos formulados.

En la clase metodológica demostrativa la orientación se realizará mediante el desarrollo de una actividad docente modelo en la que, preferiblemente, estarán presentes los estudiantes. En la clase metodológica instructiva la orientación se realizará mediante la argumentación y el análisis de los aspectos propios del contenido objeto de la actividad.

Las clases metodológicas se realizarán, fundamentalmente, en los colectivos de asignatura y de disciplina, aunque pueden organizarse también en otros niveles de dirección y colectivos metodológicos, cuando sea necesario.

Las clases metodológicas se llevarán a cabo por los jefes de cada nivel de dirección o colectivos metodológicos, así como por profesores de vasta experiencia y elevada maestría  pedagógica.

La planificación de las clases metodológicas aparecerá en el plan de trabajo metodológico elaborado al principio de cada curso en cada una de las instancias correspondientes.

ARTÍCULO 52: La clase abierta es el tipo de trabajo docente-metodológico que permite, mediante el análisis de una actividad docente prevista para los estudiantes, la orientación a los profesores de un departamento docente o de un colectivo metodológico, sobre algunos aspectos de carácter metodológico que contribuyen a su preparación para la ejecución del proceso docente educativo. La clase abierta responderá a los objetivos metodológicos formulados.

Las clases abiertas se realizarán, fundamentalmente, en los colectivos de asignatura y de disciplina, aunque pueden organizarse también en otras niveles de dirección y colectivos metodológicos, cuando sea necesario.

Una vez concluida la clase abierta, se discutirá por todos los participantes, sin la presencia de los estudiantes. El dirigente de la actividad resumirá la discusión, señalando los principales logros y deficiencias observados en la clase y emitirá las recomendaciones que correspondan.

Las clases abiertas estarán dirigidas por los jefes de cada nivel de dirección o colectivo metodológico.  

La planificación de las clases abiertas aparecerá en el plan de trabajo metodológico elaborado al principio de cada curso en cada una de las instancias correspondientes.

ARTÍCULO 53: La clase de comprobación es el tipo de trabajo docente-metodológico que tiene como objetivo comprobar la preparación del profesor mediante la observación de una clase desarrollada por él ante otros miembros del departamento docente.

Una vez concluida la clase, los participantes emitirán sus criterios. El dirigente de la actividad resumirá la discusión, señalando los principales logros y deficiencias observados en la clase y emitirá las recomendaciones que correspondan para mejorar la preparación del profesor en su trabajo docente. Las clases de comprobación estarán dirigidas por el jefe del departamento docente o por un profesor de vasta experiencia y elevada maestría pedagógica.

Todos los profesores que impartirán  actividades docentes por primera vez en el centro de educación superior deberán impartir clases de comprobación, con el objetivo de verificar su adecuada preparación. En esta labor debe priorizarse a los profesores que inician su actividad como docentes en las sedes universitarias.

ARTÍCULO 54: El taller metodológico es el tipo de trabajo docente-metodológico que tiene como objetivo debatir acerca de una problemática relacionada con el proceso de formación y en el cual los profesores presentan experiencias relacionadas con el tema tratado.

Se proyectan alternativas de solución a dicho problema a partir del conocimiento y la experiencia de los participantes.

ARTÍCULO 55: Los tipos fundamentales del trabajo científico-metodológico son:

  • Trabajo científico metodológico del profesor y de los colectivos metodológicos.
  • Seminario científico metodológico.
  • Conferencia científico metodológica.

ARTÍCULO 56: El trabajo científico metodológico del profesor y de los colectivos metodológicos es la actividad de investigación o de desarrollo en los campos de las ciencias pedagógicas, que ellos realizan, relacionados con el proceso de formación de profesionales.  

Los resultados obtenidos en este trabajo se introducirán en el proceso docente educativo con el objetivo de perfeccionarlo y se materializarán en artículos, ponencias para eventos científicos, libros de texto, monografías, planes y programas de estudio, entre otros. 

ARTÍCULO 57: El seminario científico metodológico es una sesión de trabajo científico que se desarrolla en la facultad, sede universitaria, filial, unidad docente o departamento docente, cuyo contenido responderá, en lo fundamental, a las líneas y temas de investigación pedagógica que se desarrollan en esas instancias.

Los colectivos de carreras y años podrán organizar y desarrollar también, de ser necesario, este tipo de actividad, de acuerdo con las líneas y temas de investigación que se desarrollan en las facultades correspondientes.

La planificación de los seminarios científico metodológicos aparecerá en el plan de trabajo metodológico elaborado al principio de cada curso en cada una de las instancias correspondientes.

ARTÍCULO 58: La conferencia científico metodológica es un evento científico que se desarrolla a nivel de centro de educación superior y cuyo contenido responderá, en lo fundamental, a las líneas y temas de investigación pedagógica de mayor trascendencia en el proceso de formación de profesionales.

La planificación de la conferencia científico metodológica aparecerá en el plan de trabajo metodológico del centro de educación superior elaborado al principio de cada curso.

ARTÍCULO 59: Los centros de estudios sobre educación superior de los centros de educación superior tienen la misión de contribuir a la solución científico metodológica de los problemas que se presentan en el proceso de formación para su perfeccionamiento, con la introducción y generalización de los resultados en la práctica pedagógica. Tienen, asimismo, una activa participación en la formación del personal docente.

DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LA CARRERA:

ARTÍCULO 60: La Comisión Nacional de la carrera será la encargada de dirigir, a nivel nacional, los aspectos esenciales del trabajo metodológico de la carrera para asegurar la mejora continua de la calidad del proceso de formación.

Estará constituida por profesores con elevada experiencia docente y nivel científico reconocidos, así como por profesionales de la producción y los servicios con prestigio en su esfera laboral, y representantes de las organizaciones estudiantiles.

La conducción de esta comisión estará a cargo de un presidente nombrado por el organismo de la administración central del estado al que está subordinada la carrera.

El presidente de la Comisión Nacional de la carrera deberá convocar, al menos, 1 vez en cada curso académico a los miembros de la comisión para dar seguimiento a las acciones previstas en su plan de trabajo.

ARTÍCULO 61: La Comisión Nacional de la carrera tendrá como objetivo fundamental contribuir a concretar la política del estado en la formación de los profesionales de nivel superior, en estrecha coordinación con la instancia encargada de dirigir esta formación en cada organismo de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos.

ARTÍCULO 62: La sede de cada Comisión Nacional de la carrera se designará por el organismo correspondiente de la administración central del estado, al centro de educación superior con mayor experiencia en el desarrollo de la carrera, que se denominará Centro Rector.

El Centro Rector tendrá la responsabilidad de garantizar que la Comisión Nacional de la carrera cumpla con las funciones establecidas; responderá por el cumplimiento de las tareas asignadas a ella, así como por la relación sistemática que se debe establecer con otros centros de educación superior que desarrollan la carrera (centros homólogos) y con los organismos de la administración central del estado afines a la carrera. Esta labor se desarrollará en colaboración con la Dirección de Formación de Profesionales del Ministerio de Educación Superior o con la instancia correspondiente en otros organismos de la administración central del estado.

ARTÍCULO 63: Las Comisiones Nacionales de la carrera se subordinan directamente a los organismos de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos y metodológicamente al Ministerio de Educación Superior, en correspondencia con la función rectora que este organismo desempeña en el país en la formación de profesionales de nivel superior.

El Ministerio de Educación Superior mantendrá una atención sistemática a labor que realizan los centros rectores.

ARTÍCULO 64: Entre las funciones principales que realizará la Comisión Nacional de la carrera se encuentran:

  • El diseño del proyecto del plan de estudio y de los programas de las disciplinas, en los momentos en que sea necesario un proceso de transformación curricular, en correspondencia con las indicaciones elaboradas para ese proceso por el Ministerio de Educación Superior y los organismos de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos.
  • La defensa pública de ese proyecto ante el Tribunal que se nombre por el Ministerio de Educación Superior. Cuando la carrera pertenezca a otro organismo, el Tribunal se nombrará de conjunto.
  • El perfeccionamiento continuo del plan de estudio, proponiendo las modificaciones al plan y a los programas de disciplinas vigentes que sea necesario introducir para asegurar su pertinencia.
  • La asesoría sistemática a los centros homólogos para el logro de una mejora continua de la calidad de la carrera.
  • Las indicaciones generales para el desarrollo de la actividad investigativa laboral de los estudiantes en las unidades docentes y entidades laborales de base.
  • La definición, orientación y validación del sistema de medios de la carrera para la modalidad semipresencial.
  • La aprobación de los textos de carácter nacional. En los casos en que el texto se utilice por varias carreras o tenga una connotación nacional, esta responsabilidad debe estar en manos de la Dirección de Formación de Profesionales del Ministerio de Educación Superior, o en la instancia equivalente de otros organismos de la administración central del estado.
  • La validación del plan de estudio, a partir de la valoración de su aplicación por los centros de educación superior donde se desarrolle la carrera.
  • Las orientaciones para el diseño y ejecución de los ejercicios de culminación de los estudios.
  • La elaboración y aplicación de un sistema de control periódico sobre la preparación y efectividad del trabajo de los egresados.

DE LA ELABORACIÓN Y LA APROBACIÓN DE LOS PLANES DE ESTUDIO:

ARTÍCULO 65: Los documentos de carácter estatal o rectores que componen el plan de estudio son los siguientes:

  • El Modelo del Profesional.
  • El Plan del Proceso Docente.
  • Los Programas de las Disciplinas.

Además de estos tres documentos, las comisiones nacionales de carrera elaborarán también Indicaciones metodológicas y de organización en las que se precisen otros aspectos que contribuyan a su mejor interpretación y ejecución por los centros homólogos.

ARTÍCULO 66: El Modelo del Profesional es el documento principal del plan de estudio y comprende:

  • Breve caracterización de la carrera que contenga una síntesis de su desarrollo histórico en el país, su objeto de trabajo, los modos de actuación, los principales campos de acción y esferas de actuación; así como las funciones del profesional.
  • Los objetivos generales a lograr en la carrera.

El Modelo del Profesional es el mismo para la carrera, en ambas modalidades de estudio.

ARTÍCULO 67: El Plan del Proceso Docente es el documento que ofrece una información general sobre el contenido fundamental de la carrera y su organización durante los años de estudio previstos.

Este documento contiene las disciplinas diseñadas y las asignaturas que la integran; precisando su tiempo total, y el correspondiente a las clases y a la actividad investigativo laboral; así como su distribución por año de estudio. Se fijan también los exámenes finales, los trabajos de curso y el tipo de evaluación de la culminación de los estudios.

El Plan del Proceso Docente tiene una estructura particular en cada modalidad de estudio.

ARTÍCULO 68: El Programa de la Disciplina es el documento que refleja las características más importantes de la misma, y constituye la descripción sistemática y jerárquica de los objetivos generales a lograr y de los contenidos esenciales a asimilar. Debe contener:

  • Datos preliminares y fundamentación de la disciplina.
  • Objetivos generales.
  • Contenidos:
  • Conocimientos esenciales a adquirir;
  • habilidades principales a formar;
  • valores fundamentales a los que tributa.
  • Indicaciones metodológicas generales para su organización.

Los datos preliminares y las indicaciones metodológicas generales se adecuan a la modalidad de estudio.

ARTÍCULO 69: Para los planes de estudio D, el currículo base de las carreras que se estudian en la educación superior es de obligatorio cumplimiento para todos los centros de educación superior del país en que las mismas se desarrollan.

