26 de Julio de 1953: preludio de libertad

El 31 de diciembre de 1953, en una carta desde el presidio de Isla de Pinos, el joven abogado Fidel Castro evocaba los instantes de mayor emotividad, vividos por él, en el año en que redimió al Apóstol, junto a un grupo de lo mejor de la juventud cubana.