¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado…

A cada instante recordamos a quienes dieron sus vidas por la Revolución Cubana; pero el 30 de julio, en especial, es la fecha designada para honrar la memoria de todos ellos. Su entrega noble y desinteresada hizo posible la realización de los sueños presentes.