A partir del currículo base, de los objetivos generales formulados para la carrera y de los programas de las disciplinas, el colectivo de la carrera de cada centro de educación superior decidirá cómo completar su plan de estudio particular (currículo propio y optativo/electivo), en correspondencia con las características del centro de educación superior y de las sedes universitarias subordinadas; así como, con las del territorio donde está enclavado. La propuesta final del plan del proceso docente que se aplicará en cada modalidad de estudio se presentará por el jefe del colectivo de la carrera al decano de la facultad correspondiente, para su aprobación por el Rector. 

Este colectivo de la carrera de cada centro de educación superior elaborará también los objetivos de año, que serán aprobados por el decano de la facultad.

ARTÍCULO 70: Las asignaturas optativas son aquellas que se incluyen en el plan de estudio y de entre las cuales el estudiante selecciona una cantidad determinada para cursar en forma obligatoria. Los contenidos de estas asignaturas tienen como propósito ampliar y actualizar  a los estudiantes sobre temas científicos relacionados con la profesión.

ARTÍCULO 71: Las asignaturas electivas son aquellas que el estudiante elige libremente de acuerdo con sus gustos e intereses personales, a partir de un grupo de ofertas que se brindan y que pueden, inclusive, pertenecer a otras carreras.

ARTÍCULO 72: Las asignaturas optativas y electivas que cada carrera brinda, tanto en la sede central como en las sedes universitarias, deberán divulgarse desde el inicio del período anterior al que se planifique su desarrollo. Estas asignaturas podrán variar según las necesidades educativas, territoriales o las impuestas por el desarrollo científico técnico.

Las asignaturas optativas y electivas se matricularán por el estudiante de acuerdo con las características de la modalidad de estudio. El estudiante está obligado a aprobar las asignaturas optativas y electivas, una vez matriculadas, y se tomarán en cuenta en el cálculo del índice académico.

En el plan de estudio se determina la cantidad de asignaturas optativas y electivas que cursará obligatoriamente el estudiante.

Artículo 73: Los colectivos de asignaturas elaborarán el programa analítico de la asignatura para ambas modalidades de estudio, en correspondencia con el plan del proceso docente aprobado.

Estos programas se someten a la consideración del colectivo de la disciplina correspondiente y del colectivo de la carrera. 

El jefe del departamento docente que corresponda aprueba el programa analítico de la asignatura, tomando en consideración la opinión del colectivo de la carrera.

ARTÍCULO 74: Los programas analíticos de las asignaturas deben contener, al menos, la información siguiente:

  • Datos generales (nombre de la asignatura, de la disciplina y de la carrera; su ubicación en el plan de estudio; el fondo de tiempo total y por formas organizativas; así como, la tipología de clases).
  • La relación de temas, definiéndose para cada uno: los objetivos, el contenido, la cantidad de horas y su distribución por formas organizativas y tipos de clase, y la evaluación.
  • Indicaciones metodológicas y de organización.
  • El sistema de evaluación.
  • Textos básicos y otras fuentes bibliográficas.

ARTÍCULO 75: Para las carreras que no han comenzado a aplicar el plan de estudio D, los programas vigentes de cada disciplina tienen carácter estatal.

A partir de dichos programas, el colectivo de la disciplina o asignatura elaborará el programa analítico de la asignatura, que será sometido a la consideración del colectivo de la carrera.

Dicho programa será aprobado por el jefe del departamento docentes que corresponda, con el visto bueno del decano de la facultad que dirige la carrera.

ARTÍCULO 76: A partir de la puesta en vigor de este Reglamento, todas las carreras de la educación superior del país defenderán ante un tribunal que se nombre por el Ministerio de Educación Superior. Cuando la carrera pertenezca a otro organismo, el Tribunal se nombrará de conjunto.

El Ministro de Educación Superior firmará el documento Plan del Proceso Docente elaborado por la Comisión Nacional de la carrera, quedando de esta forma aprobados oficialmente los documentos de carácter estatal, los que solo podrán ser modificados bajo las condiciones establecidas en este Reglamento.

DE LA PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL PROCESO DOCENTE EDUCATIVO:

ARTÍCULO 77: La planificación y la organización del proceso docente educativo constituyen dos de las funciones principales del trabajo metodológico en la educación superior. Se realizan antes del inicio del curso académico y de cada período docente en los centros de educación superior. Los planes de estudio de las carreras constituyen la base para la planificación y la organización del proceso docente educativo.

Esta labor garantizará la integración y sistematización eficiente de las actividades docentes para alcanzar los objetivos generales de la formación del profesional, y contribuir al adecuado balance de la carga docente del estudiante, y al uso racional de los recursos humanos y materiales.

ARTÍCULO 78: Las fechas de inicio y de culminación del curso académico se establecen por el Ministerio de Educación Superior previa consulta con la dirección del país, comunicándolo a cada organismo de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos.

A partir de esta información, los Rectores de los centros de educación superior se responsabilizarán con la planificación y organización de cada curso y período académico. Con este fin se precisarán las tareas a desarrollar, los documentos a elaborar, los plazos para su cumplimiento y la fecha correspondiente a cada nivel, garantizando que todo el proceso organizativo y de planificación esté concluido antes de comenzar cada período docente.

Cada organismo dictará las indicaciones específicas que se requieran para la planificación y organización del curso y período académico.

Los directores de sedes universitarias se responsabilizarán con la instrumentación de la planificación y organización de cada curso y período académico a partir de las indicaciones que emanen de la sede central.

ARTÍCULO 79: La organización del proceso docente educativo se realizará por períodos, que pueden ser, entre otros, semestres, trimestres, bloques, módulos y estancias. Es potestad del Rector de cada centro de educación superior definir la forma de organizar el proceso docente educativo para cada carrera, tanto en la sede central como en las sedes universitarias.

ARTÍCULO 80: Los profesores, con independencia y creatividad, a partir del programa analítico de la asignatura, desarrollarán la preparación de cada una de las actividades docentes.

SOBRE LAS MODIFICACIONES A LOS PLANES DE ESTUDIO:

ARTÍCULO 81: Para las carreras en las que se aplica el plan de estudio D, se podrán realizar las modificaciones siguientes al currículo base:

  • Los decanos podrán estructurar los contenidos de la disciplina en la cantidad de asignaturas que se considere, siempre que no implique modificar los objetivos generales de la disciplina ni la distribución del total de horas destinadas a las diferentes formas organizativas. En la distribución de las asignaturas por períodos docentes no se podrán sobrepasar las normas establecidas en el Documento Base en cuanto a las horas de clase por semana y a la cantidad de exámenes por año.

   Estas modificaciones serán aprobadas por Resolución Rectoral.

  • Los jefes de departamentos podrán modificar hasta un 10% el total de horas de las asignaturas, siempre que no se alteren sus objetivos y contenidos; a propuesta de los colectivos metodológicos correspondientes.

ARTÍCULO 82: Para las carreras que no han iniciado la aplicación del plan de estudio D, los Rectores están facultados para realizar las siguientes modificaciones al plan de estudio vigente:

  • Organizar las asignaturas de una disciplina (nombre, objetivos, contenidos, total de horas, indicaciones metodológicas y evaluación final), en forma diferente a la establecida en el programa elaborado por la Comisión Nacional de la carrera siempre que no se modifiquen sus objetivos, contenidos y el fondo de tiempo, total y por formas organizativas de enseñanza. La cantidad de asignaturas de la disciplina que resulte de esa modificación no excederá a la que contiene el plan de estudio elaborado por la Comisión Nacional de la carrera.
  • Modificar la ubicación de las asignaturas en el plan del proceso docente, siempre que no se viole la precedencia entre los contenidos, ni se produzcan sobrecargas en las horas semanales.
  • Determinación de las asignaturas con examen final, siempre que la cantidad total de exámenes no exceda al total de la carrera ni al de cada no de los años, que se establecen en el plan de estudios elaborado por la Comisión Nacional de la carrera.
  • Determinación de la cantidad y la ubicación de los trabajos curso, siempre que el total no sea inferior al establecido en el plan de estudio elaborado por la Comisión Nacional de la carrera.

Estas modificaciones se realizarán sin cambios en el modelo del profesional y solo una vez para cada cohorte estudiantil. Serán aprobadas por Resolución Rectoral.

ARTÍCULO 83: Para las carreras que no han iniciado la aplicación del plan D, se podrán realizar también las modificaciones siguientes, dirigidas al perfeccionamiento continuo del plan de estudio:

  • Los Rectores podrán modificar, hasta el diez por ciento, el total de horas del plan de estudio, atendiendo a necesidades nacionales o territoriales. El rector dispone de este fondo de tiempo para realizar las modificaciones de una vez o paulatinamente, según se requiera. Estas modificaciones no pueden afectar el cumplimiento del modelo del profesional.
  • Los decanos podrán modificar dentro de cada asignatura, la distribución de las horas destinadas a las formas organizativas del proceso docente educativo, siempre que no se alteren sus objetivos y contenidos ni las horas totales previstas.
  • Los jefes de departamentos docentes podrán modificar hasta un 10% el total de horas de cada asignatura, siempre que no se alteren los objetivos y contenidos de estas.

ARTÍCULO 84: Las Comisiones Nacionales de carreras, los colectivos de carrera de los centros de educación superior, las facultades y las sedes universitarias están responsabilizados con el perfeccionamiento continuo de los planes y programas de estudio, en el nivel organizativo de su competencia.

ARTÍCULO 85: Cualquier modificación a los documentos rectores del proceso docente educativo no contemplada en los artículos 81, 82 y 83, se aprobará, si procede, por el Ministerio de Educación Superior.

Los jefes de los organismos de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos o los rectores de los centros de educación superior en el caso del Ministerio de Educación Superior, tramitarán las propuestas de modificaciones con seis meses de antelación, como mínimo, antes del inicio del período docente en que se aplicarán.

ARTÍCULO 86: Se faculta al Viceministro Primero del Ministerio de Educación Superior para que, previo dictamen de la Dirección de Formación de Profesionales de dicho organismo, apruebe las modificaciones de los documentos rectores solicitadas por los organismos de la administración central del estado y los centros de educación superior adscritos al Ministerio de Educación Superior.

DE LA ORGANIZACIÓN DEL PROCESO DOCENTE EDUCATIVO PARA LOS ESTUDIANTES ATLETAS DE ALTO RENDIMIENTO:

ARTÍCULO 87: Se consideran atletas de alto rendimiento a aquellos estudiantes que forman parte de los equipos y preselecciones nacionales y juveniles, los que provengan de las instituciones deportivas de alto rendimiento, así como aquellos estudiantes que constituyan valores deportivos universitarios del país o del centro de educación superior.

La Dirección Provincial del Instituto Nacional de Deportes, Ecuación Física y Recreación es la encargada de certificar, en cada curso académico, los  estudiantes universitarios que son atletas de alto rendimiento.

Los atletas de alto rendimiento recibirán una atención adecuada que les permita cumplir con las exigencias de los entrenamientos y las competencias, así como, con los requerimientos del proceso docente educativo.

