Solapas principales

Licenciatura en Educación. Agronomía

 

La enseñanza de la agropecuaria en Cuba, tiene su génesis en los intentos de Ramón de La Sagra que se materializaron en 18241 con la apertura y funcionamiento en los terrenos del Jardín Botánico, de una Escuela “donde además de la Botánica se enseñara prácticamente a mejorar el cultivo de los frutos primeros y más comunes de la isla”2. En 1855 se crea en La Habana la escuela de agrimensores y maestros de obras, y la de agricultura y veterinaria en 1860. Los docentes de estas escuelas estaban a cargo de los profesores de la Escuela General Preparatoria. Sin embargo no es hasta el año 1909 que se promulga una ley que determina la creación de 6 Granjas Escuelas en las capitales de provincias, las cuales se establecen entre 1912 y 1917. Estos centros contaban con una capacidad aproximada de 30 alumnos, el plan de estudios era de 2 años y anualmente egresaban un máximo de 15 estudiantes.

En el año 1937 estos centros se transforman en escuelas provinciales de agricultura, ampliándose la duración de los estudios a 3 años y aumentando su capacidad a 60; comenzó entonces la formación de los maestros agrícolas, que tenían una fuerte preparación técnica y práctica, fundamentalmente dirigida a la producción vegetal, el uso y manejo del suelo, así como a conocimientos básicos sobre industria rural y elementos de ganadería. Durante el período neocolonial los docentes para estos centros provenían de las propias instituciones y graduados de nivel superior en carreras afines. Este es el panorama que tenía el país al triunfo de la Revolución en 1959, en lo que respecta a la preparación de fuerza calificada para la agricultura.

En 1964 debido al éxodo masivo de profesores al triunfo de la Revolución y al comienzo de la masificación de la educación en el país como continuidad de la campaña de alfabetización, se creó el Centro de Estudios Dirigidos de Ciencias Agropecuarias (CEDCA), a partir de una idea de Fidel Castro Ruz.

Al mismo tiempo, se crean los institutos tecnológicos Como parte del proceso de desarrollo de la formación de profesionales de nivel medio en las especialidades agropecuarias, en 1967 se crea el Consejo del Plan de la Enseñanza Tecnológica de Suelos, Fertilizantes y Alimentación del Ganado, y surgen nuevas especialidades (Suelos, Fertilizantes y Alimentación del Ganado, Veterinaria, Inseminación Artificial, Cítricos, Café, Forestal, entre otras).

Entre los años 1969 y 1972, un grupo de especialistas estudió las diferentes alternativas que podrían utilizarse para la formación de profesores de especialidades técnicas que impartirían docencia en los centros politécnicos del país. En Julio de 1972, se constituyó la dirección del Instituto Pedagógico de la Educación Técnica y Profesional (IPETP), quedando oficialmente instaurado el 2 de Julio de 1973 mediante la Resolución Ministerial No. 210 del MINED.

El IPETP inició sus actividades docentes con un grupo de alumnos que eran profesores en ejercicio de distintas especialidades en los institutos politécnicos, los cuales no disponían del título idóneo, alcanzando con el plan de estudios de tres años la calificación de Profesores de Nivel Medio Superior. A esta modalidad se le llamó “planes de titulación”.

En el curso 1974 – 1975, se elaboraron planes de estudios para el ingreso de estudiantes seleccionados de los institutos tecnológicos que concluían su penúltimo año de técnico medio, integrándose al denominado Destacamento Pedagógico de la ETP, los cuales, en 4 años egresaban como Profesores de Nivel Medio Superior. Ya en esos momentos, los cursos para trabajadores se realizan mediante encuentros, denominándose Curso Regular por Encuentros (CRE).

Posteriormente, en el curso 77-78, con la creación de la red de institutos superiores pedagógicos por el Ministerio de Educación, el IPETP pasa a constituirse en el Instituto Superior Pedagógico para la Educación Técnica y Profesional (ISPETP) y como tal, respondió a las necesidades de formación de profesores para la mayoría de las especialidades de la Educación Técnica y Profesional de todo el país, iniciándose con los planes de estudio A de licenciatura en Educación, con una duración de cuatro años.

En el proceso de perfeccionamiento de este nivel superior, en 1982 se ponen en vigor los planes de estudio B, pasando la formación a 5 años y un reajuste de las carreras, en los cuales se concibe de forma más coherente un nuevo sistema de formación práctico docente.

A finales de la década de los 80, un nuevo proceso se ejecuta, dando lugar a los planes de estudio C, puestos en vigor en 1990, aunque en 1992, a partir de un diagnóstico de la preparación con que se estaban formando los docentes, se produce una adecuación sucesiva de dichos planes, con el objetivo de reforzar los principios y objetivos de dicha formación.

En años posteriores se produce la descentralización del ISPETP como centro de carácter nacional y la formación de profesores para la Educación Técnica y Profesional, la asumen también el resto de los institutos superiores pedagógicos del país, aunque permanece como el centro rector metodológico de esta enseñanza.

Los progresos de la Revolución, introducen nuevos cambios que se comienzan a aplicar desde el año 2000, en el marco de la Batalla de Ideas. El inicio de la universalización de la educación superior (2002) significó una nueva transformación en el modelo de formación docente, en que los estudiantes realizaban al menos un año de preparación intensiva en la sede central de los Institutos, que los habilitaba para insertarse en el siguiente curso en las escuelas, desde las cuales, bajo el concepto de micro-universidad eran atendidos por tutores y los colectivos pedagógicos de estos centros, a la vez que continuaban su formación universitaria en las sedes municipales pedagógicas.

En etapas posteriores una valoración integral de la situación existente determina la necesidad de analizar modificaciones sustanciales en el sistema de formación docente para los diferentes niveles de enseñanza, teniendo en cuenta la experiencia histórica y las nuevas condiciones en que se desarrolla la educación en nuestro país, lo que conllevó a la elaboración de los planes de estudio D y la determinación de modificaciones necesarias. A diferencia de los planes anteriores este permitió mayor flexibilidad de su currículo a partir del diseño del currículo propio y optativo electivo dándole a cada universidad la posibilidad de incluir contenidos necesarios para el desarrollo de su territorio.

El actual plan de estudio E responde a una nueva concepción curricular dirigida por el MES y fomentado por el proceso de integración de las Universidades de Ciencias Pedagógicas a las Universidades ya existentes en este ministerio, a partir de concentrar la formación del nivel superior en cuatro años de formación, desde la vinculación armónica y coherente del pregrado, la preparación para el empleo y la formación postgraduada, teniendo en cuenta los principios de la unidad entre la educación y la instrucción, la vinculación del estudio con el trabajo como principio pedagógico y la unidad dialéctica de la teoría con la práctica en el proceso de formación profesional para la Educación Técnica y Profesional.

 

 

 

 

Contáctenos

Usted puede llamar al: +53 (22) 6011 86 o al +53 53146647

Nuestro correo es  webmaster@uo.edu.cu

 

Boletín de Noticias

Suscríbase y obtenga las últimas actualizaciones, noticias y más ...