LICENCIATURA EN EDUCACIÓN. ESPAÑOL LITERATURA

Facultad: Humanidades
Calificación: Licenciado en Educación
Certificación: Avalada
Modalidad: Presencial – Curso Diurno (4 años)
Semipresencial – Curso por Encuentros (4 y 5 años)

Plan E

Modelo del profesional
Objetivos generales
El Modelo del profesional, como representación del ideal que deben alcanzar los egresados de esta carrera, aspira a que el estudiante sea capaz de:

Demostrar con su ejemplo y actuación diarios el dominio de contenidos lingüístico-literarios, de métodos de trabajo metodológico y científico, así como de los principios y normas de la ética profesional para desempeñarse como los maestros de Español-Literatura que constituyen las mejores experiencias pedagógicas de nuestro país. Conducir el proceso pedagógico y, en particular, dirigir el de enseñanza-aprendizaje de la asignatura Español-Literatura, en función del desarrollo cultural en los educandos y de sus
actitudes revolucionarias, patrióticas, cívicas, solidarias, antimperialistas y de amor al trabajo, acordes con la política educacional del Partido Comunista de Cuba y del Estado cubano. Utilizar con originalidad y creatividad el sistema didáctico que permita su aprendizaje y el desarrollo de sus capacidades para autoevaluar adecuadamente sus propios procesos: avances y resultados del desarrollo intelectual, afectivo, moral y social. Dominar la lengua materna y su importancia en la cognición y en la comprensión de lo que se lee o escucha; en hablar correctamente y en escribir con buena ortografía, caligrafía y redacción coherente, que le permita servir como modelo lingüístico en su quehacer profesional y cotidiano. Utilizar el valor estético, ético y político-ideológico de los contenidos propios de la lengua y la literatura en la formación integral de la personalidad de sus estudiantes. Integrar en las tareas académicas, investigativas, laborales y extensionistas los conocimientos lingüísticos y literarios. Revelar en su personalidad cualidades como: el respeto y cuidado del idioma como herramienta y expresión de la identidad cultural cubana, y el ser un buen lector, sensible y reflexivo de todo tipo de textos y, en particular, de los literarios. Integrar las tecnologías de la información y las comunicaciones al proceso de formación profesional. Orientar, con las organizaciones estudiantiles e instituciones culturales, la formación integral de adolescentes, jóvenes y adultos, como contribución al desarrollo de su vocación, según las necesidades de la sociedad, para una vida personal y social responsable, mediante actividades en el grupo, en la escuela y en la comunidad, desde las que se ejerza un sistema de influencias educativas coherentes. Interactuar con la familia de los educandos para que cumpla el papel protagónico en la formación integral de sus hijos y establezca relaciones de cooperación, a fin de que se fortalezca el sistema de influencias educativas que le corresponde. Utilizar métodos y formas de trabajo, propios de la actividad científica, para dar solución a los problemas que surjan en la conducción del proceso educativo y en la dirección del de enseñanza-aprendizaje de Español-Literatura. Elevar de modo permanente su preparación ideológica, política, económica, jurídica, científica, ambiental y cultural, incluyendo el uso de la lengua extranjera, de acuerdo con las necesidades personales y sociales, teniendo en cuenta el progreso científico y el dominio de las tecnologías de la información y las comunicaciones, para la conducción de la formación integral de sus educandos.

Objeto de trabajo
El objeto de trabajo es la dirección del proceso de enseñanza aprendizaje de la lengua española y la literatura en la que se concentra la labor que desarrolla el profesor.

Modos de actuación
El modo de actuación profesional del educador de esta carrera comprende la educación de los adolescentes, jóvenes y adultos que acceden a la educación media básica, y media superior. Ellos asumen la responsabilidad de dirigir el proceso de enseñanza-aprendizaje encaminado a la formación integral de la personalidad, por medio de los contenidos lingüísticos y literarios, y la coordinación, desde la escuela, de las influencias educativas y socioculturales de la familia y la comunidad.

Campos de acción
Los campos de acción de este profesional son las ciencias literarias y lingüísticas que se articulan y concretan en las ciencias pedagógicas, integración que emerge como fundamento teórico de esta profesión para realizar una labor eficiente en las esferas de actuación constituidas por los diferentes tipos de instituciones de los niveles de secundaria básica, preuniversitario, técnica y profesional, de adultos y las escuelas–pedagógicas.

Esta entrada fue publicada en . Guarda el permalink.