ARTÍCULO 88: Los Rectores quedan facultados para:

  • Ajustar la planificación y organización del proceso docente educativo, de modo que el atleta de alto rendimiento disponga del tiempo necesario para los entrenamientos técnico deportivos.
  • Decidir algunas modificaciones de las reglamentaciones existentes que regulan el proceso docente educativo, de modo que contribuyan al cumplimiento del objetivo principal que se persigue con estos estudiantes atletas.
  • Modificar el plan del proceso docente de los atletas de alto rendimiento, a partir de la propuesta de los decanos, con el propósito de lograr un balance satisfactorio entre las actividades deportivas y docentes, que pudiera implicar una extensión del plazo para culminar los estudios.

En cualquiera de las situaciones antes expresadas, el tutor del estudiante atleta deberá tener una activa participación para ejercer con la magnitud necesaria su labor educativa.

ARTÍCULO 89: Cuando el estudiante, por alguna razón, pierde su condición de atleta de alto rendimiento, el rector queda responsabilizados con realizar las adecuaciones necesarias que permitan el tránsito del estudiante hacia el plan de estudio vigente en el menor plazo posible.

DEL CONTROL DEL PROCESO DOCENTE EDUCATIVO:

ARTÍCULO 90: El control del proceso docente educativo es parte del contenido del trabajo metodológico y una de sus funciones. Es el medio fundamental para conocer la calidad de dicho proceso, evaluar sus resultados y dirigirlo hacia el cumplimiento de sus objetivos, y comprende, en lo fundamental:

  • El control a la planificación y organización del proceso docente educativo en sus distintos niveles organizativos.
  • El control a la calidad de la ejecución del proceso docente educativo, que incluye el que ejerce el profesor sobre el aprendizaje de los estudiantes, el control a la actividad docente, el cumplimiento de los programas de estudio, el aseguramiento material y humano de las actividades docentes y las opiniones de los estudiantes y entidades laborales sobre el desarrollo de las diferentes formas organizativas del proceso docente educativo, entre otros.
  • El control a la preparación adquirida por los egresados.

ARTÍCULO 91: El Rector de cada centro de educación superior responde por el control de la planificación, organización y ejecución del proceso docente educativo para ambas modalidades de estudio y para ello establecerá el sistema de control a seguir. Este control abarcará todas las formas y tipos del trabajo metodológico, y del trabajo docente educativo.                                        

ARTÍCULO 92: Los departamentos docentes, las facultades y las sedes universitarias centrarán su control, fundamentalmente, en la calidad de la labor educativa, docente y metodológica que realizan los profesores y tutores. Se utilizará el análisis colectivo para encontrar soluciones acertadas a los problemas que se presenten en el trabajo de las disciplinas y las asignaturas.  El control en estos niveles de dirección se caracterizará tanto por su agilidad como por la profundidad de los análisis que se realicen. 

ARTÍCULO 93: El control de la actividad docente es aquel que se realiza a una de las formas organizativas del proceso docente educativo, previsto en el horario de clases de los estudiantes, y estará dirigido a comprobar el logro de los objetivos propuestos para dicha actividad.

Al finalizar el control, sin la presencia de los estudiantes, el responsable dirigirá el análisis, dará las conclusiones al controlado, señalará  los principales logros, las deficiencias y las recomendaciones.

Los resultados del control se recogerán en un documento que será firmado por el docente controlado, como constancia de que fue informado de sus resultados.

El control de la actividad docente se calificará utilizando las categorías de  Excelente, Bien, Regular o Mal. Se exceptuarán de una calificación, los casos que se determinen por el responsable del control.

ARTÍCULO 94: Podrán realizar controles a las actividades docentes los rectores, vicerrectores, decanos, vicedecanos, asesores técnicos docentes, jefes y segundos jefes de departamentos docentes, directores y subdirectores de sedes universitarias, profesores principales, responsables de unidades docentes, así como los jefes de colectivos metodológicos de la sede central y de las sedes universitarias. Conjuntamente con ellos podrán participar otros profesores, teniendo en cuenta que su categoría docente no sea menor que la del controlado.  

Los controles a realizar a cada profesor dependerá de su maestría pedagógica y del dominio que tenga del contenido de la asignatura que imparte. El jefe de departamento docente y los coordinadores de carrera de las sedes universitarias, según corresponda, determinarán la cantidad de controles a clases que se realizará a los docentes.

ARTÍCULO 95: El plan de controles a las actividades docentes se elabora por cada jefe de departamento docente. Para las carreras que se estudian en las sedes universitarias participará en la elaboración del plan el coordinador de la carrera en cuestión. Los profesores no podrán conocer las actividades docentes en las que serán controlados.

Todos los profesores que impartan por primera vez una asignatura deberán ser controlados al menos una vez en el período docente, con el objetivo de verificar su adecuada preparación.

Los decanos, vicedecanos y directores de sede elaborarán también su plan de controles a clases en coordinación con el jefe de departamento docente y con el coordinador de la carrera en la sede, según corresponda.

ARTÍCULO 96: El control de la preparación adquirida por los egresados tiene como objetivo comprobar el grado en que los profesionales graduados por los centros de educación superior satisfacen los requerimientos de la sociedad. Este control se realizará en cada centro de educación superior con la participación de las sedes universitarias. Constituirán objeto de control tanto los estudiantes que culminan sus estudios en cada curso académico, como los graduados de cursos anteriores ya ubicados en las entidades laborales y que tengan hasta 5 años aproximadamente de ejercicio profesional. Los resultados de este control deberán ser del conocimiento y análisis de las Comisiones Nacionales de carreras con el fin de que se tomen en consideración en el perfeccionamiento de los planes y programas de estudio. 

DE LOS DOCUMENTOS QUE AVALAN EL TRABAJO METODOLÓGICO:

ARTÍCULO 97: Los documentos que se conservarán en el departamento docente para avalar el trabajo metodológico son:  

  • El plan de trabajo metodológico aprobado por el decano.
  • Los documentos que plasman los resultados de los controles a las actividades docentes realizadas.
  • Los programas analíticos de las asignaturas impartidas en el curso.
  • Los documentos que avalan el sistema de planificación, organización y control del proceso docente-educativo en ese nivel, en correspondencia con las indicaciones del rector al respecto.

ARTÍCULO 98: Los documentos que se conservarán en las facultades para avalar el trabajo metodológico son:

  • El plan de trabajo metodológico de la facultad aprobado por la dirección del centro de educación superior.
  •  
  • Los documentos que avalan el sistema de planificación, organizacióny control del proceso docente educativo en ese nivel, en correspondencia con las indicaciones del rector al respecto.
  • Los documentos que plasman los resultados de los controles realizados a las actividades docentes.

ARTÍCULO 99: Los documentos que se conservarán en las sedes universitarias para avalar el trabajo metodológico son:

  • El plan de trabajo metodológico de la sede universitaria aprobado por la dirección del centro de educación superior.
  • Los documentos que recogen la planificación de las diferentes actividades presenciales y el control del proceso docente educativo.
  • Los documentos que plasman los resultados de los controles realizados a las actividades docentes por parte de la sede, los departamentos docentes y las facultades.

ARTÍCULO 100: Los documentos que se conservarán en la dirección del centro de educación superior para avalar el trabajo metodológico son:

  • El plan de trabajo metodológico del centro de educación superior.
  • Los documentos que avalen el sistema de planificación, organizacióny control del proceso docente educativo en el centro de educación superior, en correspondencia con las indicaciones del rector al respecto.
  • Los documentos que plasman los resultados de los controles realizados a las actividades docentes en los diferentes niveles de dirección.

CAPÍTULO III

TRABAJO DOCENTE

ARTÍCULO 101: El trabajo docente es la ejecución del proceso docente-educativo dirigido a lograr el cumplimiento de los objetivos generales que se establecen en los planes y programas de estudios de las carreras. Se garantiza así, de conjunto con las actividades extracurriculares, la calidad de la formación de los futuros profesionales para satisfacer las exigencias sociales.

ARTÍCULO 102: En el trabajo docente la primera prioridad es la correcta aplicación del Enfoque Integral para la  labor educativa en las universidades, que se concreta en todas las actividades docentes que se realicen. De esta forma, se propicia la formación integral de los estudiantes, desde las disciplinas previstas en el plan de estudio.

Este enfoque se debe adecuar a las particularidades del modelo pedagógico y a las características bajo las cuales se desarrolla el aprendizaje de los estudiantes, a los cuales se les debe brindar una atención personalizada.

ARTÍCULO 103: La forma organizativa del trabajo docente es la estructuración de la actividad del profesor y de los estudiantes, con el fin de lograr de la manera más eficiente y eficaz el cumplimiento de los objetivos previstos en los planes y programas de estudio.

En el desarrollo de las diferentes formas organizativas es esencial que el profesor garantice la actividad y la comunicación de los estudiantes en un clima afectivo y logre despertar el interés por el contenido objeto de aprendizaje, de modo que se sientan comprometidos con el logro de los objetivos a alcanzar.

ARTÍCULO 104: Las formas organizativas fundamentales del proceso docente-educativo en la educación superior son:

  • La clase.
  • La práctica de estudio.
  • La práctica laboral.
  • El trabajo investigativo de los estudiantes.
  • La autopreparación de los estudiantes.
  • La consulta.
  • La tutoría. 

Estas formas organizativas se desarrollan en diferentes escenarios educativos. Se pueden incluir otras formas organizativas en aquellas carreras cuyas particularidades lo justifiquen, las que deben estar previstas en el plan de estudio.  

Cada forma organizativa tiene su propia tipología. La introducción de nuevos tipos en una determinada forma organizativa es potestad del decano de la facultad.

ARTÍCULO 105: La clase es una de las formas organizativas del proceso docente educativo, que tiene como objetivos la adquisición de conocimientos, el desarrollo de habilidades y la formación de valores e intereses cognoscitivos y profesionales en los estudiantes, mediante la realización de actividades de carácter esencialmente académico.  

Las clases se clasifican sobre la base de los objetivos que se deben alcanzar y sus tipos principales son: la conferencia, la clase práctica, el seminario, la clase encuentro, la práctica de laboratorio y el taller.

En cada modalidad de estudio, el profesor debe utilizar adecuadamente las posibilidades que brinda cada tipo de clase para contribuir al logro de los objetivos educativos formulados en el programa analítico de la asignatura y del año académico en que se desarrolla.

ARTÍCULO 106: El número total de horas lectivas de una clase depende de las características propias del contenido que se estudia y de las condiciones bajo las que se imparte. La duración de cada clase será determinada por el Rector al organizar el proceso docente educativo en cada modalidad de estudio.

ARTÍCULO 107: La conferencia es el tipo de clase que tiene como objetivo principal la transmisión a los estudiantes de los fundamentos científico-técnicos más actualizados de una rama del saber con un enfoque dialéctico-materialista, mediante el uso adecuado de métodos científicos y pedagógicos, de modo que les ayude en la  integración de los conocimientos adquiridos y en el desarrollo de las habilidades y valores que deberán aplicar en su vida profesional. 

ARTÍCULO 108: El seminario es el tipo de clase que tiene como objetivos fundamentales que los estudiantes consoliden, amplíen, profundicen, discutan, integren y generalicen los contenidos orientados; aborden la resolución de tareas docentes mediante la  utilización de los métodos propios de la rama del saber y de la investigación científica; desarrollen su expresión oral, el ordenamiento lógico de los contenidos y las habilidades en la utilización de las diferentes fuentes del conocimiento.

ARTÍCULO 109: La clase práctica es el tipo de clase que tiene como objetivos fundamentales que los estudiantes ejecuten, amplíen, profundicen, integren y generalicen métodos de trabajo característicos de las asignaturas y disciplinas que les permitan desarrollar habilidades para utilizar y aplicar, de modo independiente, los conocimientos.

ARTÍCULO 110: La clase encuentro es el tipo de clase que tiene como objetivos aclarar las dudas correspondientes a los contenidos y actividades previamente estudiados por los alumnos;  debatir y ejercitar dichos contenidos y evaluar su cumplimiento; así como explicar los aspectos esenciales del nuevo contenido y orientar con claridad y precisión el trabajo independiente que el estudiante debe realizar para alcanzar un adecuado dominio de los mismos.

La misión instructiva más importante que tiene el profesor en la clase encuentro es contribuir al desarrollo de la independencia cognoscitiva de los estudiantes.

La clase encuentro es la actividad presencial fundamental en la modalidad semipresencial, aunque puede utilizarse también en la presencial.

ARTÍCULO 111: El taller es el tipo de clase que tiene como objetivo específico que los estudiantes apliquen los conocimientos adquiridos en las diferentes disciplinas para la resolución de problemas propios de la profesión, a partir del vínculo entre los componentes académico, investigativo y laboral.

El taller contribuye al desarrollo de habilidades para la solución integral de problemas profesionales en grupo, para el grupo y con la ayuda del grupo, donde primen las relaciones interdisciplinarias.

ARTÍCULO 112: La práctica de laboratorio es el tipo de clase que tiene como objetivos que los estudiantes adquieran las habilidades propias de los métodos y técnicas de trabajo y de la investigación científica; amplíen, profundicen, consoliden, generalicen y comprueben los fundamentos teóricos de la disciplina mediante la experimentación, empleando para ello los medios necesarios.

Las prácticas de laboratorio se realizan en instalaciones propias de las universidades o en las que existen en las unidades docentes u otras entidades laborales. Como norma, en este tipo de clase se deberá garantizar el trabajo individual de los estudiantes en la ejecución de las tareas previstas. 

ARTÍCULO 113: La práctica de estudio es una de las formas organizativas del proceso docente educativo que tiene como objetivos lograr la sistematización y generalización de habilidades propias de una o varias disciplinas, que constituyen métodos y técnicas que, con un carácter propedéutico, contribuyen a la futura actividad profesional del estudiante.

La práctica de estudio podrá tener diferentes tipos, de acuerdo con los objetivos a alcanzar en cada año de la carrera, para garantizar el cumplimiento del modelo del profesional y se precisan por el decano de la facultad responsable de la carrera.

ARTÍCULO 114: La práctica laboral es la forma organizativa que tiene por objetivos propiciar un adecuado dominio de los modos de actuación que caracterizan la actividad profesional y, a la vez, al desarrollo de los valores que aseguran la formación de un profesional integral, apto para su desempeño futuro en la sociedad.

Contribuye además, al desarrollo de la conciencia laboral, disciplina y responsabilidad en  el trabajo. En esta forma organizativa se materializa, fundamentalmente, el principio marxista y martiano de combinar el estudio con el trabajo relacionando la teoría con la práctica. Se integra como un sistema con las actividades académicas e investigativas, de acuerdo con las particularidades de cada carrera, para lograr tales objetivos.

La práctica laboral podrá tener diferentes tipos de acuerdo con los objetivos a alcanzar en cada año de la carrera. En el último año de estudio, la práctica laboral se puede desarrollar como fase preparatoria para crear las condiciones inherentes a la realización del examen estatal o del trabajo de diploma.

ARTÍCULO 115: Cada carrera de cada centro de educación superior precisará la red de entidades laborales bases y unidades docentes acreditadas del territorio en que se desarrollará la práctica laboral, asegurando que garantice los objetivos establecidos en los planes y programas de estudio.

De esta manera, se favorece la rápida introducción en el proceso docente educativo de los últimos logros científicos y técnicos que se aplican y desarrollan en los lugares donde los estudiantes realizan sus prácticas.

ARTÍCULO 116: Los centros de educación superior firmarán convenios con las entidades laborales y unidades docentes acreditadas, donde se establezcan con precisión los compromisos asumidos por cada una de las partes, en relación con la realización de las prácticas laborales y otras tareas afines que respondan a los vínculos de la universidad con la sociedad.

ARTÍCULO 117: El vínculo laboral que propicia el adecuado dominio de los modos de actuación que caracterizan la actividad profesional, se puede lograr utilizando diferentes variantes, entre estas:

  • Una disciplina principal integradora, que organice la práctica laboral a partir del vínculo de los estudiantes con entidades laborales donde se puedan desarrollar esos modos de actuación.
  • Una disciplina integradora de corte académico, que modele la actividad laboral a partir del desarrollo de trabajos de curso, donde el estudiante resuelva problemas utilizando el método científico.
  • Directamente desde el trabajo, cuando la labor del estudiante-trabajador esté vinculada al perfil profesional que se estudia.

ARTÍCULO 118: El trabajo investigativo de los estudiantes es la forma organizativa que tiene como propósito formar, en los estudiantes, habilidades propias del trabajo técnico y científico investigativo, mediante la práctica laboral y utilizando la metodología de la investigación científica en el proceso de formación profesional. Contribuye al desarrollo de la iniciativa, la independencia cognoscitiva y la creatividad de los estudiantes. Además, propicia el desarrollo de habilidades para el uso eficiente y actualizado de las fuentes de información, de los idiomas extranjeros, de los métodos y técnicas de la computación, y del Sistema Nacional de Normalización, Metrología y Control de la Calidad de nuestro país.  

El trabajo investigativo de los estudiantes integra como un sistema las actividades académicas, laborales e investigativas; es decir, los contenidos que se desarrollan en las asignaturas, la práctica laboral, y se materializa en los trabajos de curso y de diploma que realizan los estudiantes.

Será responsabilidad de los decanos de las facultades y de los directores de la sedes universitarias, según corresponda, garantizar el trabajo investigativo de los estudiantes durante toda la carrera, en correspondencia con lo establecido en los planes y programas de estudio, las particularidades de cada carrera y modalidad de estudio, y las características del territorio.

ARTÍCULO 119: En las sedes universitarias, el trabajo investigativo de los estudiantes se organiza atendiendo, fundamentalmente, al banco de problemas del municipio, confiriendo prioridad a las investigaciones que favorezcan el desarrollo local sostenible.

ARTÍCULO 120: Los tipos fundamentales del trabajo investigativo de los estudiantes son:

  • El trabajo de curso.
  • El trabajo de diploma.
  • El trabajo investigativo extracurricular.

ARTÍCULO 121: El trabajo de curso es el tipo de trabajo investigativo de los estudiantes que les permite, mediante la solución de problemas o tareas profesionales, profundizar, ampliar, consolidar y generalizar los conocimientos adquiridos; aplicar, con independencia y creatividad, las técnicas y los métodos adquiridos en otras formas organizativas del proceso docente educativo y desarrollar los métodos del trabajo científico.

ARTÍCULO 122: En el plan de estudio se definen la cantidad de trabajos de curso, su ubicación y sus objetivos, en correspondencia con el año en que se desarrollan. Es responsabilidad del departamento docente la definición de su contenido específico y la designación de los profesores que garanticen su adecuado desarrollo.

El trabajo de curso podrá asignarse a varios estudiantes, de acuerdo con los objetivos y la complejidad del tema, siempre que se garantice el trabajo individual de cada uno.

El trabajo de curso podrá o no formar parte de una asignatura.

ARTÍCULO 123: El trabajo de diploma es el tipo de trabajo investigativo de los estudiantes que les permite adquirir un mayor dominio y actualización de los métodos científicos y técnicas característicos de la profesión. Se realiza de manera individual y, por lo general, en una de las esferas de actuación del profesional.

La defensa del trabajo de diploma constituye uno de los tipos de culminación de los estudios previsto en el plan de estudio de la carrera.  

 En el desarrollo de los trabajos de diploma, los profesores deben promover la iniciativa, la independencia y la creatividad de los estudiantes, garantizando el trabajo individual y estimulando el análisis interdisciplinario en la resolución de los problemas objeto de la investigación. 

ARTÍCULO 124: Los profesores que dirigen los trabajos de curso y los trabajos de diploma son designados por el decano de la facultad o por los directores de las sedes universitarias, garantizando que tengan la preparación adecuada en correspondencia con los objetivos y la complejidad del tema que desarrollarán los estudiantes. 

ARTÍCULO 125: Las diferentes tareas investigativas que realizan los estudiantes y que no forman parte del plan de estudio constituyen el trabajo investigativo  extracurricular. Estas tareas dependerán de los conocimientos adquiridos y las habilidades desarrolladas por el  estudiante, según el año académico que cursa. Se tendrán en cuenta, además, la base material disponible y la posibilidad de contar con el personal adecuado para la orientación de dicho trabajo.  

Los decanos de las facultades y los directores de las sedes universitarias municipales deben estimular la creciente participación de los estudiantes en este tipo de trabajo investigativo durante toda la carrera, por diferentes vías, tales como la incorporación de los estudiantes a los grupos científicos de la facultad o sede universitaria, o creando grupos de trabajo científico-estudiantiles, entre otras; así como propiciar la incorporación de estos trabajos a los diferentes eventos científicos que se realicen en el centro de educación superior.

ARTÍCULO 126: La autopreparación es una de las formas organizativas del proceso docente educativo en la que el estudiante realiza trabajo independiente sin la presencia del profesor. Tiene como objetivo el estudio de diferentes fuentes del conocimiento orientadas por el profesor, que le permite al estudiante prepararse para lograr un aprovechamiento adecuado en  las  distintas actividades docentes; así como, para realizar las diferentes evaluaciones previstas. Se realiza tanto de forma individual como colectiva y constituye una condición indispensable para el logro de los objetivos propuestos.

ARTÍCULO 127: Los profesores deben orientar y controlar la autopreparación en todas las formas organizativas del proceso docente educativo, tanto en sus métodos como en su organización y control. Esto permite fomentar el desarrollo gradual de la independencia cognoscitiva de los estudiantes, así como sus hábitos de autocontrol.

En la modalidad semipresencial, esta forma organizativa del proceso docente  educativo constituye una de las vías fundamentales para que el estudiante aprenda los contenidos que se orientan en las diferentes actividades presenciales.

ARTÍCULO 128: La consulta es una de las formas organizativas del proceso docente que tiene como objetivo fundamental que los estudiantes reciban orientación pedagógica y científico-técnica mediante indicaciones, orientaciones, aclaraciones y respuestas de los profesores a las preguntas formuladas en relación con la autopreparación. Puede realizarse de forma individual o colectiva, presencial o no presencial utilizando las tecnologías de la información y las comunicaciones. Su frecuencia depende de las necesidades individuales y grupales de los estudiantes.

El profesor puede citar a consulta a los estudiantes que a su juicio lo requieran, en atención a las diferencias individuales. A su vez, los estudiantes podrán solicitar al profesor la realización de consultas cuando así lo consideren.

ARTÍCULO 129: La autopreparación y a consulta se vinculan con todas las actividades que realiza el estudiante, es decir, clases, prácticas de estudio, prácticas laborales o trabajos investigativos. 

ARTÍCULO 130: La tutoría es la forma organizativa que tiene como objetivo específico asesorar y guiar al estudiante durante sus estudios, para contribuir a su formación integral, realizando sistemáticamente acciones educativas personalizadas. Esta atención se realizará con encuentros, planificados en el horario docente, así como encuentros adicionales de acuerdo con las necesidades de los estudiantes y de los tutores. Deberá lograrse que el tutor sea el mismo desde el inicio de la carrera hasta que concluya sus estudios.

El contenido de la tutoría estará dirigido esencialmente a la concreción de la estrategia educativa como respuesta a las principales necesidades de los estudiantes, identificadas en su diagnóstico, caracterización y evaluación.

ARTÍCULO 131: En todas las formas organizativas del proceso docente educativo, el profesor debe utilizar los métodos y medios de enseñanza que garanticen la participación activa de los estudiantes, asegurando que se estructuren de forma coherente con el fin de alcanzar los objetivos propuestos. Las tecnologías de la información y las comunicaciones deberán tener una utilización importante en el desarrollo del trabajo docente.

ARTÍCULO 132: Dentro del trabajo docente se concebirán actividades que contribuyan  específicamente a la reafirmación de la orientación profesional de los estudiantes desde los primeros años de la carrera. Estas actividades pueden estar determinadas dentro del contenido de los planes y programas de estudio y podrán ser también extracurriculares, contando con el apoyo de los organismos de la administración  central del estado afines a las carreras, de la sede central y de las organizaciones estudiantiles.

ARTÍCULO 133: Con el propósito de complementar la formación general integral de los estudiantes en la sede central y en las sedes universitarias, el personal dirigente de las mismas implementará actividades de alto impacto social; así como políticas, culturales, deportivas, de reafirmación profesional, entre otras, en coordinación con las organizaciones estudiantiles, con énfasis especial en las sedes universitarias para los estudiantes provenientes del Curso de Superación Integral para Jóvenes.

Es necesario velar por el adecuado balance de todas las actividades, de manera que no se produzcan sobrecargas que limiten el aprovechamiento docente de los estudiantes.

CAPÍTULO IV

EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

ARTÍCULO 134: La evaluación del aprendizaje es un proceso consustancial al desarrollo del proceso docente educativo. Tiene como propósito comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos formulados en los planes y programas de estudio de la educación superior, mediante la valoración de los conocimientos y habilidades que los estudiantes van adquiriendo y desarrollando; así como, por  la conducta que manifiestan  en el proceso docente educativo. Constituye, a su vez, una vía para la retroalimentación y la regulación  de dicho proceso.

ARTÍCULO 135: La evaluación del aprendizaje le permite al profesor indagar sobre el grado de aprendizaje y desarrollo de los estudiantes en su proceso de formación, así como la capacidad que poseen para aplicar los contenidos en la resolución de problemas de la profesión. Le brindará información oportuna y confiable para descubrir aquellos elementos de su práctica que interfieren en los procesos de enseñanza y aprendizaje, de tal manera que pueda reflexionar en torno a estos para mejorarlos y reorientarlos permanentemente.

ARTÍCULO 136: La evaluación del aprendizaje en su acción instructiva, ayuda a los estudiantes a crear hábitos de estudio adecuados y favorece el incremento de su actividad cognoscitiva. En su acción educativa, contribuye, entre otros aspectos, a desarrollar en los estudiantes la responsabilidad por el estudio, la laboriosidad, la honestidad, la solidaridad, el espíritu crítico y autocrítico, a formarse en el plano volitivo y afectivo; así como, a desarrollar su capacidad de autoevaluación sobre sus logros y dificultades en el proceso de aprendizaje.  

ARTÍCULO 137: La evaluación del aprendizaje en la educación superior tiene un carácter continuo, cualitativo e integrador; y debe estar basada, fundamentalmente, en el desempeño del estudiante durante el proceso de aprendizaje. Se debe desarrollar de manera dinámica, en que  no solo evalúe el profesor, sino que se propicie la participación de los estudiantes mediante la evaluación grupal y la autoevaluación, logrando un ambiente comunicativo en este proceso.

La evaluación del aprendizaje puede incluir aspectos teóricos y prácticos vinculados a ejercicios integradores; así como, contenidos de carácter académico, laboral e investigativo.

 ARTÍCULO 138: La evaluación del aprendizaje se estructura de forma frecuente, parcial, final y de culminación de los estudios, en correspondencia con el grado de sistematización de los objetivos a lograr por los estudiantes en cada momento del proceso. Estas formas de conjunto, caracterizan a la evaluación como un sistema.

En correspondencia con su carácter continuo, cualitativo, integrador y basado fundamentalmente en el desempeño del estudiante, la tendencia que debe predominar en el sistema de evaluación es a que el peso fundamental de la misma descanse en las actividades evaluativas frecuentes y parciales, así como en evaluaciones finales de carácter integrador.

ARTÍCULO 139: La evaluación frecuente tiene como propósito fundamental comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos específicos en la ejecución del proceso docente educativo, mediante la valoración del trabajo de los estudiantes en todas las formas organizativas del proceso.

Los tipos de evaluación frecuente a utilizar, por su gran versatilidad, se definen por el profesor, para cada asignatura. Los tipos más utilizados son: la observación del trabajo de los estudiantes, las preguntas orales y escritas, las discusiones grupales, entre otros.

ARTÍCULO 140: La evaluación frecuente, al apoyarse en el desempeño del estudiante durante la actividad docente, resulta la de mayor significación en el proceso de aprendizaje. Será utilizada para valorar sistemáticamente la efectividad de la autopreparación de los estudiantes, como forma de retroalimentación para ambos; y así tomar a tiempo las medidas necesarias.

 Por sus características, esta forma de evaluación constituye un elemento esencial de la evaluación del aprendizaje, particularmente en la modalidad semipresencial.

ARTÍCULO 141: La evaluación parcial tiene como propósito fundamental comprobar el logro de los objetivos particulares de uno o varios temas y de unidades didácticas. Los tipos fundamentales son:

  • La prueba parcial.
  • El trabajo extraclase.  
  • El encuentro comprobatorio. 

El contenido de las evaluaciones parciales debe estar orientado a valorar, en diferentes momentos del proceso docente, las  posibilidades de cada estudiante de aplicar los conocimientos adquiridos en la solución de problemas.  

Se pueden utilizar otros tipos de evaluación parcial que convengan a los propósitos y funciones de esta evaluación. El decano de la facultad está facultado para aprobar la utilización de tipos de evaluación parcial no contemplados en este artículo, siempre que sea necesario por las características de la asignatura.

ARTÍCULO 142: La prueba parcial es el tipo de evaluación parcial que comprueba objetivos relacionados con uno o varios temas o unidades didácticas de la asignatura, pudiendo integrar contenidos recibidos en otras asignaturas.

Se realiza durante una actividad docente, en correspondencia con los objetivos seleccionados para evaluar.

ARTÍCULO 143: El trabajo extraclase es el tipo de evaluación parcial que comprueba, fundamentalmente, objetivos relacionados con uno o varios temas o unidades didácticas de la asignatura, la práctica laboral o el trabajo científico de los estudiantes. Este trabajo puede integrar contenidos recibidos en otras asignaturas.

Se realizará individualmente por el estudiante en el tiempo de autopreparación, y será comprobado por el profesor en la forma que considere más conveniente.

ARTÍCULO 144: El encuentro comprobatorio es el tipo de evaluación parcial que se utilizará para comprobar los conocimientos y las habilidades que los estudiantes demostraron no dominar en evaluaciones frecuentes o parciales realizadas. Se empleará cuando se requiera emitir un juicio de valor sobre el aprovechamiento docente del estudiante en un momento determinado del período docente. Además de verificar el aprendizaje, permite discutir y analizar las dificultades fundamentales que presenta el estudiante y dar las orientaciones  correspondientes.

El profesor decidirá cuáles estudiantes realizarán esta evaluación, en dependencia de los resultados docentes alcanzados con anterioridad.

ARTÍCULO 145: La evaluación final tiene como propósito fundamental comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos generales de una asignatura o disciplina. Sus tipos fundamentales son los siguientes:

  • El examen final.
  • La defensa del trabajo de curso.
  • La evaluación final de la práctica laboral.

Las Comisiones Nacionales de carrera pueden determinar otros tipos de evaluación final y especificarlas en el plan de estudio aprobado oficialmente.

ARTÍCULO 146: El examen final es un tipo de evaluación final que comprueba los objetivos generales de las asignaturas o disciplinas. Evaluará, fundamentalmente, los conocimientos y las habilidades adquiridos por el estudiante, y su capacidad para integrarlos, sistematizarlos, aplicarlos y generalizarlos.

En dependencia del modo en que se realice, el examen final, igualmente puede contribuir a comprobar en qué medida los estudiantes han incorporado a su conducta los valores precisados en los objetivos generales de la asignatura o disciplina.

La tendencia que debe predominar en los exámenes finales en su carácter integrador, de modo que puedan evaluar objetivos generales de varias de las asignaturas o disciplinas que se imparten en un determinado periodo lectivo. En correspondencia con ello deben disminuir los exámenes tradicionales por asignaturas.

ARTÍCULO 147: La defensa del trabajo de curso es el tipo de evaluación final que comprueba el grado de cumplimiento, por cada estudiante, de los objetivos propuestos para este tipo de trabajo investigativo, según esté asociado a los formulados en las asignaturas, las disciplinas o el año académico en cuestión.

Los trabajos de curso deben igualmente manifestar la tendencia a integrar contenidos de todas o algunas de las asignaturas o disciplinas que se imparten en un determinado periodo lectivo.

ARTÍCULO 148: La evaluación final de la práctica laboral comprueba el grado de cumplimiento de los objetivos propuestos para esta forma organizativa del proceso docente educativo y se realizará de acuerdo con las características de cada carrera, en correspondencia con lo establecido en el plan de estudios.

La tendencia que debe predominar en la evaluación final debe ser su carácter integrador, de modo que respondan a objetivos del año o del período lectivo que corresponda.

ARTÍCULO 149: La evaluación de la culminación de los estudios comprueba los objetivos generales del plan de estudio. Los tipos de evaluación que pueden utilizarse son:

  • El examen estatal.
  • La defensa del trabajo de diploma.

 Este tipo de evaluación se declara en el plan de estudio de cada carrera.

ARTÍCULO 150: El examen estatal es un tipo de evaluación de la culminación de los estudios que tiene como propósito comprobar el grado de dominio que posee el estudiante de los objetivos generales de la carrera, mediante ejercicios evaluativos directamente relacionados con los modos de actuación de la profesión. En correspondencia con ello, los estudiantes deberán conocer con suficiente antelación los ejercicios que deberán desarrollar durante el examen estatal, de modo que puedan prepararse adecuadamente para el mismo.

ARTÍCULO 151: La defensa del trabajo de diploma es un tipo de evaluación de la culminación de los estudios cuyo objetivo es comprobar el grado de dominio de los estudiantes de los objetivos generales de la carrera, mediante la solución, con independencia y creatividad, de un problema propio de la profesión, utilizando la metodología de la investigación científica.

DE LA CALIFICACIÓN:

ARTÍCULO 152: Los resultados de las distintas formas de evaluación del aprendizaje de los estudiantes se calificarán empleando las categorías y símbolos siguientes: 

Excelente

5

Bien

4

Regular

3

Mal

2

Cada categoría establecida expresa el grado de calidad alcanzado por el estudiante en el cumplimiento de los objetivos.

Los profesores deberán registrar las calificaciones otorgadas a los estudiantes en la libreta de control a clases, utilizando los símbolos tal y como se regulan en este artículo.

ARTÍCULO 153: Las calificaciones de Excelente (5); Bien (4) y Regular (3) expresan diferentes grados de dominio de los objetivos que tienen los estudiantes y, en consecuencia, resulta aprobado en esa evaluación. La calificación de Mal (2) expresa que el estudiante no domina los objetivos al nivel requerido.

ARTÍCULO 154: Las calificaciones de las evaluaciones que se realicen de forma oral se informarán al estudiante al finalizar el acto de evaluación.

Las calificaciones de las evaluaciones que se realicen de forma escrita se informarán a los estudiantes dentro de los siete (7) días hábiles siguientes a su realización.

 El decano de la facultad y el director de la sede universitaria podrán decidir los casos en que, de forma excepcional, este período sea ampliado y debe ser de conocimiento previo de los estudiantes.

ARTÍCULO 155: Los profesores tienen que analizar con los estudiantes los resultados de sus evaluaciones y mostrar las mismas en el caso que sea solicitado por ellos, con el fin de lograr una adecuada retroalimentación y ejercer una influencia educativa.

Las valoraciones colectivas realizadas por el profesor y los estudiantes constituyen elementos fundamentales para reorientar la autopreparación hacia el cumplimiento de los objetivos de la asignatura.

DE LA PLANIFICACIÓN, ORGANIZACIÓN, ELABORACIÓN Y REALIZACIÓN DE LAS EVALUACIONES:

ARTÍCULO 156: La planificación, organización y elaboración de las evaluaciones frecuentes será responsabilidad del profesor, quien decidirá qué evaluaciones serán calificadas y registradas en la libreta de control a clases.

ARTÍCULO 157: La planificación, organización y elaboración de las evaluaciones parciales se proponen por el profesor o el colectivo de asignatura, caso de existir, y se aprueban en el departamento docente correspondiente.

El balance de las evaluaciones parciales propuestas en las asignaturas que se desarrollan en cada período lectivo se ajustará en la facultad o sede universitaria, para lograr un balance adecuado y serán aprobadas por el decano o director de la sede, siempre con la participación de la representación estudiantil.

ARTÍCULO 158: En los casos de estudiantes que por razones plenamente justificadas no hayan podido realizar alguna de las evaluaciones parciales planificadas, el profesor podrá fijar, si lo considera necesario, la ejecución de una evaluación similar en otra fecha. 

ARTÍCULO 159: La evaluación final y la de culminación de los estudios tienen un carácter estatal y quedan establecidas en el plan de estudio de la carrera. Su organización es responsabilidad del decano de la facultad o el director de la sede.

En los planes de estudio de las carreras se precisarán las disciplinas que requieran evaluación final, así como las características de dicha evaluación.

ARTÍCULO 160: Los contenidos específicos a incluir en cada una de las evaluaciones parciales y finales de las asignaturas serán objeto de análisis en los colectivos metodológicos que corresponda. El jefe del departamento docente responde ante el decano por ese diseño, garantizando que se evalúen los objetivos previstos en cada caso.

ARTÍCULO 161: Los exámenes finales que se realizan en las sedes universitarias serán elaborados colectivamente en los departamentos docentes, bajo la dirección del jefe del colectivo de asignatura, para asegurar que todas se ajusten a lo requerimientos de los objetivos a comprobar. Los profesores de las sedes universitarias participarán en esa elaboración colectiva y presentarán sus propuestas.

La calificación de esos exámenes será realizada por los propios profesores de las sedes universitarias y serán validadas en los departamentos docentes correspondientes.

Los procedimientos  específicos para el diseño, aplicación y validación de esos exámenes serán determinados por cada centro de educación superior a partir de lo establecido en este reglamento y en correspondencia con las características particulares de sus facultades y sedes universitarias.

ARTÍCULO 162: Los exámenes escritos realizados por los estudiantes tienen que conservarse por dos años en el departamento docente de la sede central o en las sedes universitarias, según se establezca por cada centro de educación superior.

DE LAS ASIGNATURAS QUE NO TIENEN PREVISTO UN ACTO DE EVALUACIÓN FINAL:

ARTÍCULO 163: En las asignaturas que no tengan previsto un acto de evaluación final, la comprobación de los objetivos generales durante el período docente se realiza, para cada estudiante, mediante la aplicación de un sistema de evaluación frecuente y parcial que responda al principio de sistematización de la enseñanza, basándose fundamentalmente en el desempeño del estudiante y teniendo en cuenta además su conducta, dedicación al estudio y cumplimiento de las tareas asignadas.

De esta manera, el profesor podrá decidir, sobre la base de juicios cualitativos e integradores, una calificación final según lo establecido en el artículo 152 del presente Reglamento. Dicha calificación corresponde a la convocatoria ordinaria del período.

ARTÍCULO 164: Los estudiantes matriculados en la modalidad presencial tendrán derecho a examinar la asignatura en las convocatorias extraordinarias del período y de fin de curso planificadas.

ARTÍCULO 165: Los estudiantes matriculados en la modalidad semipresencial tendrán derecho a examinar la asignatura en las restantes convocatorias del curso y, de no aprobarla, volver a matricularla hasta que aprueben.

DEL EXAMEN FINAL:

ARTÍCULO 166: De acuerdo con los objetivos y contenidos de la asignatura o disciplina, el examen final puede ser oral, escrito, teórico, práctico, o una combinación de estos.  Será  responsabilidad del jefe de departamento docente, determinar la manera en que se realizará cada examen final previsto en el plan de estudio, de acuerdo con las características de las asignaturas o disciplinas objeto de evaluación final.

ARTÍCULO 167: En el diseño y realización del examen final, se tendrá en cuenta lo siguiente:

  • El examen oral se debe realizar ante un tribunal, formado por dos profesores, al menos, y la calificación otorgada será inapelable.
  • El examen final escrito tendrá como máximo 4 horas de duración.
  • En el examen oral-escrito, laduración de la parte escrita no excederá las dos horas.
  • En el examen teórico-práctico, el jefe del departamento docente decidirá la duración del mismo, de acuerdo con las características de la asignatura.

ARTÍCULO 168: En el caso de los estudiantes matriculados en la modalidad presencial, es requisito indispensable para asistir al examen final de una asignatura, haber matriculado el año académico en que está ubicada la asignatura en el plan de estudio, así como haber obtenido un aprovechamiento docente satisfactorio durante el desarrollo de la misma, cumpliendo con los requisitos de asistencia establecidos.

Esta valoración del aprovechamiento docente de cada estudiante es cualitativa, no implica una calificación y se dará  por el profesor sobre la base de los resultados obtenidos en todas las evaluaciones frecuentes y parciales realizadas, teniendo en cuenta además su conducta, dedicación al estudio y cumplimiento de las tareas asignadas.

Para los estudiantes matriculados en la modalidad semipresencial, es requisito para asistir al examen final, haber matriculado la asignatura.

ARTÍCULO 169: Si el estudiante matriculado en la modalidad presencial no es autorizado por el profesor a asistir al examen final de la asignatura en la convocatoria ordinaria por insuficiente aprovechamiento docente durante el período, obtiene la calificación de Mal (2). Tiene derecho a asistir a las convocatorias extraordinarias de período y de fin de curso.

ARTÍCULO 170: Los estudiantes matriculados en la modalidad semipresencial que obtengan la calificación de Mal (2) en la convocatoria ordinaria del período, tienen derecho a examinar nuevamente la asignatura en las restantes convocatorias del curso y de no aprobarla, volver a matricularla hasta aprobarla. Este derecho es válido para todas las asignaturas matriculadas.

ARTÍCULO 171: Los estudiantes matriculados en la modalidad presencial tienen derecho a presentar en la convocatoria extraordinaria del período todas las asignaturas desaprobadas en la convocatoria ordinaria. Tienen derecho además a presentar en la convocatoria extraordinaria de fin de curso hasta tres de las asignaturas desaprobadas en el curso, ya sea por haber obtenido calificación de Mal (2) en la convocatoria ordinaria o extraordinaria de cualquiera de los períodos, tanto en el examen final, como en aquellas asignaturas que no tienen previsto acto de evaluación final.

ARTÍCULO 172: En todas las convocatorias de examen final previstas en un curso, tanto en la modalidad presencial como en la semipresencial, los estudiantes pueden obtener cualesquiera de las calificaciones que establece el Reglamento en su artículo 152 desde Mal (2) hasta Excelente (5).

ARTÍCULO 173: Los estudiantes que no asistan a las convocatorias de examen oficialmente establecidas, por motivos plenamente justificados, podrán realizarlas en una fecha posterior, señalada por el decano de la facultad o por el director de la sede universitaria, según corresponda. Dispondrán de las mismas oportunidades establecidas para el resto de los estudiantes.

La justificación de su ausencia deberá presentarla al decano de la facultad o director de la sede universitaria, dentro de las 72 horas hábiles siguientes a la fecha señalada para la actividad en la convocatoria de que se trate.

ARTÍCULO 174: Se considerará renuncia expresa al examen final, la ausencia injustificada y la no justificación en el período establecido, en cualquiera de sus convocatorias, y se le otorgará la calificación de Mal (2) en dicho examen.

ARTÍCULO 175: Para los estudiantes matriculados en la modalidad presencial, los rectores de los centros de educación superior podrán conceder un término de seis meses adicionales después de concluido el curso, a los estudiantes del último año de la carrera que tengan asignaturas pendientes de aprobar o que no hayan aprobado ese año, como última oportunidad para que, luego de aprobarlas, puedan realizar la evaluación de culminación de los estudios.

ARTÍCULO 176: Los estudiantes que consideren poseer los conocimientos y las habilidades contemplados en los objetivos generales del programa de una asignatura o disciplina, podrán solicitar a la facultad o sede universitaria, según corresponda, en las dos primeras semanas del periodo en que se desarrolla, la realización de un examen de suficiencia. Este examen será planificado por esa instancia en fecha no posterior a la cuarta semana de ese período. Esta solicitud se permite por una sola vez para cada asignatura o disciplina.

ARTÍCULO 177: El examen de suficiencia se basará en el programa de la asignatura o disciplina vigente y se otorgará la calificación que corresponda, según la  escala establecida en el artículo 152 de este Reglamento.  El estudiante que no esté satisfecho con la calificación obtenida puede renunciar a ella e incorporarse al proceso docente educativo de la asignatura o de la disciplina.  

Mientras los estudiantes no realicen el examen de suficiencia y reciban la calificación, deberán mantenerse asistiendo a las actividades docentes programadas en el período.

ARTÍCULO 178: Los estudiantes de cualquier modalidad de estudio que hayan obtenido una calificación de Regular (3) o Bien (4) en el examen ordinario del período de una asignatura o disciplina, podrán solicitar que se le efectúe un nuevo examen para mejorar su calificación, siempre y cuando ello pueda implicar una mejoría en su calificación integral. A tales efectos, harán la solicitud al profesor en un plazo no mayor de tres días hábiles después de la notificación oficial de los resultados del examen en la convocatoria ordinaria.  

El nuevo examen se realizará en la fecha que determine la facultad o sede universitaria pudiendo utilizarse otras de las convocatorias previstas, y no implica una renuncia a la calificación anterior.  

Este procedimiento se aplicará también cuando se trate de asignaturas o disciplinas que no tienen previsto un acto de evaluación final. En este caso el jefe del departamento docente aprobará las evaluaciones a realizar por el estudiante para mejorar su calificación.

DE LA DEFENSA DEL TRABAJO DE CURSO:

ARTÍCULO 179: El decano de la facultad responderá por la planificación de la defensa de los trabajos de curso, tanto en las sedes centrales como en las sedes universitarias y puede delegar en los directores de las sedes para todos los aspectos organizativos y de procedimiento relacionados con el acto de defensa.

El trabajo de curso se defenderá ante un tribunal nombrado por el jefe del departamento responsabilizado con esa actividad evaluativa y puede estar formado por profesores a tiempo completo, profesores a tiempo parcial y por especialistas de las entidades laborales del territorio, según sea necesario en cada uno de los casos. 

ARTÍCULO 180: La defensa consistirá en una exposición que realiza el estudiante del trabajo desarrollado, y en las respuestas que brinda a las preguntas formuladas por los miembros del tribunal y por los participantes.

Estos actos de defensa pueden realizarse en la sede central, en las sedes universitarias o en entidades laborales afines al trabajo que se defiende.

ARTÍCULO 181: El tribunal, para otorgar la calificación, tomará en cuenta: la calidad del trabajo, la calidad de la exposición y la defensa por parte del estudiante, las opiniones del tutor y de la entidad laboral o de servicio donde se desarrolló el trabajo, entre otros aspectos. 

La calificación obtenida por cada estudiante en el trabajo de curso se recogerá en acta firmada por el tribunal y los estudiantes. 

Si el trabajo de curso no forma parte de una asignatura o disciplina, su calificación será incluida en el expediente del estudiante.

Si la defensa del trabajo de curso es la evaluación final de una asignatura, la calificación integral de la misma se otorgará según lo  establecido en el artículo 191 del presente Reglamento.

ARTÍCULO 182: Los trabajos de curso, una vez concluidos, son entregados al profesor designado para la orientación científica de los estudiantes, quien los revisará y decidirá si se someten o no a la defensa.

Si el trabajo de curso no reúne las condiciones mínimas para ser defendido, se devolverá al estudiante para su corrección, estableciéndose un plazo para la nueva entrega, que dependerá de la complejidad del trabajo. De repetirse esa situación, recibirá la calificación de Mal (2).

Si el estudiante realiza la defensa del trabajo y obtiene resultados desfavorables, recibirá la calificación de Mal (2).  

En los dos casos, se fijará una nueva fecha para su entrega y defensa o para la repetición de la defensa. Ambas situaciones serán consideradas como una segunda y última oportunidad.

La nueva fecha para la defensa se fijará siempre dentro de los límites del calendario académico del curso. Excepcionalmente, se podrá solicitar la autorización para realizarla fuera de esos plazos, lo cual será decisión del decano de la facultad, para el caso de los cursos presenciales, y del director de la sede universitaria, en el caso de los cursos semipresenciales, quienes indicarán cómo proceder ante cada situación.

El estudiante que obtenga nuevamente la calificación de Mal (2), en cualquiera de las dos situaciones, tendrá desaprobada la asignatura o el trabajo de curso en cuestión, según corresponda.

ARTÍCULO 183: En cualquiera de las oportunidades establecidas para la defensa del trabajo de curso, tanto en la modalidad presencial como en la semipresencial, el estudiante puede obtener cualquiera de las calificaciones que establece el Reglamento en su artículo 152.

ARTÍCULO 184: El estudiante que por causas debidamente justificadas no pueda entregar o defender el trabajo de curso en el término establecido, tendrá derecho a que se fije una nueva fecha para su defensa. El documento justificativo deberá presentarse al decano de la facultad o al director de la sede universitaria, dentro de las 72 horas hábiles siguientes previstas para su entrega o defensa.

DE LA EVALUACIÓN FINAL DE LA PRÁCTICA LABORAL:

ARTÍCULO 185: La evaluación final de la práctica laboral se realizará en correspondencia con las actividades previstas para cada carrera y tendrá en cuenta el grado de cumplimiento de las tareas, la iniciativa e independencia demostradas por el estudiante, su disciplina laboral y participación en las actividades político-sociales de la entidad laboral; así como otros aspectos de interés para la preparación del profesional.

ARTÍCULO 186: El decano de la facultad responderá por la planificación de la evaluación final de la práctica laboral, tanto en las sedes centrales como en las sedes universitarias y puede delegar en los directores de las sedes para todos los aspectos organizativos y de procedimiento relacionados con el acto de defensa.  

Para este acto, el jefe del departamento docente responsable de esta actividad designará tribunales que pueden estar formados por profesores a tiempo completo, profesores a tiempo parcial y por representantes de la entidad laboral donde fue realizada la práctica laboral.  

Esa evaluación debe realizarse, preferiblemente, en la propia entidad laboral donde se realizó la práctica laboral, aunque también pueden realizarse en las sedes centrales y en las sedes universitarias.

ARTÍCULO 187: La calificación obtenida por el estudiante en la  práctica laboral se recogerá en acta firmada por el tribunal. 

Si la práctica laboral no forma parte de una asignatura, su calificación se otorgará teniendo en cuenta los resultados obtenidos y de acuerdo con el sistema de evaluación establecido para dicha práctica. Esta calificación será incluida en el expediente del estudiante.  

Si la práctica laboral está contenida en una asignatura, la  calificación integral de esta última se otorgará según lo establecido  en el artículo 191 de este Reglamento.

ARTÍCULO 188: En los casos en que el estudiante obtenga calificación de Mal (2) en la evaluación final de la práctica laboral o en aquellas asignaturas que la contengan, el tribunal decidirá si procede realizar nuevamente esa evaluación final, la que será programada dentro del propio período académico.

Esta nueva oportunidad se otorgará solo cuando el tribunal considere que el trabajo desarrollado durante el período de la práctica laboral permite que el estudiante pueda aprobarla.   

El estudiante que reciba nuevamente calificación de Mal (2), o que haya recibido esa calificación y el tribunal considere que no procede repetir dicha evaluación, tendrá desaprobada la asignatura o la práctica laboral en cuestión, según corresponda.

ARTÍCULO 189: En cualquiera de las oportunidades establecidas para la evaluación de la práctica laboral, tanto en la modalidad presencial como en la semipresencial, el estudiante puede obtener cualquiera de las calificaciones que establece el Reglamento en su artículo 152.

DE LA EVALUACIÓN DE LAS ASIGNATURAS OPTATIVAS Y ELECTIVAS:

ARTÍCULO 190: Para la evaluación del aprendizaje de las asignaturas optativas y electivas, se aplicarán las mismas regulaciones dictadas en los artículos del presente Reglamento.

DE LA CALIFICACIÓN INTEGRAL DE LA ASIGNATURA:

ARTÍCULO 191: La calificación integral de la asignatura está determinada por el aprovechamiento demostrado por el estudiante en el cumplimiento de los objetivos generales de la misma. Para ello, el profesor tendrá en cuenta los resultados obtenidos  por el estudiante en las evaluaciones realizadas durante el período docente y en la evaluación final de la misma, caso de existir.

ARTÍCULO 192: Se considerará que un estudiante está desaprobado en una asignatura cuando mantenga la calificación de Mal (2) después de agotadas todas las posibilidades que se especifican en este Reglamento.

DEL ANÁLISIS DEL RESULTADO DE LAS EVALUACIONES:

ARTÍCULO 193: El estudiante podrá solicitar la revisión de las calificaciones obtenidas en las evaluaciones parciales y en el examen final escrito de la asignatura o disciplina, cuando no esté de acuerdo con la misma. La solicitud se hará ante el jefe del departamento docente en el caso de los cursos presenciales y ante el coordinador de la carrera en el caso de los cursos semipresenciales, dentro de los cinco días hábiles posteriores a la publicación de las calificaciones.

Para ambas modalidades, el departamento docente que tiene a su cargo la asignatura, nombrará un tribunal para realizar el análisis. Este tribunal podrá estar formado por profesores a tiempo completo y a tiempo parcial, según se considere por el jefe del departamento docente y dispondrá de un plazo de 10 días hábiles para presentar el resultado de la revisión, que será inapelable.

ARTÍCULO 194: En el caso que se detecten deficiencias en el proceso o en el sistema de evaluación, como consecuencia del análisis del desarrollo del proceso docente-educativo, el decano tomará las medidas oportunas, entre las que podrá incluir la repetición de una evaluación parcial o final.

DE LOS EXÁMENES DE PREMIO:

ARTÍCULO 195: Los exámenes de premio constituyen una vía para elevar la calidad de los egresados que forma la educación superior, y tienen como objetivo estimular que los estudiantes profundicen en el estudio de las asignaturas y disciplinas que conforman su plan de estudio.

Se realizarán tanto en la modalidad presencial como en la semipresencial y serán organizados por el jefe del departamento docente o el coordinador de la carrera en la sede universitaria, según el caso.

El contenido de los exámenes de premio será determinado en el departamento docente que dirige esa asignatura.

ARTÍCULO 196: Tendrán derecho a optar por exámenes de premio en asignaturas o disciplinas, los estudiantes que hayan obtenido calificación de Excelente (5) en las mismas, siempre que hayan aprobado el resto de las asignaturas matriculadas en ese periodo lectivo.

ARTÍCULO 197: Se establecerá un orden de mérito entre los exámenes que obtengan la calificación de Excelente (5), atendiendo a su calidad, originalidad y otras cualidades de los trabajos. Se otorgarán para cada examen un primero, un segundo y un tercer premio por cada asignatura o disciplina convocada; y se podrá declarar desierto algunos o todos esos lugares.

ARTÍCULO 198: A los estudiantes que obtengan los tres primeros lugares en los exámenes de premio se les incrementará el índice académico por cada premio alcanzado, según la escala siguiente:    

Primer premio

0,06   

Segundo premio

0,04

Tercer premio

0,02

En el expediente académico del estudiante se harán constar todos los premios obtenidos.

ARTÍCULO 199: Se responsabiliza a los decanos de las facultades y a los directores de las sedes universitarias, garantizar la adecuada promoción, planificación, organización y ejecución de los exámenes de premio.

DE LA CULMINACIÓN DE LOS ESTUDIOS:

ARTÍCULO 200: Tendrán derecho a concurrir a la evaluación de la culminación de los estudios, los estudiantes que cumplan todos los requisitos que se establezcan en el plan de estudio de cada carrera. El estudiante deberá haber cursado y aprobado todas las asignaturas previstas en dicho plan; así como todos los trabajos de curso y las prácticas laborales no asociadas a alguna asignatura.

ARTÍCULO 201: La organización y ejecución de la evaluación de la culminación de estudios y el momento del curso en que se debe realizar es responsabilidad del rector de cada centro de educación superior, quien garantizará el desarrollo exitoso de esta evaluación en todas las modalidades de estudio.

DEL EXAMEN ESTATAL:

ARTÍCULO 202: La realización del examen estatal se basará en un programa elaborado por la Comisión Nacional de Carrera, en correspondencia con los objetivos del modelo del profesional. El procedimiento para su realización dependerá de las características y requerimientos de la carrera que se trate.

ARTÍCULO 203: El examen estatal se realiza ante un tribunal nombrado por el Rector, integrado por tres profesores como mínimo.

Para el examen estatal de cada estudiante, el tribunal llenará un acta con las conclusiones, precisando la calificación otorgada. Dicha acta deberá ser firmada por todos los miembros del tribunal y la calificación otorgada será inapelable.

El presidente del tribunal tiene la responsabilidad de entregar el acta, debidamente firmada, en la secretaría docente para su constancia en el expediente del estudiante.

ARTÍCULO 204: Para otorgar la calificación el tribunal evaluará el cumplimiento de los objetivos generales de la carrera, comprobados a través de la solución de un problema profesional  que evidencie el dominio del estudiante de los modos de actuación de esa profesión. Igualmente deberán ser evaluados otros aspectos tales como la precisión en el manejo de las fuentes bibliográficas, la utilización de un lenguaje correcto, la forma adecuada de la exposición, la independencia en el razonamiento, y la seguridad para argumentar y defender sus puntos de vista. 

DE LA DEFENSA DEL TRABAJO DE DIPLOMA:

ARTÍCULO 205: Una vez concluido el trabajo de diploma, el estudiante entregará  un original impreso en papel y una copia en soporte electrónico. El original podrá estar escrito a mano, con letra  legible y con una presentación adecuada, dada la importancia que tiene este documento.

ARTÍCULO 206: La defensa del trabajo de diploma  se realizará en acto público, ante tribunal nombrado al efecto por el Rector del centro de educación superior.

Se organizará de modo que se garantice el tiempo necesario para escuchar  la exposición oral del estudiante, las opiniones del tutor y del oponente, y las respuestas a las diferentes preguntas.

ARTÍCULO 207: Para emitir la calificación del trabajo de diploma, el tribunal tendrá en cuenta los elementos siguientes:

  • Calidad del trabajo (uso de la metodología de la investigación científica, actualización científico  técnica, uso de las estrategias curriculares de acuerdo con el contenido del trabajo, entre otros).
  • Capacidad creadora, originalidad e independencia en el desarrollo del trabajo.
  • Calidad de la exposición durante la defensa, respuestas a las preguntas y dominio del tema.
  • Opiniones del profesor designado para la orientación científica del estudiante, del oponente y de la entidad laboral para la cual se realizó el trabajo.

ARTÍCULO 208: Finalizada la defensa de cada trabajo, el tribunal llenará un acta con sus conclusiones, haciendo énfasis en el análisis de cómo el estudiante fue capaz de demostrar el logro de los objetivos propuestos, así como precisar la calificación otorgada. Si el trabajo se considera con suficiente calidad, el tribunal puede recomendar en el acta su presentación en eventos científicos o su posible publicación. Dicha acta deberá ser firmada por todos los miembros del tribunal y la calificación otorgada será inapelable.

El presidente del tribunal tiene la responsabilidad de entregar el acta, debidamente firmada, en la secretaría docente para su constancia en el expediente del estudiante.

ARTÍCULO 209: El estudiante requerirá obtener una calificación de Regular (3) como mínimo en la evaluación de la culminación de los estudios para concluir la carrera y obtener el título de graduado.

DE LA REPETICIÓN DE LOS EJERCICIOS DE CULMINACIÓN DE LOS ESTUDIOS:

ARTÍCULO 210: Los estudiantes matriculados en la modalidad presencial que hayan obtenido la calificación de Mal (2) en el ejercicio de culminación de los estudios, podrán repetirlo dos veces más. Dispondrán para ello hasta de dos cursos académicos como máximo, pudiendo utilizarse las convocatorias que se libren en esos cursos para las evaluaciones de culminación de los estudios. Se podrán también fijar convocatorias adicionales con ese propósito, según se considere más adecuado en cada caso. Se faculta al Rector para fijar la fecha de las convocatorias adicionales.

Para los estudiantes matriculados en la modalidad semipresencial, las veces que podrá repetir el ejercicio de la culminación de los estudios, se reglamentará por cada organismo de la administración central del estado con centros de educación superior adscritos.

ARTÍCULO 211: El estudiante matriculado en la modalidad presencial que haya recibido la calificación de Mal (2) en las tres oportunidades que se le otorgan para realizar los ejercicios de la culminación de los estudios, no recibirá el título de graduado.

ARTÍCULO 212: En los casos de los estudiantes que, por causas injustificadas, no se presenten a cualquiera de las convocatorias establecidas para la evaluación de la culminación de los estudios en el período establecido, el tribunal les otorgará la calificación de Mal (2).   

ARTÍCULO 213: Para los estudiantes que, por causas debidamente justificadas, no pueden concurrir a la evaluación de la culminación de los estudios en el período establecido, el Rector señalará una nueva convocatoria, sin que ello afecte las posibilidades que se recogen en el artículo 210.

CAPÍTULO V

TRABAJO CON LOS ALUMNOS AYUDANTES

ARTÍCULO 214: Los alumnos ayudantes son aquellos estudiantes de alto aprovechamiento docente, previamente seleccionados en las carreras, tanto en las sedes centrales como en las sedes universitarias, que se distinguen por mostrar ritmos de asimilación más rápidos, aptitudes favorables para el aprendizaje de alguna o algunas disciplinas del plan de estudio y para la investigación científica o el trabajo de desarrollo técnico.

Estos estudiantes serán capaces de realizar tareas complementarias a su plan de estudio, con el propósito de formarlos como docentes o futuros investigadores, y así contribuir a satisfacer las necesidades de las universidades y los centros de investigación científica.

ARTÍCULO 215: El proceso de selección de los alumnos ayudantes, en cada curso académico, es responsabilidad del decano de la facultad, contando para esta tarea con la participación activa de representantes de las organizaciones estudiantiles. El decano establecerá el procedimiento a seguir, así como designará al personal encargado de la misma. Los estudiantes que cursan las carreras que se desarrollan en la sede central y en las sedes universitarias, constituyen la cantera para la selección de los alumnos ayudantes.

Finalizado el proceso, el decano de la facultad aprueba oficialmente los estudiantes seleccionados e informa a los departamentos docentes y a la dirección de la sede universitaria sobre estos resultados.

ARTÍCULO 216: Los estudiantes podrán ser seleccionados como alumnos ayudantes, preferiblemente, al concluir el primer año de la carrera.

Los requisitos mínimos que debe tener un estudiante para ser seleccionado como alumno ayudante son:

  • Buenos resultados docentes.
  • Buena evaluación de la conducta política y social, avalada por las organizaciones estudiantiles.
  • Aptitud y disposición para trabajar como alumno ayudante, en las tareas que se le asignen, ya sean docentes o investigativas.

ARTÍCULO 217: Cada estudiante seleccionado deberá ser asignado a un departamento docente, que será el responsable de su plan de formación. Para ello designará a los profesores que atenderán la formación de cada estudiante, tanto de las sedes centrales como de las sedes universitarias. Los profesores designados poseerán los conocimientos y la experiencia necesarios para desarrollar esta labor con calidad y dispondrán del tiempo requerido para la adecuada atención a los estudiantes seleccionados. Se procurará que el profesor atienda al estudiante durante toda la etapa en que sea alumno ayudante.

ARTÍCULO 218: El plan de trabajo a desarrollar por el alumno ayudante será elaborado por el profesor designado para su formación y aprobado por el jefe del departamento docente. Puede estar dirigido, a lograr su formación como docente, o al trabajo científico técnico, de acuerdo con las necesidades institucionales, y con las aptitudes y motivaciones que posea el estudiante. El alumno ayudante participará en la elaboración de su plan de trabajo.

En el caso de los alumnos ayudantes que desarrollan su actividad docente en las sedes universitarias, el director de la sede participará en la elaboración, aprobación y control de su plan de trabajo.

ARTÍCULO 219: Los alumnos ayudantes que impartan asignaturas como profesores deberán tener un periodo previo de preparación en la asignatura antes de participar directamente en las tareas docentes. Esta preparación se comprobará antes de que inicie sus actividades docentes.

Estos estudiantes podrán participarán como profesores en tareas de carácter docente y educativo en las sedes centrales, en las sedes universitarias y en tareas vinculadas a los diferentes Programas de la Revolución, fungiendo como profesores, profesores guías y tutores, entre otros.

ARTÍCULO 220: Los alumnos ayudantes que se incorporan a grupos de trabajo científico técnico en las sedes centrales, en las sedes universitarias o en los centros de investigaciones, deberán desarrollar tareas específicas relacionadas con su formación y podrán formar parte de la cantera para la reserva de jóvenes científicos que se forman en ese centro.

ARTÍCULO 221: La evaluación del trabajo de los alumnos ayudantes es responsabilidad del jefe del departamento docente correspondiente.

Esta evaluación se realizará a partir del cumplimiento del plan de trabajo como alumno ayudante, los resultados docentes alcanzados y la disciplina observada. Se tendrán en cuenta, como aspectos esenciales, los criterios del profesor designado para su atención y la opinión de las organizaciones juveniles. Esta evaluación se realizará al finalizar cada curso académico.

El jefe del departamento docente analizará el resultado de la evaluación con el estudiante y el profesor designado para la formación, y se incluirá en el expediente del estudiante. Se estimularán los resultados de esta labor.

En la evaluación del trabajo de los alumnos ayudantes que desarrollan su actividad docente o realizan sus estudios superiores en las sedes universitarias, el director de la sede participará en la evaluación.

ARTÍCULO 222: Los Rectores quedan facultados para: 

  • Ajustar la planificación y organización del proceso docente educativo para el alumno ayudante, en caso necesario, de modo que disponga de mayor tiempo para realizar las tareas previstas en su plan de trabajo.
  • Modificar el plan de estudio de los alumnos ayudantes a partir de la propuesta de los decanos, para adicionar, suprimir o sustituir asignaturas o disciplinas del plan de estudio que cursa, en aras de lograr la formación necesaria para la labor que realiza.
  • Aprobar la modificación del tiempo de estudios, de modo que el alumno ayudante pueda graduarse en un plazo menor que el establecido, para aquellos casos en que el plan de formación establece un tiempo mínimo determinado para graduarse. Se tendrá en cuenta para dicha aprobación el aprovechamiento demostrado, las tareas que cumple como alumno ayudante, las opiniones del profesor designado para su atención y la de las organizaciones estudiantiles.

SEGUNDO: Quedan derogadas la Resoluciones Ministeriales No. 269 de 24 de octubre de 1991; No. 17 de 16 de febrero de 1998 en sus capítulos I, VIII, IX y XII; No. 41 de 15 de abril de 1998; No. 106 de 13 de julio de 2005 en los capítulos  I, II, VIII, IX, X y XI; No. 108 de 13 de julio de 2005; No. 02 de 25 de enero de 2006;  y demás disposiciones en cuanto se opongan a lo dispuesto en el presente Reglamento.

TERCERO: Facultar a los jefes de los organismos de la Administración Central del Estado con centros de educación superior adscritos para dictar normas complementarias que permitan adecuar el contenido del presente Reglamento a las características particulares de las carreras.

CUARTO: El presente Reglamento entra en vigor a partir del 3 de septiembre de 2007.

Publíquese la presente Resolución en la Gaceta Oficial de la República.

DADA en La Habana, a los  31  días del mes de julio  del 2007. “Año 49 de la Revolución”.    

(Fdo.) Dr. Juan Vela Valdés, Ministro de Educación Superior.

Lic. Jorge Valdés Asán, Jefe Departamento Jurídico. Ministerio de Educación Superior.

CERTIFICO: Que la presente es copia fiel y exacta del original de la Resolución No. 210, firmada a los     31 días del mes de julio del 2007 por el Ministro de Educación Superior y que obra en los archivos a mi cargo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contáctenos

Usted puede llamar al: +53 (22) 631832

Nuestro correo es  webmaster@uo.edu.cu

 

Boletín de Noticias

Suscríbase y obtenga las últimas actualizaciones, noticias y más ...